lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Provincia | 19 sep 2023

Revuelo interno

Kicillof plantea un trasvasamiento generacional y pone los pelos de punta a La Cámpora

El Gobernador entiende que si gana en soledad se posicionará indefectiblemente como uno de los principales referentes del peronismo y activará la clausula gatillo para la irrupción de una nueva camada política que reconfigure el espacio partidario. El kirchnerismo duro desconfía y se abraza a Cristina para no perder preponderancia.


Por: Federico Cedarri

Importante revuelo se generó en el interior del peronismo provincial luego del sincericidio del gobernador Axel Kicillof que orejeando el tiempo que se avecina convocó al peronismo a llevar adelante una nueva reconfiguración de sus postulados ante la sociedad.

Si bien rescató las figuras de Juan y Eva Perón y asoció aquel ideario con los contemporáneos Néstor y Cristina Kirchner también llamó la atención a la militancia sobre la imposibilidad de continuar batiendo el parche sobre una impronta bucólica.

En rigor, cerca de Kicillof han comenzado a visualizar que el voto joven se está convirtiendo cada vez en más determinante, hoy más del 50% del padrón es sub 40 y en ese grupo etario el peronismo parece tener cada vez menos incidencia: “El crecimiento de Milei se basa en que encontró un gancho con su discurso incendiario en los jóvenes que por naturaleza son rebeldes y nosotros hace rato que nos los seducimos”.

De hecho, ya son personas que han superado largamente las cuatro décadas quienes encarnan el liderazgo de La Cámpora que tuvo su gran engorde allá por 2008 y 2009 durante el primer gobierno de Cristina Kirchner.

En aquel momento Néstor Kirchner leyó que la sociedad se había vuelto a reconciliar con la política y aprovechando aquella coyuntura ideó una canal de participación para aquellos jóvenes emergentes del que se vayan todos.

Axel Kicillof fue uno de los tantos que en aquel momento abrevó en la incipiente agrupación que desempolvó viejas prácticas como el trabajo voluntario en los barrios carenciados, una especie de revival de la década del 70 que tanto influyó en los Kirchner.

Pero el tiempo ha pasado y de hecho Kicillof entiende que si continúa en el poder provincial el peronismo debe reinventarse, adquirir una tónica más relacionada con el escenario social de estos tiempos, donde las ideologías están siendo desdeñadas.

Milei ganó la PASO operando en las redes sociales y nos comió los votos de los jóvenes”, advierten cerca de Kicillof.

Causa estupefacción en la gobernación bonaerense la incidencia de Milei en las capas más postergadas de la sociedad, la pasada semana pudieron corroborarlo en carne propia cuando la caravana del libertario asomó por La Plata en las propias narices de Axel Kicillof y contemplaron con sorpresa que la masa que acompañaba al economista estaba compuesta por jóvenes de clase media baja y baja. “Milei ganó predicamento en los sectores de abajo, no podemos ingnorarlo”, admite un legislador provincial peronista al tanto de los últimos sondeos.

El mandatario provincial sigue convencido de que los intendentes del conurbano jugaron a media máquina en la elección de agosto y pone las fichas a que esta vez no cometan el mismo desliz y cuiden convenientemente la oferta completa de Unión por la Patria para asegurar la reelección del gobernador y la consiguiente entrada de Massa al ballotage.

Si bien el mandatario entiende como positivas las últimas medidas de Ministro de Economía para mitigar los efectos de la devaluación post PASO, al mismo tiempo cavila si no habrán llegado tarde y cargadas de un inconveniente tinte electoralista lo que podría general un efecto contrario al buscado. “Esperemos que la gente no se enoje y termine volcando el voto útil a Milei para que gane en primera vuelta”, asegura a PDS temeroso otro legislador ligado a los intendentes.

Kicillof calcula que su boleta debería llegar sin grandes inconvenientes a los 40 puntos y descuenta que si los alcaldes ajustan las clavijas del trabajo territorial se puede incluso superar ese número y bordear el 42%: “Es clave el trabajo de los intendentes que esta vez van a estar en observación y Milei no va a tener de cómplice al peronismo”, explican por lo bajo.

La mayor preocupación que se abate sobre Kicillof tiene que ver con los efectos no mensurables de la realidad económica en los sectores más postergados de la sociedad. “Hay que seguir insistiendo de que más allá de nuestros errores si gana la derecha será mucho peor la realidad para aquellos vastos sectores populares”, un componente sustancial del mensaje que redundará en las bajadas a las barriadas.

Contrapunto con Máximo Kirchner

No son nuevas las desavenencias existentes ni sorprenden los chispazos entre el gobernador Axel Kicillof y el máximo responsable del PJ bonaerense, Máximo Kirchner.

En rigor, en La Cámpora no cayeron para nada bien las declaraciones del Gobernador respecto a que el peronismo despunta un aroma vintage, le endilgan al mandatario el querer cortarse solo ante la chance de ser, quizás, el único que pueda emergerse como ganador dentro del hoy oficialismo.

“Axel está mirando el 2024 y sabe que si es reelecto tendrá que lidiar probablemente con un gobierno que le restringa recursos, es por eso que habla de pararse distinto ante la sociedad. Debemos tener criterio y no ser tan dogmáticos como quiere Máximo, no se puede seguir hablando de las bondades de los gobiernos de Néstor y Cristina que los jóvenes sienten lejanos en el tiempo”, explica a PDS con un dejo de bronca hacia la conducción partidaria un diputado ligado a los intendentes del interior, principal soporte de apoyo al Gobernador.

Si bien nadie augura una ruptura entre el mandatario bonaerense y La Cámpora muchos analizan que, si Axel Kicillof ganase y el peronismo a nivel nacional no corriese la misma suerte, el Gobernador se erigiría como uno de los nuevos líderes del espacio e inclusive involuntariamente aceleraría el trasvasamiento generacional del poder de Cristina Kirchner.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias