lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº1958

Sociedad | 15 feb 2024

LA LUCHA CONTRA MILEI

Izquierda vs PJ: ¿Quién gana la calle frente a un gobierno antipopular?

El peronismo se resguarda. La CGT atiende su juego. Alberto, Sergio y Cristina no aparecen. Una parte de la población quiere protestar. Grabois intenta encausar ese reclamo. La izquierda ya se organizó y presentó su plan de lucha, con centro en Parque Saavedra, separados del conurbano. Los puntos salientes del plan de lucha.


Por: Ricardo Carossino

Si bien desde el peronismo han planteado la oposición a Javier Milei en el Congreso de la Nación, fuera de ese ámbito, la dirigencia más importante se alejó de las luces de la marquesina. Por un lado están los diputados, por el otro la CGT que activó la primera gran convocatoria contra el DNU y la reforma laboral y los gobernadores que deben gobernar y salvar las papas del fuego para no incendiar relaciones con Nación mientras pelean la coparticipación.

Alberto Fernández vive en Madrid, pero nadie lo visita como a Perón y todos le piden que devuelva el PJ que le prestaron mientras estuvo en la Rosada. Sergio Massa se retiró a cuarteles de invierno y por el momento se mantiene lejos de los medios. Cristina Fernández reflexiona en la Patagonia sin involucrarse mucho tampoco con La Cámpora que cada vez pierde más poder.

Política del Sur consultó una fuente del peronismo bonaerense. El dirigente que trabajó junto a un ministro de Kicillof, no dudó en criticar al movimiento. Fue tajante: “Si el peronismo no reacciona estamos en verdaderos problemas para adelante”.

Precisamente lo que se está planteado en el peronismo, sobre todo de la Provincia de Buenos Aires es impulsar el liderazgo de Axel Kicillof, avalado por intendentes, pero el problema para el gobernador es el dinero para gobernar porque difícilmente los bonaerenses quieran una gestión de resistencia política. Por lo tanto, el éxito de la administración del Estado como contraparte del libre mercado será más importante para Kicillof que la lucha en las calles.

En ese contexto, y en busca de una identidad renovada sin La Cámpora y con “nuevas canciones”, queda un lugar vacante y es la organización de la lucha en las calles, aunque algunos dirigentes peronistas como Juan Grabois intenten activar esa iniciativa con el sueño de un peronismo ganando el espacio público, aunque no tengan un líder que los empuje, como es norma en el movimiento.

A juzgar por la foto actual, sacando a la CGT que activa según sus intereses políticos y gremiales, la lucha por las calles está siendo ganada por la izquierda que moviliza embanderada a Plaza Congreso y enfrenta el protocolo antipiquete de Patricia Bullrich que brilló por su ausencia en la convocatoria de los gordos.

Recordando a las asambleas y el sueño de una política horizontal que se gestó allá por diciembre de 2001 que parió la FRENAPO y que después, vale decirlo, las deglutió Néstor Kirchner con sus banderas progresistas, ahora la izquierda renueva el sueño ante la falta de un líder con las características de los Kirchner.

Pero cómo ve la izquierda esta foto del peronismo. Un dirigente del Polo Obrero opinó para este medio y analizó este escenario. De acuerdo a su visión y la de muchos dirigentes de izquierda, la CGT congeló la acción luego del paro del 24 de enero. Esa parálisis, dice, se extendió a la centroizquierda sindical y la Utep (de Garbois) que no movilizaron al Congreso. Para el Polo Obrero esa ausencia “es un enorme aval a que el gobierno siga avanzando en su política antiobrera”.

En ese contexto, autodenominados sindicatos combativos, las viejas asambleas populares, los movimientos piqueteros, las organizaciones de izquierda, ambientales, de mujeres y diversidades, estudiantiles y de derechos humanos votaron un plan de lucha contra los planes de Milei.

Auto percibidos como “protagonistas de las históricas jornadas en Congreso contra la Ley Ómnibus”, estas organizaciones realizaron una reunión de coordinación para continuar la pelea contra Milei.

Entre las principales resoluciones estuvo continuar la exigencia de paro general a la CGT y las CTA, comenzar a preparar la columna del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia del 24 de marzo, impulsar el cacerolazo educativo votado en Filosofía y Letras. También la realización de un encuentro nacional de trabajadores ocupados, desocupados, asambleas populares, de la cultura, organizaciones políticas, ambientales, de mujeres y diversidades, de jubilados, estudiantiles y de derechos humanos.

La reunión de sindicatos combativos, asambleas populares, movimientos piqueteros, organizaciones de izquierda, ambientales, de mujeres y diversidades, estudiantiles y de derechos humanos realizada en la sede del SUTNA el 8/2 discutió las siguientes propuestas:

• Impulsar la movilización al consejo del salario mínimo en reclamo de un salario igual a la canasta familiar, el jueves 15 de febrero.

• Seguir reclamando un plan de lucha nacional a la CGT y las CTAs contra el plan Milei. Las asambleas populares realizarán a tal efecto un cacerolazo el 16 de febrero.

• Rechazar la represión y criminalización de la protesta y en este sentido participar de la radio abierta el miércoles 14/2, 11 hs. Ante la audiencia de partes convocada en Comodoro Py entre la diputada Cele Fierro y la ministra Patricia Bullrich cuestionando el Protocolo Anti-Protestas. Comenzar a preparar una gran columna con el EMVJ en la movilización del 24 de marzo.

• Proponer una movilización unitaria y masiva y luego un cacerolazo para el 1ro de marzo a Plaza Congreso.

• Impulsar el cacerolazo educativo votado por la asamblea del Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras, el miércoles 21/2, desde Puan 480 en CABA.

• Proponer un encuentro/plenario/asamblea nacional de trabajadores ocupados, desocupados, asambleas populares, de la cultura, organizaciones políticas, ambientales, de mujeres y diversidades, de jubilados, estudiantiles y de derechos humanos impulsando el debate en todas las organizaciones sobre fecha y modalidad.

• Impulsar una nueva reunión de coordinación el 23 de febrero en Ademys para resolver las acciones a seguir. Entre ellas, la convocatoria a una movilización masiva y unitaria el 1º de marzo en ocasión de la apertura de sesiones. Y para definir la convocatoria al encuentro/asamblea/plenario.

Lejos de los barrios del conurbano, la izquierda propuso además que las próximas reuniones se lleven a cabo en Parque Saavedra.

• Repudiar las amenazas a Eduardo Belliboni por parte del presidente de la Nación. Solidaridad y apoyo a la denuncia de Matias Aufieri, abogado del Ceprodh herido de un balazo en el ojo en Congreso. Abajo todas las causas por luchar.

• Apoyar todas las luchas que se vienen desarrollando entre los trabajadores, como la lucha contra los despidos en Bridgeston.

• Rechazar el intento de derogar el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y en ese sentido preparar una gran columna para la movilización del 8 de marzo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias