jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Provincia | 9 feb 2024

Panorama centenario

El radicalismo bonaerense busca refrendar a Suescun al frente de la liga de intendentes

Los alcaldes correligionarios llevarán adelante una cumbre estival en Tandil donde buscarán institucionalizar el liderazgo del rauchense al frente de los jefes comunales boina blanca. El manismo podría pulsear con el abadismo en la elección de autoridades partidarias.


Por: Federico Cedarri

El radicalismo bonaerense enfrenta un proceso de reconfiguración de sus objetivos luego del divorcio forzado con el PRO por las indisimulables diferencias de criterios en la relación con el gobernador Axel Kicillof.

Los centenarios prefieren mantener un contacto institucional con el Gobernador y continuar negociando estrechamente a través del foro de intendentes radicales que ha representado el canal de diálogo con el Palacio de calle 6.

Si bien Kicillof esboza la posibilidad de conformar una alianza táctica en la Legislatura con los radicales y libertarios disidentes para aislar al PRO,  fuentes ligadas a los bloques centenarios institucionales desechan esa posibilidad. “Seguiremos siendo oposición tanto al gobierno de Milei como al de Kicillof, eso lo dijimos desde el primer día y nuestro camino es inalterable”, destacó a PDS un legislador boina blanca enojado por quienes buscan mostrar a los centenarios como amanuenses del Gobernador .

Para desmarcarse de ese mote, desde el bloque del Senado que integra el radicalismo con el monzonista Marcelo Daletto piden la declaración de la emergencia en materia sanitaria, económica y financiera del IOMA.

Los legisladores centenarios denuncian atrasos en el pago de la obra social de los empleados bonaerenses a las distintas federaciones de médicos que están provocando el corte del servicio para los afiliados en algunos distritos importantes del interior como Mar del Plata y Tandil.

Los alcaldes correligionarios se reunirán la próxima semana en la ciudad serrana donde el líbero, Miguel Lunghi, recibirá a sus pares y oficiará de anfitrión de un encuentro en el que los jefes comunales buscarán establecer una hoja de ruta para un año que amenaza con asechanzas constantes.

Los intendentes deberán refrendar el liderazgo del rauchense Maximiliano Suescun que por ahora encabeza la liga de jefes comunales de manera interina en reemplazo de Miguel Fernández que se abocó a la campaña donde acompañó en la fórmula para la gobernación al amarillo Néstor Grindetti.

Suescun mantiene una relación cordial con Kicillof y ostenta un fuerte consenso en torno a su figura lo que lo convierte en el candidato principal para quedarse formalmente a la cabeza del grupo de alcaldes que tienen la misión de negociar con el oficialismo provincial.

Los jefes comunales radicales muestran su preocupación por la retracción de la actividad económica en sus distritos y la consecuente baja de la recaudación, ante esa circunstancia también reclaman que los recursos provinciales que componen el fondo para obras pautado con Kicillof para acompañar la Ley Fiscal y endeudamiento lleguen en tiempo y forma.

Vale la pena aclarar que los legisladores centenarios lograron que se incluya una clausula de actualización por inflación de los fondos para trabajos de infraestructura con la intención de no descapitalizarse y poder continuar con las obras. “Esperemos que no tengamos que peregrinar a La Plata para pedir que nos paguen las actualizaciones”, ruega ante PDS otro legislador radical que responde a un intendente.

Asoma pelea por la conducción bonaerense

El partido centenario debe renovar su autoridades en este 2024 y su actual titular y senador nacional, Maximiliano Abad, ya avisó que no piensa ir por la reelección por lo que la lucha interna por la sucesión del marplatense recrudecerá con el transcurso de los meses venideros.

Si bien Abad mantiene un férreo control sobre los intendentes radicales dialoguistas, se ha generado en el espacio centenario una grieta que se hizo visible en la provincia de Buenos Aires y que tiene como referente al diputado nacional Facundo Manes y su alter ego Pablo Juliano.

Al neurólogo responde el bloque radical disidente en la Cámara Baja provincial que conduce el turco Claudio Franjul y que se agrupa con los legisladores sueltos de la Coalición Cívica, Maricel Etchecoin y Luciano Bugallo.

Estos movimientos separatistas dentro del rancho centenario pueden estar marcando que el abadismo podría llegar a tener un contendiente de fuste en la pelea por la conducción partidaria.

Habrá que visualizar si el mismo Facundo Manes decide jugar directamente en la interna por la conducción partidaria o manda a la cancha a Juliano o a su hermano Gastón Manes.

No obstante, el abadismo que tiene atada a la liga de alcaldes bonaerenses y maneja un aceitado acuerdo con el sector de Evolución, que en la provincia tiene como principal operador a Pablo Dominichini, no se amilana y buscará seguir conduciendo institucionalmente el partido centenario.

En ese menester se comienza a manejar el nombre del trenquelauquense Miguel Fernández que es apuntalado por los jefes comunales centenarios.

En tanto, el senador nacional Maximiliano Abad preferiría que lo sucediera otro coterráneo, empuja al senador provincial marplatense Ariel Martínez Bordaisco para suplantarlo en el principal sillón correligionario bonaerense.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias