miércoles 28 de febrero de 2024 - Edición Nº1911

Gremiales | 6 dic 2023

EDUCACIÓN PÚBLICA

Gremios y la comunidad educativa se preparan para resistir el arancelamiento de las universidades

Docentes, estudiantes y funcionarios están alerta por los intentos del próximo gobierno de introducir vouchers y otras medidas privatizadoras, que afirman serán repudiadas en las calles. Una encuesta asegura que más de la mitad de los argentinos está en contra de este tipo de iniciativas.


Por: Diego Lanese

En su plataforma electoral, La Libertad Avanza explicitó su idea de arancelar la educación, incluyendo todos los niveles. “Las universidades públicas tendrán que arancelar la enseñanza y reestructurar su oferta académica para adecuarse a la demanda del alumnado, tal como lo hace cualquier universidad privada”, destacó en el texto entregado a la Junta Nacional Electoral antes de los comicios. A menos de una semana que asuma Javier Milei la presidencia, el sector ve con preocupación lo que puede pasar con esta promesa. Por lo pronto, ya se anunció el cierre del Ministerio de Educación y los nombres que suenan para hacerse cargo de la secretaría que lo reemplazará están vinculados al sector privado. Ante esto, los gremios docentes y la comunidad educativa se preparan para resistir. La idea principal es pasar a un sistema de vouchers, que financie la demanda, sumado a un sistema de becas, según adelantaron algunos funcionarios. Se espera que la medida genere tensión, ya que una reciente encuesta afirma que la mayoría rechaza esta iniciativa, incluso entre votantes libertarios.

 

El arancelamiento de las universidades es una de las medidas más polémicas que se esperan en los primeros días de gestión de Milei, aunque no hay certezas si será una propuesta que tenga prioridad. Lo cierto es que los gremios se declararon en “alerta y movilización” y esperan las primeras señales para resistir la privatización. “Esperaremos a ver cuáles son las primeras medidas que se tomen por parte de la nueva gestión, hasta hora no sabemos ni siquiera quien será el responsable de educación superior”, dijo Daniel Ricci, titular de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN). El dirigente remarcó que “nos preocupa muchísimo la desaparición del Ministerio de Educación, como el de Trabajo y Ciencia y Tecnología, que para nosotros son fundamentales para cualquier política”. Sobre las propuestas de la plataforma electoral del espacio, Ricci volvió a rechazar “los vouchers y todo instrumento que tienda al arancelamiento de la educación superior y en todos sus niveles”.

Pese a que los primeros indicios de la gestión libertaria son alarmantes para los trabajadores en general, Ricci trató de ser cauto, ya que planteó que “hay que ver cómo van evolucionando los acontecimientos, veremos quiénes serán los responsables de llevar adelante las políticas educativas”. Lo que está claro, subrayó el líder de FEDUN, es que “vamos a defender los derechos laborales y salariales de los trabajadores docentes universitarios, y obviamente la educación pública y universitaria en general, entendiendo que es el mejor elemento de igualación social”. La idea del gremio es realizar una declaración en esta dirección en el próximo congreso nacional, que tendrá lugar el 12 de diciembre, a pocos días de que asuman las nuevas autoridades. “Seguimos orgullosos de nuestras universidades públicas, gratuitas e inclusivas, y seguiremos defendiendo esto y los derechos laborales de los docentes, con todos los gobiernos”, insistió Ricci, en diálogo con Política del Sur.

 

Las ideas del libertario tampoco tienen buena aceptación en la comunidad educativa. En una reciente encuesta realizada por la consultora Opina Argentina, la privatización de la educación está entre las propuestas que más rechazo generan entre los argentinos. Según el trabajo, al que tuvo acceso Política del Sur, “las tres medidas que generaron mayor rechazo y que Milei expuso durante la campaña son: la interrupción de las relaciones diplomáticas con China y Brasil (56 por ciento); la introducción de vouchers en la educación universitaria (56 por ciento), y el indulto o amnistía a los militares presos por la represión ilegal durante la década del ’70 (53 por ciento)”. En tanto, La reducción de ministerios y cargos públicos (61 por ciento), la privatización de los canales de medios públicos (50 por ciento) y la derogación de la ley de alquileres (48 por ciento), son las tres propuestas libertarias con mayores apoyos entre los encuestados. Según el análisis realizado por Javier Cachés de Opina Argentina, “este fenómeno, común a todo ciclo presidencial que comienza, parece circunscribirse, por ahora, al universo de votantes del candidato ganador”. “Ese apoyo parece tener su principal anclaje en el rechazo hacia la dirigencia política en general. De allí se desprende que las medidas que mayor aprobación despiertan en la población son aquellas destinadas a recortar el gasto político”, comentó.

En tanto, desde CONADU remarcaron que “frente a la amenaza de los vouchers y el arancelamiento, hoy más que nunca reafirmamos nuestro compromiso inclaudicable en la defensa de la universidad pública, gratuita, inclusiva y de excelencia académica”. “Hace 74 años se consagró en nuestro país la gratuidad de los estudios universitarios: un paso decisivo en el reconocimiento del derecho a la educación superior, que ha sido y es fundamental para promover la condición democrática y popular de la universidad, entendida como un bien común, determinante para el desarrollo soberano con justicia social”, recordó el gremio mayoritario entre los docentes universitarios del país.

Para el gremio, “la voluntad popular se ha expresado democráticamente en las urnas”. “El respeto a la decisión de la mayoría no nos exime, sin embargo, del deber de advertir que la reivindicación de los derechos conquistados y la exigencia del pleno respeto de las garantías constitucionales es consustancial a la vida democrática”, aclararon. “La libertad sindical y la negociación colectiva, la libertad de asociación y el derecho de huelga, la libertad de expresión y de cátedra son derechos fundamentales consagrados a nivel nacional e internacional que no pueden ser conculcados en el orden democrático”, insistieron. En ese marco, convocaron a la docencia universitaria a “mantenernos en alerta y a fortalecer nuestras organizaciones”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias