martes 27 de febrero de 2024 - Edición Nº1910

Gremiales | 23 nov 2023

TRANSICIÓN

Los municipales bonaerenses también están atentos a los cambios de gobiernos locales

En los distritos donde hay cambio de color político, temen que haya problemas como despidos u otras situaciones. Por eso los gremios monitorean la situación en las comunas más conflictivas. Se desinfla la posibilidad de una paritaria nacional del sector.


Por: Diego Lanese

Desde que se confirmó su triunfo, Javier Milei comenzó a adelantar algunas de sus primeras medidas, y sus intérpretes. La danza de nombres para integrar el gabinete nacional es uno de los principales atractivos político de estos días, y marca la disputa entre los distintos espacios que forman La Libertad Avanza. Más abajo, menos ruidosa, en más de 20 distritos de la provincia de Buenos Aires también están realizando la transición de autoridades, cambiando de color político. Si bien se supone que estos movimientos son más ordenados, generan atención entre sus trabajadores, sobre todo por lo que pasó en Olavarria, donde hubo incidentes ante la licencia del jefe comunal saliente, Ezequiel Galli. Los gremios del sector siguen con atención los cambios de autoridades y recuerdan que la ley actual entrega estabilidad laboral a los empleados. Además, esperan que en esa nueva etapa se pueda poner en vigencia el Consejo Provincial del Salario, que la norma contempla, pero hasta ahora se fue demorando. Lo que parece lejano es lograr la paritaria nacional municipal, ante el achicamiento del estado que plantea la gestión del presidente Milei.

 

Según los resultados de las elecciones generales de octubre, en la provincia de Buenos Aires 21 distritos cambiarán de color político el 10 de diciembre. El hasta ahora oficialista Unión por la Patria les quitó 16 partidos a las distintas fuerzas opositoras, mientras Juntos por el Cambio sumó cuatro comunas. En tanto, el partido de 25 de Mayo pasó a manos de una fuerza vecinalista. En estos lugares, se teme que las gestiones salientes se retiren y dejen sin respuesta a los trabajadores hasta que asuman las nuevas autoridades, como pasó en Olavarria. Por eso, desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) están atentos a lo que pueda pasar. En San Isidro, por ejemplo, hay cambio de autoridades pero no de partido, pero la preocupación es similar. “Comenzamos la transición dialogando con la nueva gestión para llegar al 10 de diciembre con una pauta de negociación como la que veníamos teniendo”, destacó Omar Arce, del Sindicato de Trabajadores Municipales de ese distrito del norte del conurbano. En ese distrito hay cambio de nombre, pero no de partido político: Ramón Lanús ganó la interna ante Macarena Posse, y luego se quedó con la intendencia, siempre dentro del PRO.

Según le explicó Arce a Política del Sur, por estos días se está anticipando la paritaria con las nuevas autoridades. “Con el nuevo intendente tenemos que negociar salarios de enero a marzo del 2024. Así que aceptaron negociar, en nuestro caso vamos a privilegiar el convenio vigente”, explicó el dirigente municipal. Si bien hasta ahora no hubo problemas, este es un caso especial. En donde hay cambio de jefes comunales, se está prestando mucha atención. Sobre los posibles focos de tensión, Arce hizo una aclaración: “No es un dato menor la elección del domingo, nosotros apoyamos el modelo de Sergio Massa, pero habrá una arista distinta con el triunfo de Milei, se modifica el panorama. Esperemos que salga todo bien”. A nivel local, el referente gremial recalcó que las nuevas autoridades pueden traer viejas prácticas de sus antecesores, como intentar quitar la obligatoriedad del IOMA. “Vienen con esas ideas, nosotros estamos muy firmes y seguros de mantener la obra social, si hay un conflicto quedarán bien marcadas las posiciones”, recalcó Arce, que es el referente de FESIMUBO en el Consejo Consultivo Gremial de la entidad sanitaria. 

 

Otro tema en la agenda de los municipales es el Consejo Provincial del Salario. Durante este año, este organismo que podría fijar un piso salarial estuvo cerca de formarse, pero hubo problemas entre los intendentes, que no se pusieron de acuerdo en quiénes los representará. El Consejo Provincial del Salario Municipal es un organismo tripartito que comparten intendentes y gremios comunales, que cuenta con el arbitrio del Estado provincial. El mismo es parte de la Ley de Paritarias Municipales, aprobada en 2014 por iniciativa de Doval como diputado provincial, y es el órgano consultivo y asesor de carácter no vinculante, que deberá reunirse dos veces al año y que indica que “será aplicable a los municipios de la Provincia que lo requieran, y a los trabajadores que en ellas se desempeñan”.

En tanto, a nivel nacional el cambio de presidente y la llegada de la gestión de ajuste de Milei hace muy difícil que aparezcan los recursos para crear la paritaria nacional municipal, que permita generar un piso salarial para todos los empleados del sector. En una reciente entrevista con Política del Sur Radio, el dirigente de ATE en el municipio de Lanús, Walter Pintos, fue pesimista con esta posibilidad: “No sé si se van a llevar a cabo por lo que dijo Milei en la campaña". “Hay que ver cómo empiezan a gobernar pero la verdad que no tengo expectativas. Lo digo por lo que se dice, no es que quiero poner fichas en contra de Milei. Lo veo difícil”, enfatizó. En Lanús hay cambio de autoridades políticas, y por ahora la transición se viene dando con tranquilidad. “Tenemos que entrar el primer día y hacer funcionar nuestra municipalidad y para eso necesitamos de nuestros trabajadores. Esta buena estima y esta energía que fluye entre nosotros es muy importante”, dijo en un reciente encuentro con empleados municipales el intendente electo, Julián Álvarez.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias