martes 05 de marzo de 2024 - Edición Nº1917

Gremiales | 25 ene 2024

POLEMICA

El paro nacional reavivó la interna de la UTA: el grupo DOTA obligó a sus choferes a trabajar

El dueño de centenar de líneas de colectivos en el AMBA fue acusado de despachar servicios cuando regía la medida de fuerza. Allí es fuerte el referente opositor en el gremio de choferes. La conducción que lidera Roberto Fernández no ocultó su malestar.


Según definieron las cámaras que nuclean a los gremios del transporte público, desde las 19 de ayer miércoles se suspendían los servicios, como parte del paro nacional. Antes, se mantuvieron trenes y colectivos funcionando, para facilitar la participación en la marcha frente al Congreso. En horas de la tarde, choferes de las líneas que pertenecen al poderoso Grupo DOTA denunciaron que la firma los obligó a trabajar, pese a la medida de fuerza vigente. Esto despertó el malestar de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), y revivió la interna gremial, ya que en este holding es fuerte el líder opositor del sector.

 

Este jueves, la conducción de la UTA cruzó al grupo DOTA con fuertes denuncias por “aprietes y amenazas a los trabajadores que se sumaran al paro de transporte”, que tuvo lugar desde las 19 horas de este miércoles. “La empresa DOTA ha presionado a los compañeros trabajadores del transporte de pasajeros para evitar que se sumen al paro general convocado por la CGT”, denunció el gremio.

 

En un fuerte comunicado, la entidad que lidera Roberto Fernández apuntó también a los “personeros y cómplices” de los empresarios, y nombró al opositor Miguel Bustinduy, del riñón del moyanismo y de marcada relación con los empresarios del grupo. La UTA aseguró que DOTA reinstauró la “cultura del apriete que es parte del ADN de ese grupo empresario cuya principal herramienta es la violencia”. “En tiempos en que se hunde la Argentina en una crisis económica asfixiante, DOTA y sus demonios se suman a la fila de los traidores que pretenden vulnerar los derechos de los trabajadores y así también la Constitución Nacional», disparó la conducción del sindicato.

Fernández y Bustinduy protagonizan desde hace años un fuerte enfrentamiento por el poder del gremio. El opositor cuenta con el respaldo del moyanismo y está involucrado en las causas judiciales por el escándalo en el edificio de la UTA en diciembre de 2019. La empresa de colectivos justificó su decisión de no acatar el paro debido a que el Decreto de Necesidad y Urgencia 70 (DNU) del gobierno nacional calificó al transporte como “actividad esencial”. "Por eso debemos cumplir con el requerimiento”, sostuvieron.

 

El Grupo DOTA --sigla de Doscientos Ocho Transporte Automotor-- controla hoy, directa o indirectamente, la mayoría de las líneas que circulan a lo largo y a lo ancho del AMBA. Se trata, en algunos casos, de líneas que realizan varios de los recorridos más importantes del área, como la línea 5, que une Retiro con Villa Lugano, la línea 28, que bordea la Ciudad por General Paz hasta Retiro, o las líneas 51, 74 y 79 de la Empresa San Vicente, que unen CABA con varias localidades de la zona sur del conurbano. DOTA opera San Vicente desde 2015, en un proceso en el que absorbió las líneas que lo fueron transformando en el pulpo que es hoy.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias