miércoles 19 de junio de 2024 - Edición Nº2023

Provincia | 7 nov 2023

Decidido involucramiento

Kicillof se lanza denodadamente al interior provincial a buscar votos radicales para garantizar el triunfo de Massa

El mandatario provincial bajará a los grandes centros urbanos de tierra adentro bonaerense junto a sus ministros para militar el voto al candidato oficialista. Cree que la alianza opositora está quebrada y busca sostén correligionario en la Legislatura para garantizar la gobernabilidad.


Por: Federico Cedarri

El gobernador bonaerense Axel Kicillof se sube decididamente a la campaña por el ballotage del ministro de Economía y candidato del oficialismo, Sergio Massa.

El mandatario provincial repite como un mantra que es imprescindible que el proyecto bonaerense esté ensimismado con otro de raigambre similar en el ámbito nacional para poder llevar adelante una gestión enmarcada en el desarrollo de las potencialidades de la matriz productiva.

Kicillof no para de arengar a los alcaldes del conurbano bonaerense para que no relajen la aceitada maquinaria electoral y vuelvan a redoblar esfuerzos para poder cosechar más votos que el 22 de octubre en el populoso Gran Buenos Aires: hay una disyuntiva en ciernes que tiene que ver con la intensidad con la que jugarán los intendentes en este turno cuando ya lograron ganar la elección distrital.

El Gobernador busca convencerlos que trabajen a destajo arguyendo que en el marco de un hipotético gobierno del dueto Milei-Macri se les recortarán cuantiosos beneficios.

Sin descuidar esta región fundamental por su vasto caudal electoral, Kicillof pondrá el acento en el interior provincial donde obtuvo mejores números que los proyectados inicialmente.

Es por eso que el mandatario concentrará sus esfuerzos en los grandes conglomerados urbanos de tierra adentro, se lo podrá ver en encuentros multitudinarios en parques y plazas de aquellos lugares acompañado por sus ministros que fueron instados a ponderar los resultados de la gestión provincial.

Se podrá visualizar en las recorridas al titular de Producción, Augusto Costa, y a su par de Salud, Nicolás Kreplak, conjuntamente con Andrés Larroque de Desarrollo de la Comunidad  y Alberto Sileoni al mando de Educación.

Mientras que la tarea fina de coordinación con los intendentes para el desenvolvimiento del tramo final de la campaña estará bajo la operatividad de la ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez, y el jefe de asesores Carlos Bianco, quien ha vuelto a ocupar un relevante espacio decisorio una vez salido de escena Martín Insaurralde y eliminada de cuajo de la órbita ministerial la Jefatura de Gabinete.

Kicillof abarcará en su itinerario una presencia en La Plata donde el ministro de Justicia, Julio Alak, que contó con el apoyo entusiasta del Gobernador, le arrebató la capital provincial a Julio Garro.

El Gobernador también recalará en Bahía Blanca y Olvarría.

En la ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires el ex senador provincial Federico Susbielles, empujado por La Cámpora, aprovechó la diáspora opositora y se quedó con la intendencia de un lugar que se mostraba reiteradamente esquivo para el peronismo.

En la cementera ciudad del centro provincial el camporista Mariano Wesner desplazó de la jefatura comunal al santillista Ezequiel Galli.

Kicillof también pondrá el acento en San Nicolás, la otrora capital de la metalurgia fue retenida por un integrante del clan passaglia, el macrista Manuel, pero allí el mandatario ganó en el rubro gobernador.

En ese lugar que era considerado un emblema del peronismo Kicillof cavila que se podría mejorar la cosecha del 22 de octubre.

También tiene en la mira la ciudad serrana de Tandil donde el alcalde local Miguel Lunghi jugó con el larretismo y no se mostró demasiado consustanciado con la suerte electoral del tándem Grindetti- Bullrich.

Lunghi es uno de los alcaldes radicales que se muestra independiente de las decisiones de la conducción central abadista y es sindicado por Kicillof como un líbero dentro de la estructura centenaria.

“Axel está pensando en un spring final para peinar la mayor cantidad de centros urbanos del interior y matizarlo con recorridas por el conurbano, ya que entiende que será clave la provincia de Buenos Aires en la definición del ballotage y que tenemos que arrimar a Massa a lograr el 50% de los votos en territorio bonaerense”, suelta a PDS con la calculadora en la mano un legislador provincial peronista involucrado de lleno en la campaña.

En rigor, Kicillof orejea encuestas que le marcan una fuerte paridad entre Massa y Milei y es por eso que decidió salir del confort de la victoria y arremangarse en la búsqueda de votos radicales y de indecisos para el ministro de Economía: “Si no hay gobierno nacional afín se hará muy difícil la gestión provincial”, aseguran a este portal cerca del mandatario provincial con un sesgo de preocupación indisimulable.

Guiño a estatales y docentes

El Gobernador bonaerense es consciente de que la cuña sembrada por Mauricio Macri luego de su unilateral pacto con Javier Milei caló hondo en la estructura centenaria.

El mandatario enviará ministros propios a aquellos lugares para militar el voto para Massa.

No obstante, Kicillof tiene otro propósito en la búsqueda de confraternidad con los intendentes boina blanca: entiende que el radicalismo puede convertirse en un aliado parlamentario insoslayable.

El mandatario provincial hace números y da por hecho la ruptura de Juntos por el Cambio, cree que los legisladores amarillos del PRO y de La Libertad Avanza conformarán un espacio unívoco mientras que el radicalismo quedará reducido a la conformación de un bloque propio: es en ese nido donde el mandatario buscará apoyatura para la gobernabilidad y la clave para la aprobación de leyes en el ámbito de la Legislatura.

En el ínterin del trajín de estas dos semanas intensas de campaña, el Gobernador bonaerense buscará cerrar el acuerdo paritario con estatales y docentes que les permita a los trabadores públicos reponerse ante el crecimiento inflacionario desmedido de los últimos dos meses y evite cualquier grieta en el frente sindical de ATE y UPCN que se encolumnan bajo la égida de la prédica kicillofista

Serán días intensos para Kicillof donde buscará trepidar a las multitudes para colectar la ganancia mayor que significaría un Sergio Massa encumbrado en la Casa Rosada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias