jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Provincia | 31 ene 2024

Escenario conflictivo

Los intendentes peronistas acentúan el perfil multisectorial para capear la crisis

En el conurbano bonaerense los alcaldes tienden bases de contención social con los movimientos sociales y el ministro Andrés Larroque. La Mesa de Ensenada avisa que irá por la conducción del PJ bonaerense en el 2025 mientras Máximo Kirchner se recuesta al abrigo del camporismo.


Por: Federico Cedarri

El peronismo bonaerense está atravesando dificultosamente un período de transición hacia la construcción de un nuevo liderazgo que se avizora transversal a todos los sectores heterogéneos que hoy arriman al fogón partidario.

Esa es la intención al menos de la mayoría de los intendentes bonaerenses, especialmente los del conurbano, que ya han comenzado a porotear apoyos para lanzarse al ruedo, tal es el caso del jefe comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

El alcalde busca reunir bajo su ala a otros colegas suyos que profesan fobia al camporismo, de hecho se ha juntado recientemente con el ex albertista Juan Zabaleta y el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, que podría renunciar a su apetencia de ir por la jefatura del partido y apoyar a Ferraresi.

"Hoy no hay más que indicios de algún que otro intendente que hace movimientos pero concreto no hay nada, la orden de la Casa de Gobierno provincial es que este año no debe haber pelea interna”, explica a PDS un legislador que reporta a un alcalde bonaerense.

Los intendentes que componen la Mesa de Ensenada constituyen por el momento el único nucleamiento que ya avisó que irá por la conducción partidaria, además de Ferraresi se manejan otras alternativas, se sindica al matancero Fernando Espinoza como otro posible presidenciable partidario aunque por el momento prefiere la prudencia.

Los alcaldes hoy prefieren centrarse en la gestión y en consolidar los armados de grupos sectoriales ante la caída de la actividad económica jaqueada por un aumento descontrolado de los precios que también acicatea un deterioro de la situación social.

Los jefes comunales trabajan a la par con los movimiento sociales como el Evita y Barrios de Pie que tienen fuerte preponderancia en los sectores populares.

De todos modos, hay un hecho peculiar que se destaca: los intendentes han aceitado la relación con Andrés Cuervo Larroque que desde su nueva perspectiva kicillofista se ha convertido en un puente entre La Plata y las necesidades de los jefes comunales.

“El Cuervo se puso la diez y está laburando a la par, ha cambiado mucho y para bien desde que se fue de al lado de Máximo”, murmura por lo bajo a este portal otro legislador que conoce el ruido interno.

No obstante, distintos actores consultados por este portal dejaron la impresión de que el peronismo bonaerense necesita un nuevo rumbo para posicionarse nuevamente como un puntal de poder dentro de lo que es el frente político que constituye Unión por la Patria.

Entienden que la nueva conducción, además de tener un consenso explícito de todos los alcaldes bonaerenses, debe ensayar una nueva composición que albergue a los referentes de los movimiento sociales que han comenzado un período de trasvasamiento generacional donde comienzan a perder preponderancia los históricos Emilio Pérsico y Fernando Chino Navarro. Una protagonista que hoy asoma con solvente liderazgo en el EVITA es la alcaldesa de Moreno, Mariel Fernández, que hizo pie en el populoso distrito del oeste bonaerense y logró su reelección.

Kirchner desensilla

El actual titular partidario Máximo Kirchner juega con el tiempo a su favor, deja pasar los días para aplacar los ánimos en su contra por la errática estrategia electoral nacional de la que no escapa la responsabilidad de Cristina, y mantiene un perfil acotado desde que asumió Javier Milei.

De hecho, solo se lo pudo ver en la manifestación de la CGT, lejos de Axel Kicillof y con sus lugartenientes, la quilmeña Mayra Mendoza y los alcaldes de Lanús y Hurlingham, Julián Alvarez y Damián Selci.

El patagónico ha optado por no convocar al partido pese a que había esbozado que podría eventualmente citar a un cónclave en la Costa Atlántica en los meses estivales que oficiara de catarsis.

Ante los pronósticos de fuertes críticas de los alcaldes a su conducción, Kirchner desestimó por el momento cualquier encuentro partidario.

Los intendentes del interior tampoco ocultan su animadversión hacia el titular pejotista bonaerense, les había prometido cuando asumió allá por marzo del 2021 que prohijaría un partido de puertas abiertas y hoy las quejas abundan por doquier: “Se encerró con su círculo aulico camporista y un puñado de intendentes”, denuncian.

En rigor, todo indica que para Kirchner se tornará cuesta arriba retener el sillón partidario ya que solo cuenta con el favor de los 12 jefes comunales camporistas que le responden, aunque cerca del líder del PJ bonaerense le confirman a este portal que seguirán profundizando el armado de la agrupación confiados en que la profundización de la crisis económica podría contribuir a brindarles una oportunidad importante de posicionarse como una opción relevante dentro del organigrama partidario: “Nadie debe creerse el dueño del peronismo, nosotros estamos activos, no nos den por derrotados”, avisan.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias