viernes 21 de junio de 2024 - Edición Nº2025

Provincia | 14 nov 2023

Ballotage crucial

Kicillof apuesta a los alcaldes del conurbano para lograr una ventaja de más de 20 puntos a favor de Massa en la provincia

El Gobernador bonaerense centra sus expectativas en el rol de los intendentes del Gran Buenos Aires para garantizar una victoria del tigrense. Continúa con el activismo de campaña, recorre el interior para atraer el voto radical y posterga definiciones sobre el Presupuesto y diseño del nuevo gabinete hasta después de la segunda vuelta.


Por: Federico Cedarri

El gobernador bonaerense Axel Kicillof no cesa en su prédica ante los alcaldes del conurbano de aunar esfuerzos y no guardarse nada para garantizar en la provincia de Buenos Aires un triunfo arrollador de Sergio Massa de alrededor de 20 puntos de diferencia sobre Javier Milei.

Entienden en la mesa chica del Gobernador que si se logra una distancia de ese tipo serviría eventualmente para contrarrestar los previsibles tropiezos en las provincias mediterráneas y cuyo.

Lo que comenzó a trascender luego de los encuentros que el mandatario bonaerense llevó adelante con los alcaldes de la Primera y Tercera Sección electoral es que el objetivo trazado apunta a generar un escenario favorable al tigrense en el orden de 60-40%.

"La idea es sacar arriba del 60 por ciento, y algunos compañeros intendentes presumen que podrían arrimarse al 65% en el conurbano bonaerense”, suelta envalentonado a PDS un importante legislador peronista ligado a un alcalde del conurbano.

En la gobernación bonaerense calculan que habrá un hándicap para el oficialismo este 19 de noviembre, el feriado largo contribuirá significativamente a que la participación se aminore y en ese escenario el aceitado aparato del peronismo generará una contribución adicional: “Creemos que la participación puede ser entre el 65 y el 67 por ciento en la provincia”, calculan.

En rigor, la línea que bajó Kicillof a los alcaldes es que la estructura del peronismo bonaerense debe funcionar a todo vapor: “Le pidieron a los intendentes una diferencia en el conurbano de alrededor de 20 puntos”, se sincera otro diputado oficialista ante este portal.

Kicillof apela como cada vez que se encuentra con los intendentes al pragmatismo, insiste que a la provincia se le hace imprescindible un gobierno nacional afín para poder llevar adelante los principales lineamientos de gestión, el principal argumento que utiliza el mandatario provincial tiene que ver con que un hipotético gobierno de Milei practicaría un drástico recorte de fondos que impactaría de lleno en las finanzas de los principales municipios bonaerenses.

El Gobernador había sido anfitrión del encuentro entre Massa y los intendentes peronistas electos y en ese cónclave el ministro candidato les habría garantizado como anzuelo el financiamiento para obras de infraestructura y viviendas, además de prometerles mayores fondos para seguridad.

El mandatario provincial también ha enviado como emisarios a sus ministros a militar en tierra adentro bonaerense la candidatura de Massa, además de explicar los principales logros de la gestión provincial en los primeros cuatro años de Kicillof.

La preocupación del Gobernador por el resultado en el Gran Buenos Aires tiene fundamentación estadística, es que en esa populosa región el ministro candidato sacó el 75% del total del voto provincial de Unión por la Patria.

En la Primera Sección electoral que abarca los distritos de la zona norte y oeste la diferencia con Milie fue de más de 700.000 votos mientras que en la Tercera Sección, distritos del sur, se espacio a casi un millón de votos.

El activismo de Kicillof bregando por lograr una diferencia mayor a 20 puntos sobre Milei en territorio bonaerense también contribuye a posicionar al Gobernador como una figura de proyección nacional con miras al 2027, inclusive con Sergio Massa en la Casa Rosada.

El mandatario continuará con sus recorridas por los principales centros urbanos donde los resultados para Gobernador superaron las más entusiastas  expectativas.

Kicillof se muestra convencido de que Massa puede mejorar la cosecha en el interior provincial a través del apoyo del votante radical histórico que ha visto con desagrado la jugada de Mauricio Macri de apoyar unilateralmente a Javier Milei y que queda a mitad de camino ante el mandato de neutralidad del Comité Provincia.

Presupuesto y gabinete

Kicillof tomó la decisión de girar el Presupuesto y Ley Impositiva a la Legislatura una vez conocido el resultado del ballotage, ya que razonan en calle 6 que será problemático diagramar números y proyecciones con un presidente como Javier Milei.

El Gobernador también da las últimas puntadas al bosquejo del gabinete a partir del 10 de diciembre donde deberá llenar dos vacantes importantes, una de ellas es la del ministro de Justicia y flamante alcalde de La Plata, Julio Alak, que se presume que será ocupado por una espada del kirchnerismo.

La otra silla que habrá que llenar es la del Ministerio de Infraestructura que ocupa Leonardo Nardini que asumirá en diciembre la intendencia de Malvinas Argentinas.

Los alcaldes del conurbano quieren que ese lugar sea ocupado por otro jefe comunal del palo aunque en el entorno de Kicillof sostienen que la gestión fue plebiscitada por una diferencia abismal por lo que entienden que el gabinete no debe ser un loteo de cargos: “Axel ha salido fortalecido de las elecciones y tiene la potestad de delinear el gabinete con su impronta, sin descuidar las alianzas estratégicas no lo veo aceptando imposiciones en esta segunda etapa”, analiza un parlamentario provincial peronista al tanto de la rosca que se aproxima.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias