jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Lanús | 12 feb 2024

EL SUFRIMIENTO DE LAS VÍCTIMAS

Los vecinos, rehenes de la pelea entre Kravetz y Álvarez por la inseguridad

El funcionario del PRO sigue proponiendo el choque político. Los dos dirigentes se cruzaron por un operativo policial en Villa Jardín. CABA y Lanús en una disputa por el delito que terminan padeciendo los vecinos. El intendente despidió empleados de Kravetz. La Cámpora es el leitmotiv para los macristas. ¿Por qué aparece la ONG Argentina Segura?


Por: Ricardo Carossino

En una escalada de acusaciones y virulencias políticas entre el PRO y Unión por la Patria, el Municipio de Lanús (más exactamente sus ciudadanos) parece haber quedado como rehén de una disputa política que eligió el territorio de la inseguridad para medir sus fuerzas, apenas empezado la nueva gestión del actual intendente Julián Álvarez.

La última novedad de una serie de hechos que venían preanunciado este choque, es el cruce que se produjo en Villa Jardín donde dos operativos policiales se cruzaron en la noche del sábado en el territorio de Lanús y Álvarez apuntó de manera directa a Diego Kravetz como impulsor de una violación de jurisdicciones.

Allí llegó Álvarez y su secretario de Seguridad, Sebastián Castillo, con patrulleros de la policía bonaerense, y encontraron una consigna de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, del lado de la Provincia y no de CABA. Esto produjo la interpelación del intendente a los agentes apostados quienes explicaron que fue la orden que había emanado del Ministerio porteño de Seguridad.

Estos y otros sucesos previos como un amotinamiento de la Policía Ciudadana en la Municipalidad terminan generando un malestar innecesario en la población del Municipio que ve cómo la política local elige un terreno demasiado sensible para dirimir el poder mientras los familiares de las víctimas de la inseguridad aún no terminan de llorar a sus muertos que fueron cuatro durante enero.

En el medio, la situación social no ayuda, mientras el presidente Javier Milei apuesta a la escalada de violencia política acusando a toda la oposición de corruptos y delincuentes, Patricia Bullrich sueña con una fuerza armada represiva y la inflación destroza la esperanza de la gente de tener una vida digna. ¿Alguien piensa en los lanusenses? ¿Algún lanusense extrapartidario le cree a alguno de los dirigentes locales?

Esta absurda pelea está dada entre una oposición débil que sigue en caída libre, con sus principales referentes derrotados electoralmente (Kravetz y Néstor Grindetti) refugiados bajo el ala de Jorge Macri y Julián Álvarez, un intendente que responde a Máximo Kirchner con lo cual ha quedado aislado en la zona, salvo por sus contactos con Mayra Mendoza su par de Quilmes, sin tener tarjeta de invitación a la mesa grande de los intendentes de la Tercera que conduce Jorge Ferraresi.

Previamente a este cuento de compraditos que se debaten en un duelo de límites como en el Lejano Oeste, la gente del municipio tuvo que asistir a un ridículo amotinamiento del personal de Seguridad Ciudadana luego de que el intendente diera un aumento de sueldo del 95%. Esto derivó en el señalamiento de Kravetz como gestor de la idea y el posterior despido de 25 involucrados en el motín con denuncia penal contra siete de los mismos.

Incluso, se supo que desde uno de los teléfonos de los denunciados habrían salido los mensajes a grupos de vecinos alertando sobre el cierre del sector. Fue hace tres semanas, precisamente cuando se había corrido el rumor de que esta dependencia iba a cerrar sus puertas con lo que el PRO activó inmediatamente su protocolo proselitista para atacar al joven Álvarez, incluso el rumor caló en el HCD y la UCR presentó un pedido de informe sobre el rumor.

Fue el presidente del Concejo Deliberante, Agustín Balladares quien acusó a quienes participaron de la protesta de ser “militantes de Diego Kravetz” y le pidió “a Néstor Grindetti y el macrismo porteño que respete la voluntad de los vecinos que en octubre eligieron a Álvarez para gobernar Lanús”.

Kravetz (el hombre que quería salir armado a cazar ladrones) también estuvo presente en una polémica por el robo de un vehículo del actual secretario del HCD local, Gabriel Sandoval.

Según el ex concejal del Frente de Todos, delincuentes sustrajeron su vehículo en el centro de Lanús y la policía local comenzó a perseguir a los delincuentes, pero al llegar por el Puente Pueyrredón a los límites con CABA, la policía de la Capital les indica a los bonaerenses que deben cortar la persecución por orden la de fiscalía. Según Sandoval, hubo “una evidente intención de utilizar políticamente el suceso”.

El otro dato curioso es la aparición de un supuesto experto propietario de una Fundación que lleva un portentoso sello amarillo de origen, pero que se presenta como independiente y envía “informes y relevamientos” a los medios de comunicación sobre la inseguridad.

Fernando Cabrera, ex funcionario de gobiernos de macristas, preside de la Fundación Argentina Segura, y presenta a los medios de comunicación “un informe sobre los puntos críticos de Lanús”. Esta ONG marca zonas calientes que cualquiera puede deducir con sólo leer las noticias y hace pedidos al intendente como “la implementación de corredores seguros, aplicar más cámaras y la participación vecinal”.

Tanto Cabrera que fue subdirector de la Jefatura de Gabinete de Lanús como Natalia Ventura que estuvo en la Secretaría de la Jefatura de Gabinete, se presentan como titulares de la ONG preocupada por la seguridad de los lanusenses, han trabajo para el gobierno de Néstor Gridetti, Horacio Rodríguez Larreta y son los dueños de un sello político que alentó la candidatura de Kravetz:  Compromiso lanusense.

Por lo que evaluaron las fuentes de Unión por la Patria consultadas por Política del Sur, ante el encadenamientos de hechos políticos y mediáticos, el PRO ha lanzado quizás de manera inorgánica una serie de aproximaciones a una política de desgaste del intendente de Lanús en la materia en la que mejor diagrama sus relatos: la inseguridad, frente a Álvarez que parece dudar a la hora de mostrarse operativo en esta área porque como miembro de La Cámpora, su terreno discursivo es el relato la intervención del Estado. Habrá que ver cuál pesa más para los lanusenses.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias