jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Gremiales | 1 feb 2024

CRISIS DE INGRESOS

El pico inflacionario de diciembre “pulverizó” el salario mínimo, alerta reciente informe

Según el Centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores, en el último mes del 2023 el ingreso base perdió casi 15 puntos, una tendencia que se viene profundizando desde hace años. Para frenar esta situación, las centrales obreras intimaron al Gobierno para que convoque al Consejo del Salario.


Por: Diego Lanese

En diciembre pasado, funcionarios de la flamante Secretaría de Trabajo adelantaron que en enero se iba a convocar al Consejo del Salario. Este instrumento tripartito define entre otras cosas el valor del mínimo, vital y móvil, que quedó muy afectado por el repunte inflacionario de los últimos dos meses. La cita entre los gremios y las empresas no se terminó de definir y muchas versiones indican que esta medida se retrasó como una represalia por el anuncio del paro nacional, que la CGT y las dos versiones de la CTA realizaron la semana pasada. En el medio de esta disputa, el ingreso mínimo se sigue deteriorando, lo que genera impaciencia en los gremios. A la par de esto, se conoció un informe que analiza el impacto del pico inflacionario en el sueldo base, que la dirigencia advierte que está cada vez más retrasado. Este trabajo destacó que la baja del mínimo es de casi 15 puntos en diciembre, lo que “pulverizó” su poder de compra. Ante esto, hubo intimaciones legales para que el Gobierno cumpla con su promesa de convocar al Consejo y mejorar este salario, que fija un piso de ingresos.

El informe del Centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores analizó cómo impactó el pico de inflación de diciembre del año pasado, empujado por la devaluación inicial de la gestión de Javier Milei, en el poder de compra del salario mínimo. El mismo se difundió para presionar a las autoridades laborales para que convoquen al Consejo del Salario, que debe mejorar el haber mínimo. En ese mes, destacó el reporte al que tuvo acceso Política del Sur, “tras el fuerte aumento en los precios, el salario mínimo se redujo en términos reales en 14,8 por ciento en un solo mes”, lo que hizo que quede “en un valor que resulta 25,9 por ciento más bajo que el de diciembre de 2019 y 42,9 por ciento más bajo que el del mismo mes de 2015”. Para el centro de análisis, “si no hubiese tenido lugar la pérdida real del salario mínimo a lo largo de los últimos 8 años, en el pasado mes de diciembre hubiese sido de 272.891 pesos. Ése es el valor que hubiera debido tener para no perder respecto de diciembre de 2015”. En la actualidad el ingreso es de 156 mil pesos mensuales, luego de la última actualización acordada en la reunión, que firmó una suba del 32 por ciento de manera escalonada.

“El salto en el nivel inflacionario a partir de la devaluación del mes de diciembre ha pulverizado el poder adquisitivo de los salarios en general”, dijo el trabajo de CIFRA, realizado por Mariana González. “Para cualquier persona asalariada cuya remuneración no se haya incrementado en diciembre, el aumento del IPC del 25,5 por ciento de ese mes implica una pérdida de poder de compra del 20,3 por ciento”, agregó. El salario mínimo no escapa a estas tendencias, alertaron, “lo que empeora el bajo valor real que venía teniendo en los últimos años”. En efecto, “durante el gobierno de Mauricio Macri perdió un 25 por ciento de su poder adquisitivo, y a ello se sumó una caída adicional del 10 por ciento durante el año de mayor impacto de la pandemia, que luego no fue recuperada”. “Dado que el incremento de precios ha venido siendo más alto para los alimentos que para el resto de los bienes y servicios y que esta tendencia se agudizó en el último mes de diciembre, la pérdida de poder de compra del salario mínimo resulta mayor cuando se contabiliza exclusivamente en alimentos: -36,8 por ciento respecto de diciembre de 2019 y -50,7 por ciento (más de la mitad) respecto del mismo mes de 2015”, recalcaron.

 

En cuanto a los datos actuales del salario mínimo, el trabajo de cifra muestra como esta caída estrepitosa del poder de compra afecta a los sectores más vulnerables de la población. “Los bajos valores del salario mínimo implican que no alcance siquiera para la adquisición de la canasta básica alimentaria correspondiente a una familia tipo”, recalcó el reporte. El costo de esa canasta recordó el centro “define el límite de la indigencia”, y con estos valores “fue 240.679 pesos en diciembre; es decir que los 156 mil pesos del mínimo sólo cubrieron el 64,8 por ciento de la misma”. En relación con la canasta básica total, que define la línea de pobreza y fue de 495.798 pesos en ese mismo mes, “el salario mínimo no alcanzó siquiera un tercio de su valor”. El Consejo del Salario es un espacio tripartito que reúne a los gremios, a través de las centrales obreras, y las cámaras empresarias, que negocian con el laudo del Estado diversas cuestiones, comenzando con el salario mínimo. Ese valor determina entre otras cosas la prestación por desempleo, que equivalente a un 75 por ciento del importe neto de la mejor remuneración mensual, normal y habitual del trabajador en los seis meses anteriores al cese del contrato de trabajo. En ningún caso la prestación mensual podrá ser inferior al 50 por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente, ni superior al 100 por ciento de ese haber. Estas medidas abarcan a todos los trabajadores comprendidos en el Régimen de Contrato de Trabajo, en el Régimen de Trabajo Agrario, de la Administración Pública Nacional y de todas las entidades y los organismos del Estado Nacional en que este actúe como empleador.

Ante esta situación, cada vez más compleja, primero la CTA de los Trabajadores y luego la versión Autónoma intimaron por carta documento al responsable de la cartera laboral, Omar Yasín, para que convoque “de manera urgente” al Consejo del Salario, como se había comprometido. “Teniendo en cuenta que los datos del proceso inflacionario sufrido en los últimos meses han superado con creces las peores previsiones tenidas en cuenta para las determinaciones contenidas en la resolución referenciada, encontrándonos en una coyuntura muchísimo más gravosa de pérdida del poder adquisitivo del salario”, explicó la carta que lleva la firma de Hugo “Cachorro” Godoy, y que reclama la puesta en marcha del mecanismo tripartito. Mientras que el salario mínimo “permanece congelado en la suma de 156 mil pesos desde el pasado 1 de diciembre”, la inflación acumulada en solo dos meses “se ha ubicado por encima del 50 por ciento”, dijo en su texto la CTA Autónoma. Por eso, reclamó que, “en este contexto el incumplimiento en la convocatoria inmediata a todos los miembros del Consejo del Salario y posterior actualización, violenta palmariamente la manda constitucional y legal de garantizar a las y los trabajadores alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimientos, vacaciones y previsión”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias