lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº1958

Gremiales | 6 sep 2023

LA CARRERA ELECTORAL

Milei podría traspasar el manejo de PAMI a las provincias: alertan sobre su impacto

El candidato libertario descentralizaría la obra social nacional, limitando sus prestaciones actuales. Según especialistas, esto traería una baja en el acceso a medicamentos, entre otros problemas. Además, rechazan el sistema de seguros que adelantó su referente sanitario.


Por: Diego Lanese

A comienzos de julio, circuló un borrador con la propuesta de Juntos por el Cambio para el PAMI. Elaborado por Sergio Cassinotti, ex interventor de la obra social durante la gestión de Mauricio Macri, el trabajo planteaba algunas medidas a implementar en la entidad, que incluía limitar la entrega de medicamentos gratuitos. Esto generó alarma entre trabajadores y especialistas, que afirmaron que ese programa era un “desguace” de la entidad. Por estas horas, otro de los candidatos opositores comenzó a hablar del PAMI, con medidas que van en igual dirección: achicar el funcionamiento del organismo que atiende a jubilados y pensionados. Se trata del libertario Javier Milei, que busca una reforma del sistema sanitario que incluye el traspaso a las provincias de la seguridad social, y la creación de un sistema de seguros similar al que funciona en Estados Unidos. La propuesta es rechazada por integrantes de la salud pública argentina, que la semana pasada iniciaron una campaña para alertar sobre este tipo de maniobras. De concretarse estos cambios, los tratamientos dejarán de tener descuentos, tanto para jubilados como trabajadores, lo que pondrá en peligro el acceso para millones de personas.

 

Los planes en materia de salud de Milei se conocieron en los últimos días, incluyendo el posible ministro del sector: Eduardo Filgueira Lima. Ex funcionario sanitario de La Pampa en los 90, este médico cirujano es consejero académico de la Fundación Libertad y Progreso. “El sistema de hoy es perverso, porque el hospital público tiene cautiva a la población”, dijo recientemente. Sobre el PAMI, afirmó que “es una obra social más que podría competir con otras obras sociales, no tiene por qué estar intervenido por el Estado, está intervenido solo por intereses políticos”. Su propuesta es descentralizar su uso, y pasarlo a las provincias, que deberán atender a los cinco millones de afiliados actuales. Esto tendría varios efectos, uno muy concreto en los medicamentos. En la actualidad el PAMI regula mercado a través de un precio diferenciado que le permite entregar gratuitamente muchos tratamientos. Si se elimina esta posibilidad, los tratamientos deberían ser abonados en su totalidad por los pacientes.

A partir de esto, el Observatorio de Medicamento como Bien Social, que funciona en el marco del IDEP-Salud, alertó que “en la mayoría de las patologías crónicas, el enfermo de PAMI no paga nada”, por lo cual en el escenario planteado por Milei y su posible ministro “se presentan los precios actuales de productos para la presión, la diabetes y para las afecciones cardíacas, típicas patologías sufridas en adultos mayores”. La entidad afirmó que una canasta promedio para un jubilado puede alcanzar los 70 mil pesos mensuales. “La totalidad de este dinero debería salir de los ingresos de los adultos mayores si el PAMI sale de la órbita del Estado”, afirmó la entidad perteneciente a ATE. PAMI tiene casi cinco millones de afiliados y es la obra social más grande de Argentina y Sudamérica. Le da remedios gratis a 4.300.000 afiliados. En promedio, cada jubilado ahorra por mes entre 15 y 20 mil pesos en medicamentos gratis. De hecho, nueve de cada 10 jubilados acceden a medicamentos de forma gratuita, algo que no haría ningún privado.

 

Además, desde IDEP-Salud rechazaron la propuesta general de Milei, que busca instalar un sistema de seguros, similar al norteamericano, que abre la puerta a una privatización total del sistema. “La propuesta privatista de Milei no difiere mucho de otros intentos similares que se dieron en la región y el mundo, que se puede definir en traspasar de un sistema de derechos a un sistema de negocios de las áreas de protección social”, sostuvo Daniel Godoy, director del IDEP-Salud. En diálogo con Política del Sur, recordó que este mecanismo propuesto por el candidato opositor, vinculado al complejo médico-farmacéutico, se basa en “capturar el circulante de la seguridad social y redirigirlos al esquema de la mercantilización”. “Bajo la norma se fija un piso de servicios, a partir de lo cual se escalonan niveles de prestaciones de acuerdo a la capacidad de pago de las personas. Algo muy compatible con los seguros tradicionales”, completó. El mismo se impuso en este tiempo en varios países, como Chile o Colombia, y según Godoy en todos ellos “uno se encuentra con una matriz, que va desde la desregularización de la seguridad social hasta la autonomía de los hospitales, con canastas básicas de servicio, que confirma esta reconversión del sistema”. 

Si bien la propuesta no es nueva, como afirmó Godoy, sería un cambio radical en el país, aunque existen varios antecedentes. Sin ir más lejos, recordó el titular del IDEP-Salud, “con la Cobertura Universal de Salud (CUS), el ex presidente Mauricio Macri comenzó un proceso en este mismo sentido, que llegó hasta el dramático cierre del Ministerio de Salud y que fue frustrado por la resistencia popular”. Uno de los impactos primeros se da en la desaparición de la gratuidad de la salud, que sería arancelada en casi todos sus aspectos. Incluso los medicamentos serán parte de los seguros, por lo cual si no se tiene acceso a ellos se deberá pagar el valor de mercado. Si bien en su momento se resistió la imposición de este modelo, el triunfo de Milei volvió a traer la amenaza, bastante real. “Lo vemos como posible, el resultado de las PASO y el escenario político, con la decepción de Unión por la Patria y la falta de alternativa para las mayorías populares nos pone en un escenario preocupante”, resaltó Godoy. En tanto, CICOP se declaró en “estado de alerta y movilización” por estas propuestas. El gremio de los médicos bonaerenses planteó que “la propuesta de que el mercado se haga cargo de todo el sistema de salud solo puede tener un resultado: la desprotección de los sectores de menor poder adquisitivo, la ausencia de planificación sanitaria y la imposibilidad de reaccionar frente a cualquier catástrofe sanitaria”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias