lunes 24 de junio de 2024 - Edición Nº2028

Provincia | 7 ago 2023

Cuenta regresiva

Honda preocupación en el peronismo provincial ante la chance de una fuerte abstención en la PASO

Tanto Sergio Massa como el gobernador Axel Kicillof instan a los alcaldes del conurbano a movilizar el aparato para garantizar una mayor participación que la que pronostican las encuestas. En el justicialismo bonaerense prenden velas para que Carolina Píparo no se desinfle por debajo del 10%.


Por: Federico Cedarri

El peronismo bonaerense se encuentra ante una hora definitoria, a poco más de una semana para la PASO por ahora reina una incertidumbre que no alcanza a disiparse.

Los alcaldes del conurbano exponen su nerviosismo porque el candidato presidencial Sergio Massa no estaría sumando votos extra partidarios como se pensó en algún momento cuando se lo entronizó en la cúspide de la boleta oficialista.

Del mismo modo, visualizan a través de los distintos sondeos de opinión, que consumen vorazmente, un aumento notorio de los desencantados y posibles abstencionistas con vistas al 13 de agosto.

Si bien en otras elecciones internas quienes evitaban concurrir a la PASO era nichos de clase media, en las elecciones del 2021 quedó de manifiesto que quienes pegaron el faltazo fueron los desilusionados con el peronismo.

El temor que invade al gobernador Axel Kicillof y a los caciques del conurbano es que esos desilusionados sean hoy más cantidad que lo que lo fueron hace dos años.

En ese sentido, es que el mandatario bonaerense acentúa su antagonismo con Juntos por el Cambio y los vuelve a subir al ring tratando de trazar un contrapunto con las políticas de ajuste de los cuatro años de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

No obstante, los alcaldes tienen reservas sobre esa estrategia adoptada por el Gobernador, entienden de cierta manera que vuelve a poner en el centro a los dirigentes de Juntos por el Cambio y acentúa la polarización diluyendo la tercera vía de Javier Milei.

“Hoy Javier Milei es el ancla que no permite que Juntos por el Cambio tenga más adhesiones”, se sincera ante PDS un legislador provincial peronista.

Es por eso que tanto el ministro candidato Sergio Massa como los alcaldes bonaerenses y el gobernador Kicillof prenden velas para que el libertario siga en torno a los 15 puntos a nivel nacional y transfiera aunque sea 10 puntos a su candidata a gobernadora Carolina Píparo.

Si Píparo saca menos de 10 puntos estamos al horno”, se escucha con preocupación cerca del gobernador Kicillof.

El titular de Hacienda se muestra como el timonel capaz de conducir la tormenta y busca desligar responsabilidades tanto en su antecesor Martín Guzmán como en el endeudamiento que tomó con el FMI el gobierno de Mauricio Macri: “Tenemos que pedir disculpas, hacer una autocrítica por lo que no pudimos cumplir de lo que prometimos en el 19 y mostrar a Sergio como el único que puede manejar esta situación”, aseguran a PDS desde el massismo duro.

Está claro que la tarea que Massa ha desligado a los alcaldes bonaerenses es estoica ya que deberán forzar el aparato al extremo para no solo seducir a los desencantados sino además motivarlos para que el domingo 13 vayan a votar.

“Los niveles de desentendimiento con las elecciones causan escozor, lo único que aspiramos es que vayan los convencidos, los demás son una incógnita”, admite ante PDS un referente justicialista sorprendido por la apatía que encuentra en las calles.

El cálculo que hacen en el entorno de Kicillof es que el peronismo necesita alcanzar en la PASO por lo menos los niveles de la elección de noviembre del 2021 en el conurbano, además de que la abstención no sea tan significativa y Carolina Píparo colecte más del 60% de los votos que saque Milei a nivel nacional. “Deberán alinearse los planetas ese día”, suplica un diputado provincial en relación permanente con los intendentes.

Preocupación por Grabois

Hay mucho enojo en las filas de los intendentes del conurbano sobre la actitud de Máximo Kirchner de permitir la participación de Juan Grabois en la interna.

Es que el referente social se puso el traje de opositor a la política económica de Massa y machaca a destajo sobre el aumento de la pobreza generado a partir de la espiralización inflacionaria: “Hoy en algunos distritos del conurbano Grabois está arriba de los 10 puntos”, destaca ante PDS un consultor que generalmente encuesta para el peronismo.

La preocupación se abate sobre el campamento de Sergio Massa ya que lo que en algún momento se había pensado como una candidatura testimonial de Grabois, para contener por izquierda el desencanto del kirchnerismo duro con la candidatura del tigrense, hoy aparece como una amenaza para que el ministro candidato logre ganar con la contundencia necesaria para potenciarse rumbo a octubre.

La incógnita pasa por saber que ocurrirá si Grabois supera el 10% de los votos en la interna de Unión por la Patria. “Sergio estaría en problemas porque arreciarían los cuestionamientos hacia su candidatura”, pronostica un legislador provincial peronista ante este portal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias