martes 23 de julio de 2024 - Edición Nº2057

Gremiales | 4 oct 2023

DENUNCIAN AMENAZAS Y APRIETES

Municipales bonaerenses tendrán que pagar 1.500.000 dólares por una deuda de Nito Bertinat

El deudor denunció amenazas del secretario general de la Federación. Mostró pruebas de aprietes y heridas de arma blanca contra su persona y sus hijos. La deuda la contrajo el Sindicato de Hurlingham sin personería gremial y la Federación deberá hacerse cargo.


Increíblemente, las personas nucleadas en la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Buenos Aires, tendrán que pagar una deuda que su mismo secretario General, Humberto “Nito” Bertinat, contrajera en 2018.

Por la documentación aportada de manera directa a Política del Sur por parte del demandante, Sandro Silva, se entiende que la deuda a los valores actualizados en 2023, consta de dos partes: una en dólares por la friolera suma de casi un millón y medio, y otra, en pesos, que alcanza la cifra de más de 83 millones por intereses acumulados durante más de 2000 días.

Esa deuda que ya está siendo exigida, tendrá que abonar la Federación, según consta en el expediente 19271/2023 radicado en el Juzgado N° 12 en lo Civil y Comercial de Morón, a cargo de la jueza, doctora Mónica Liliana Preisz.

La copia del sumario que Silva hizo llegar a esta redacción, declara que la prueba presentada por los demandantes es el aporte de un contrato de reconocimiento de deuda de febrero de 2018 por el que Bertinat comprometía al Sindicato de Trabajadores Municipales de Hurlingham, como secretario General del mismo, a hacerse cargo de esa deuda.

El hecho sobresaliente de esta historia es que el Sindicato de Hurlingham no tiene personería gremial con lo cual no está en condiciones de hacerse cargo de una deuda, por lo que la Federación es la institución encargada de responsabilizarse ante la Justicia por el millón y medio de dólares y por los 83 millones de pesos, por la venta de una propiedad ubicada en la zona céntrica de Hurlingham en la calle Pedro de Mendoza 1187.

La noticia más reciente es que ya se intentó una mediación (N° 2012431622) a cargo de la doctora María Angélica Croas, el pasado 26 de junio, pero no se llegó a un acuerdo. Según figura en la constancia de mediación, Bertinat había sido notificado junto al entonces tesorero del Sindicato de Hurlingham, Carlos Alberto Lanzillota, y no se presentaron. Quien participó en representación de la Federación fue el apoderado, el doctor Marcelo Ariel Arce. Ahora, en unos siete días, debería expedirse la jueza sobre el pago de la deuda por parte de la Federación.

Hasta aquí, Política del Sur detalló las instancias legales y la documentación respaldatoria que avalan al demandante, Sandro Silva, que dialogó con este medio para contar una historia que según definió él, tiene ribetes “mafiosos”.

“Busco justicia, no quiero venganza. Yo fui y denuncié ante la Justicia una deuda que Bertinat tiene conmigo por la venta de un inmueble y lo que recibí como respuesta fueron amenazas a mi persona y atentados a la vida de mis tres hijos, que en ese momento eran menores de edad”, explicó Silva.

En ese sentido denunció: “Hoy me tengo que dedicar a defender la vida de mis hijos, que son los beneficiarios de ese dinero que Bertinat se niega a pagar. Apelan a la impunidad obscena. Entraron a mi casa, están las filmaciones de las cámaras que aporté a las denuncias penales por amenazas, amparado en quien fuera secretario de Seguridad del Municipio, un hombre de La Cámpora de Santa Cruz, puesto por Damian Selci acá en Hurlingham, Luca Pratti”.

Silva contó a PDSur que hubo una denuncia penal contra Bertinat y Lanzillota por estafa, que estuvo a cargo del Fiscal Sergio Augusto Dileo en la UFI 6 de Morón, con número de instrucción preparatoria 10-00-049298-19/00, en la cual se presentó como prueba el compromiso de pago, reconociendo la deuda por parte de los dirigentes gremiales y el pagaré que se firmó en su momento.

Esa causa penal se cayó. El fiscal Dileo la cerró y meses más tarde se jubiló. Según Silva, uno de los argumentos para cerrar la causa era “ilógico” ya que según el tesorero actual que declaró, Gastón Beretta, “el sindicato de Hurlingham sólo recibe aportes de los afiliados al gremio y que no puede tener transferencias bancarias de nadie más”.

Sin embargo, según la documentación presentada por Silva a PDSur, en un extracto bancario del Banco Francés, hay una transferencia de 900 mil pesos, en el 2015, por parte de quien le cediera la deuda a Silva, que aún intenta cobrar por la propiedad que vendió.

A pesar de la abrumadora presentación de pruebas, como esa transferencia, el pagaré que nunca se canceló y el documento firmado por Bertinat y Lanzillota donde reconocen la deuda, entre otras, el fiscal determinó, según página 11 de 14 del escrito, que había “carencia de pruebas” para determinar la estafa y sugirió al demandante apelar a la Justicia en lo civil para cobrar el dinero que se le debe.

La indignación de Silva por la conducta del fiscal Dileo quedó en evidencia en la entrevista que este medio le efectuara, quien sigue denunciado a Bertinat, por “conductas mafiosas de aprietes, intimidaciones en las redes y amenazas directas como un ataque con arma blanca en plena avenida Roca”.

“A mi hija la siguieron y la apretaron en la avenida Jauretche a plena luz del día, con esa impunidad actúan, a mi ex mujer la apretaron también con que iba a perder su trabajo, todo para que yo deje de reclamar la deuda que se comprometieron a pagar, por eso hay una estafa”, resalta Silva.

“Vivimos con miedo, la vida de mis hijos, la de su madre y la mía están en peligro. Todos los días cuando salimos a la calle tenemos que estar mirando que estos matones no estén cerca, que no nos sigan, que no nos amenacen, que no nos aprieten”, alertó.

Al respecto, remarcó que “es una locura tener que vivir así por la venta de una casa”, refiriéndose al secretario general de la Federación bonaerense de trabajadores municipales, “Nito” Bertinat, que tendrá que ajustarse a derecho y pagar más de un millón y medio de dólares que al precio Banco Nación son más de 540 millones de pesos, que hace cinco años se comprometió a abonar.

Al preguntársele a Silva si cree que la Federación tendría esa cantidad de dinero para que pudiera cobrar la deuda, el demandante afirmó: “La Federación maneja un presupuesto de cerca de 80 millones de dólares”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias