domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Policiales | 27 nov 2023

SUPUESTO FEMICIDIO

Acusan a un joven trans de asesinar a su esposa y simular un suicidio

La presunta víctima fue encontrada ahorcada. Su familia rechaza la teoría de que se quitó la vida y apuntan sus sospechas contra su esposo.


Familiares y amigos de Ludmila, una joven de 21 años que fue encontrada ahorcada en una casa de San Vicente, rechazan la teoría del suicidio, apuntan su sospecha contra su esposo, un joven trans a quien acusan de haberla asesinado y de montar una falsa escena para evadir a la Justicia.

Se trata de un paciente psiquiátrico, con antecedentes por violencia de género, con quien la víctima mantuvo una relación de pareja de dos años, que incluyeron varias idas y vueltas con separaciones de por medio, a raíz de los conflictos de convivencia, que habrían sido, en su mayoría, originados por los celos de él.

Sin embargo, los alejamientos intermitentes de Ludmila no impidieron que siga sufriendo maltratos físicos y psicológicos, prácticas recurrentes del supuesto asesino, según lo manifestado por el entorno de la joven fallecida, que habría sido vista en más de una ocasión con marcas de golpes en distintas partes del cuerpo.

"Él le pegaba por los celos y porque no quería que ella (Ludmila) vaya a la casa de su mamá", precisó Bárbara, quien era amiga de la joven, en diálogo con Política del Sur.

Por su parte, la madre dio más detalles acerca lo ocurrido previamente a la muerte de su hija: "El sábado cenó conmigo y se fue porque su pareja lo llamaba a mi celular, ya que ella no tenía, él se lo había roto en una pelea".

Esa noche, la chica le avisó a su madre que había llegado bien, razón por la cual, la mujer se quedó tranquila. Sin embargo, esa sensación no duró mucho tiempo, porque a la mañana siguiente todo fue diferente.

"El domingo como a las siete llegó a mi casa golpeada y llorando, y dijo que el sábado, al regresar a su casa, Agustín le pegó en la boca partiéndole el labio y ahí mismo empezaron los golpes", precisó. 

De acuerdo a su relato, su hija tenía marcas de golpes en los brazos, el cuello y en la sien. Signos evidentes de que había sido víctima de una brutal golpiza. Todo habría sido porque el agresor no quería que su esposa vaya a la casa de su madre.

"Encontré a mi hija tirada en la cama sin vida y toda sucia. Nadie la asistió, nadie la ayudó, estaban todos asistiendo a Agustín, que es psiquiátrico y está medicado", lamentó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias