martes 05 de marzo de 2024 - Edición Nº1917

Gremiales | 30 ene 2024

CRISIS DE INGRESOS

Fuerte rechazo a la medida que genera retraso en el pago de salarios públicos

Gremios estatales y universitarios rechazaron la decisión del gobierno nacional que no permite al Banco Nación adelantar fondos a universidades y organismos públicos, haciendo que no puedan pagar los sueldos en tiempo y forma.


Luego de que el Gobierno decidiera modificar una normativa que permitía el adelanto de fondos para el pago de haberes en organismos públicos, entre ellos universidades y organismos descentralizados, los gremios estatales criticaron la medida, que genera problemas a la hora de cobrar sus salarios. En este sentido, el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, indicó que “la decisión del ministro Luis Caputo ya empieza a perjudicar a todos los estatales” y advirtió: “Podremos cobrar nuestros salarios hasta con semanas de retraso”.  “¿No les alcanza el daño que están haciendo por inflación, que ahora encima nos quieren empezar a pagar tarde los sueldos a todos los estatales? Esta medida que ahora golpea a los trabajadores nacionales, rápidamente se trasladará a los provinciales y municipales. Exigimos el cobro en tiempo y forma de todos nuestros salarios”, expresó el dirigente.

 

Es a partir de una circular del Banco Central que se notificó a los distintos organismos afectados que no se aprobó la prórroga de la Comunicación A7674 de la entidad financiera, la cual eliminaba el límite de financiamiento a organismos públicos para el Adelanto Transitorio de Haberes. De esta forma, corre riesgo el pago en tiempo y forma de los salarios de miles de estatales.

 

Aguiar cargó directamente contra el ministro de Economía, Luis Caputo, por la decisión adoptada: “Desde un primer momento supimos que querían jodernos a los estatales. Pero en ésta, que quiere que le diga, hay olor a lobby de los grandes bancos, ministro. Usted ha decidido que sólo podrán prestar a organismos públicos, provincias y municipios, las entidades bancarias que tengan los patrimonios más grandes. Justo los grupos financieros que han sido más leoninos en las condiciones impuestas a obreros y jubilados”.

“Está más que claro quiénes son los perjudicados con sus decisiones, pero también quiénes son los beneficiados. Podemos decir que está cumpliendo. Sus amenazas empiezan a ser castigo”, concluyó el dirigente.

 

Por su parte, desde la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) exigieron que “se revierta la medida del Banco Nación que suspende los adelantos de sueldos”, según la resolución “A” 7674 del Banco Central.  “El aspecto central y preocupante de esta medida es que valida que los trabajadores y trabajadoras docentes que cobran su sueldo en el Banco Nación cobrarán su salario fuera de término”, dijo el gremio que lidera Daniel Ricci.  

 

Esta situación, genera “una desigualdad con quienes cobran a través de un banco privado, que lo seguirán haciendo en tiempo y forma”. Por eso, desde FEDUN rechazaron esta medida “injusta, que se suma a los reiterados atropellos que opera el gobierno contra el pueblo trabajador desde su asunción”.

En tanto, la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), el gremio que conduce Carlos De Feo, expresó “no al secuestro de nuestros salarios”, reclamó al gobierno nacional el pago “en tiempo y forma” y la convocatoria a paritarias. A través de una declaración pública, CONADU señaló que “la resolución del Banco Central de la República Argentina que impide a las entidades bancarias realizar adelantos para asegurar el pago de haberes del sector público impacta directamente en el personal de las universidades públicas”.

 

Al respecto, la organización gremial advirtió que “muchas” universidades “ya están comunicando que no podrán abonar los sueldos hasta que el gobierno nacional realice las transferencias correspondientes en fecha no determinada”. “Con esta medida el gobierno somete a miles de trabajadores y trabajadoras del sector público a la incertidumbre respecto del cobro de sus sueldos”, cuestionó la CONADU. La entidad sindical añadió que ello “se suma en las universidades a la situación de atraso salarial y congelamiento presupuestario que, en un contexto de altísima inflación, solo acelera un conflicto que la falta de respuesta de las autoridades nacionales no hace otra cosa que profundizar”.

 

“Es inadmisible que se quiera sujetar el salario a los malabarismos de la timba financiera. Esta decisión, que pretende cerrar las cuentas acordadas con el FMI descargando el costo de la política de déficit cero sobre las espaldas del pueblo trabajador, forma parte también de la política extorsiva con que el gobierno nacional pretende arrancar a los distintos sectores políticos el apoyo a su programa de reformas regresivas y anticonstitucionales”, señaló la organización gremial. En este marco, la Federación manifestó: “Exigimos al gobierno de Javier Milei que revierta inmediatamente esta decisión, y que convoque de manera urgente a la paritaria universitaria que ya hemos reclamado en reiteradas ocasiones”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias