martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Provincia | 15 nov 2023

Tramo decisivo

Massa se sube al efecto triunfador del debate y presiona a intendentes y gobernadores para que jueguen sin retaceos el domingo

El ministro de Economía entiende que ganó con contundencia el duelo con Milei y busca que esa inercia se materialice en el voto de los indecisos. Actos pequeños, segmentados y sin referencias partidarias representarán la escenografía del final de campaña.


Por: Federico Cedarri

Un moderado optimismo recorre por estas horas las filas del ministro de Economía y candidato del oficialismo, Sergio Massa.

Es que desde su entono entienden que el debate constituyó el ámbito propicio donde quedaron crudamente expuestas las debilidades de Javier Milei y la capacidad profesional para moverse en ese este tipo de escenarios del tigrense.

Lo que no pueden dilucidar cerca de Massa es si finalmente esa ventaja por puntos, pugilisticamente hablando, podrá materializar en las elecciones del domingo.

“Hasta el momento no tenemos registros ya que el público necesita tiempo para procesar lo que ocurrió, está claro que quienes votaron a Bullrich se están volcando en más de un 60% a Milei pero eso tiene un techo, hay un reservorio de personas que aún no decidieron el voto, ahí apuntamos en el debate a exhibir un candidato sólido, que da certidumbre de gobernabilidad”, explica a PDS un analista que trabaja cerca de los equipos massistas

De igual modo, en el equipo de estrategas de Massa manejan encuestas que les informan de una extrema paridad que raya con el empate técnico porque la ventaja que ostentaría en esas mediciones el tigrense se encuentra dentro de los márgenes de error: el dato clave que manejan en el entorno del Ministro son los 10 puntos que visualizan de ventaja cuando se consulta a la gente sobre quién creen que ganará.

“Ese dato es clave, porque la gente se despersonaliza cuando responde ese ítem”, admiten.

Las esperanzas en el massismo están puestas en el nicho de personas que piensa votar en blanco y o impugnar, ese espacio está compuesto básicamente por ex votantes de Horacio Rodríguez Larreta y radicales que piensan mantenerse orgánicos ante la resolución de neutralidad que emana del Comité Nacional.

“Sabemos que la elección está totalmente polarizada y que la moneda está en el aire”, admite a este portal un legislador provincial peronista que trabaja en la campaña bonaerense.

En el laboratorio massista aseguran que el candidato continuará durante los próximos días machacando sobre las contradicciones que esgrime Javier Milei y fundamentalmente obedecerá a pie juntillas los consejos de sus asesores brasileros expertos en campañas negativas, gentileza de Lula Da Silva.

Sergio Massa transmite a cada paso que Cristina Kirchner no tendrá influencia dentro de un hipotético gobierno suyo: “Al final si Cristina nos quiso hacer un vacío no participando en la campaña lo terminó favoreciendo a Sergio que encontró facilidades para adquirir una centralidad efectiva que lo posiciona como dueños de sus decisiones”, suelta a PDS un referente massista

Uno de los pilares de la campaña del ministro de Economía tiene que ver con despojarse de ropaje kirchnerista, el tigrense sabe que el espanto a Milei unificó sin grandes esfuerzos adicionales a la tropa dura y que no tiene que practicar ningún equilibrio para no incomodar a los seguidores de la ex presidenta.

“Hoy lo mejor que nos puede pasar es que Cristina y Alberto estén borrados ya que ese contexto muestra a Sergio como garante de la esperanza y lo enmarca en una nueva etapa, no lo contamina lo malo del gobierno actual”, analiza con desmedido optimismo un legislador bonaerense que se entusiasma con un Massa que pueda desembarazarse finalmente de la actual Vicepresidenta.

El ministro candidato cambio la estética en el tramo final de la campaña, actos pequeños, segmentados a distintos públicos y fundamentalmente sin multitudes enfervorizadas que exhiban banderas partidarias.

La provincia de Buenos Aires constituye la llave de la elección

El massismo tiene claro que la elección crucial del domingo tiene como epicentro sustancial el resultado en la provincia de Buenos Aires y en ese menester es que son periódicos los contactos entre Sergio Massa y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

El mandatario bonaerense se sumó con entusiasmo a militar la candidatura de Massa y contribuyó recorriendo los distritos más poblados del interior bonaerense buscando captar el voto del radical decepcionado por alianza de Macri con Milei.

Massa también telefonea a los alcaldes del conurbano, les pide que emulen el uso del aparato como el 22 de octubre además de insistir que en el presupuesto que ya diseñó para el 2024 las intendencias del Gran Buenos Aires tendrán garantizados cuantiosos fondos para obras y seguridad, cosa que no ocurriría eventualmente con Milei.

La premisa en Buenos Aires es lograr una ventaja de alrededor de 20 puntos para poder contrarrestar las derrotas previsibles en Córdoba, Santa Fe y Mendoza: “Si logramos el objetivo predeterminado de ganar 60 a 40, Massa es presidente”, avisa un diputado provincial peronista.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias