jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Sociedad | 6 feb 2024

CIENTOS DE PERSONAS EN CAPITAL HUMANO

Francisco espera a Milei que llega con un 40% de pobreza: todos observan si le bajará o levantará su pulgar

La ministra Pettovello cometió un error político. Las organizaciones sociales no perdonaron la improvisación. Desde LLA ya la criticaron. Adorni salió a bancar la parada. Con esta polémica, Milei va al Vaticano. Cuál fue la advertencia que el Papa le mandó al Presidente a través de la Conferencia Episcopal. Crece la tensión social y no parece haber capacidad para evitarla.


Por: Ricardo Carossino

En medio de cifras alarmantes de pobreza en la Argentina, el presidente Javier Milei irá a ver al jefe de la Iglesia Católica, el papa Francisco. El líder de La Libertad Avanza llegará al Vaticano con varias polémicas sociales y con una pesada mochila: según el INDEC, cargará el 40% de pobreza.

Esta cifra se alcanzó durante el 2023 con Alberto Fernández en el gobierno. De este modo, si se proyectan los números de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) a todo el país, la pobreza alcanzó a 18,5 millones de personas. De ese universo, 4,3 millones son indigentes, es decir no llegan a cubrir con sus ingresos una Canasta Básica Alimentaria (CBA).

Pero ayer el Gobierno amaneció con una sorpresa porque hubo una concentración de personas, que se desarrollaba en la esquina de Juncal y Carlos Pellegrini de la Ciudad de Buenos Aires. Estas personas se congregaron desde temprano en reclamo de una respuesta ante la “emergencia alimentaria”.

De esta manera se presentará el próximo 12 de febrero ante Francisco que hace apenas tres meses habló de la pobreza en duros términos: “La condición de hambre y desnutrición que hiere gravemente a tantos seres humanos es el resultado de un inicuo cúmulo de injusticias y desigualdades que deja a muchos tirados en la cuneta de la vida y permite que unos pocos se instalen en un estado de ostentación y opulencia”. En esa línea, el Papa agregó que “es un insulto que debería sonrojar a toda la humanidad”.

La pregunta es: ¿se sonrojará Milei? Si Francisco se guiara por las noticias de hoy en torno a los reclamos en el Ministerio de Capital Humano, quizás el Presidente de la Argentina no sienta mucha vergüenza ante el santo padre.

Claramente, ante la inexperiencia y la improvisación, hubo un grave error político. Hace unos días atrás la ministra de esa cartera, Sandra Pettovello, desafió a las organizaciones sociales que se movilizaron y rechazó hablar con los referentes, pegando por el costado más facil: "Son los referentes lo que usan a la gente". 

Es de manual para cualquier dirigente político profesional que no se puede expresar lo que la ideología y la emoción manda cuando se detenta el poder y que cada palabra tiene que ser pesada antes de lanzarla, pero este Gobierno carece por completo de profesionalismo y eso está quedando muy expuesto. Esto es algo que maneja de manera excelente, precisamente la Iglesia Católica.

De inmediato, al oír semejante frase con un alto deterioro de la empatía, Rodolfo Eiben, parlamentario del Parlasur por La Libertad Avanza, cuestionó a la ministra que decidió atender en una mesita “de a uno”, únicamente a los manifestantes “con hambre”.

“Tienen que pensar un poquito más allá del AMBA, hay que pensar en los problemas acuciantes que tienen hoy las provincias. El resto del país tiene problemas y el resto del país fue el que le dio el triunfo a este gobierno y a un anterior gobierno que se decía liberal”, cuestionó el titular del Partido Demócrata en Córdoba.

Precisamente, según la Encuesta de Hogares, en los partidos del Gran Buenos Aires la pobreza alcanza un 47%, pero no obstante, los niveles más altos de pobreza se registran en Gran Resistencia -Chaco- (60,3%), seguido por Concordia -Entre Ríos- (58,3%), Gran San Luis (47,3%) y Santiago del Estero (46,6%).

En medio de semejante afirmación, Francisco le envió una misiva indirecta a Milei antes de que suba al avión que lo llevará primero a Israel y luego al Vaticano. Fue la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) quien le advirtió que “cientos de miles de familias” en el país tienen problemas para “alimentarse bien”, al tiempo que afirmó que “la comida no puede ser una variable de ajuste”.

Luego de las declaraciones de Pettovello y de las advertencias desde adentro y desde afuera que recibió el gGobierno nacional, ayer empezó la primera semana de febrero con decenas de personas formando fila frente al Ministerio de Capital Humano en reclamo de alimentos.

Tuvo que salir el vocero presidencial, Manuel Adorni a contestar, tanto a las organizaciones sociales como a la Iglesia Católica al asegurar en primer término que la “asistencia a los comedores comunitarios nunca va a ser recortada” y dijo coincidir con la CEA, que pidió que “la comida no sea una variable de ajuste”.

Por otra parte, salió a sacar las papas del fuego para salvar a Pettovello y dijo que la ministra no recibirá a las personas que concentraron allí: “La ministra no los va a recibir porque jamás los ha convocado”, afirmó.

Desde esta columna de Política del Sur se viene señalando que estas son imágenes que tienen que ver desde 1984 a la fecha con situaciones de finales de relatos, de gobiernos que terminan en este tipo de protestas, pero que es la primera vez que un gobierno empieza de esta manera, lo que le produce un desgaste apresurado, incluso, sin tener el resguardo de una fuerza política con gobernadores, intendentes y legisladores que lo puedan sostener.

Como opinó un legislador del PRO a Política del Sur: “No sé cuánto tiempo se le va a dar a Milei. Se le da la Ley Ómnibus y no mucho más. Quería la herramienta, se la dimos, pero de acá en más estará solo”.

Mientras tanto, y ante la cola de gente para ver a Pettovello, la respuesta del Ministerio es que pondrá fin a la intermediación de las organizaciones sociales y dará el dinero para la compra de alimentos directamente a los comedores y a los beneficiarios que lo soliciten.

Según aseguran desde Capital Humano, antes de que Milei vuele al Vaticano, “desde el Gobierno aumentaron un 75% las transferencias de dinero a los comedores y se duplicará la asistencia de recursos, con el fin de comprar alimentos de forma directa y sin intermediarios”.

Ahora lo que el mundo estará observando es la reacción de Francisco frente a Milei. El jefe de la Iglesia Católica es un hombre que entiende de gestos y sabe que una breve imagen de su cara frente al Presidente lo expresará todo: su aprobación o su rechazo. Para eso lo está esperando, para levantar o bajar su pulgar, el pulgar de quien según el libertario “es el representante del maligno en la tierra”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias