martes 05 de marzo de 2024 - Edición Nº1917

Provincia | 26 ene 2024

KICILLOF EN MEDIO DEL PERONISMO

Oyhamburú fue al hueso: le marcó la cancha a Ferraresi y desnudó la feroz interna del PJ bonaerense

Los dos dirigentes se cruzaron en la red social X. ¿Por qué no se resuelven las tensiones? La pelea por los nuevos liderazgos. La marcha de la CGT y los silencios que enojan. Otro cruce entre Moreno y Katopodis. El gobernador en el ojo de la tormenta peronista. Los pedidos de renuncia.


Por: Ricardo Carossino

Son varios los referentes del peronismo que empiezan a señalar con el dedo a la trilogía de poder que gobernó el país durante los últimos cuatro años: Alberto Fernández, Sergio Massa y Cristina Fernández de Kirchner. ¿Dónde están? preguntan a modo de observación crítica.

Hace dos días un sector del PJ liderado por Gabriel Mariotto pidió la renuncia del ex presidente a la titularidad del PJ, pero no es ni el primero ni el último que lo pide. Hace un mes, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, que juega con independencia política también pidió esa renuncia además de solicitar la misma conducta para el PJ bonaerense donde él juega un rol preponderante contra el diputado Máximo Kirchner en los ámbitos judiciales.

De la ex vicepresidenta por el momento sólo se sabe que abrió nuevos canales de comunicación  para relacionarse con sus seguidores, del ex presidente no se sabe nada más que sus almuerzos en España, Massa se reunió hace unos días con sus referentes y dijo: “No me fui a ningún lado”, y el hijo de Néstor Kirchner movilizó a La Cámpora este 24 de enero, totalmente aislado de todo.

Política del Sur charló con un funcionario del gobierno bonaerense y contó que en Unión por la Patria se planteó la estrategia de que la pelea política contra Javier Milei, la realicen quienes estuvieron menos comprometidos con Alberto Fernández, Massa y CFK.

Claramente las voces que más se hacen oír hoy son las de Juan Grabois que compitió con el ex ministro de Economía, el líder camionero Pablo Moyano y Héctor Daer: “Que sea el movimiento obrero, el más afectado por Milei, el que lidere los reclamos, al igual que los sectores de la UTEP, porque hay todavía un rechazo fuerte a los líderes del gobierno anterior”, expresó este asesor de un ministro bonaerense.

Quizás por eso ha causado y causa, cierto resquemor la intención de perfilar al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, como el nuevo líder del peronismo, no solo bonaerense, sino del país.

En rigor el primero en activar la luz roja al respecto había sido Gray quien hace un mes adelantándose a esta movida, había declarado: “Yo voy a discutir el peronismo porque creo que van a tener que surgir nuevos dirigentes, pero Kicillof no es el líder, es el gobernador. Desde la marcha del 24-E el intendente fustigó: "El presidente del PJ  es Fernández que está en España. El presidente del PJ de la Provincia es Máximo Kirchner que no sé dónde está, supongo que estará por ahí pero no le hemos escuchado la voz". 

Detrás de esta jugada de posicionamiento, está como se sabe, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi (junto a Fernando Espinoza y Mario Secco), quien como informó Política del Sur por una fuente del Municipio, en un plenario interno del PJ local, explicó a sus afiliados que se iba a formar un frente anti Máximo para poner a un jefe comunal al frente del PJ provincial y levantar así mismo el liderazgo de Kicillof.

La marcha y el paro general convocada por la CGT hizo que algunas intenciones políticas de esta índole salieran a la luz y hubo dos puntualmente que marcaron el actual termómetro de esta interna. La primera tuvo que ver con el secretario de la CGT Regional Lomas de Zamora, Sergio Oyhamburu y con el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, quienes marcaron la necesidad de poner límites a la estrategia que intendentes de proponer a Kicillof como el nuevo conductor del movimiento.

Ferraresi posteó en la red social X la presencia de Kicillof en la marcha (exponiéndose a la dura crítica del PRO por esa jugada en medio de hechos graves de inseguridad) y desde el movimiento obrero de la zona sur la respuesta no tardó en llegar.

Oyhamburú fue directo la hueso y por la misma red le recordó: “Te falto escribir ´adherimos a la convocatoria de la CGT´! No cambian más Ustedes! El árbol les tapa el bosque!”. Durísima la respuesta del líder de los trabajares de Lomas de Zamora para poner blanco sobre negro en el armado que impulsa el hombre de Avellaneda enfrentado a Máximo Kirchner por las peleas locales con el senador Emanuel González Santalla de La Cámpora.

En esa dirección, el pasado jueves por la noche en C5N sucedió lo mismo en cuanto a declaraciones del ministro Gabriel Katopodis a las que públicamente confrontó Guillermo Moreno, haciendo que el ex intendente de San Martín revirtiera su discurso.

“Axel está liderando un proceso con todos los gobernadores del país y por eso Milei lo eligió para confrontar”, dijo Katopodis. Rápidamente Moreno refutó: “No hay un solo gobernador que me haya dicho que lo conduce Kicillof. Déjenlo afuera de la cancha, que gobierne la provincia porque si no, se van a quedar sin gobernador y sin líder”.

Ante esto, Katopodis con inteligencia para no entrar en la pelea direccionó el sentido de su discurso y enfrió el cruce: “Hoy el peronismo está en un proceso horizontal y no es cuestión de nombres propios, pero si quiebran a la provincia quiebran al peronismo”.

Sin lugar a dudas, la movida de Ferraresi, Espinoza y Secco se comenzó sin tener un consenso ampliado. A modo de experimento, estos jefes comunales pensaron en lanzar a quien ganó la elección de la provincia más importante del país y hasta suena lógico, pero dejaron afuera de los análisis las tensiones acumuladas durante más de quince años en un proceso que cambió la matriz política después del 2001, pero que al mismo tiempo introdujo perfiles políticos controversiales en un movimiento como el peronismo, que aún están pendientes de resolución.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias