domingo 23 de junio de 2024 - Edición Nº2027

Provincia | 27 jul 2023

LAS RELACIONES POLÍTICAS DE SUTEBA

Baradel, enemigo público número uno del PRO: ¿aliado de Kicillof o salvavidas de plomo?

Cuando Santilli y Grindetti hablan de educación, critican más al gremialista que al gobernador. ¿Cuántos paros hizo SUTEBA? El titular del gremio es un aliado político de Kicillof. El cruce más fuerte fue con Ritondo.


Por: Ricardo Carossino

El titular de SUTEBA, Roberto Baradel, ha sido desde hace tiempo uno de los blancos que ha elegido el PRO para centrar una de las dos críticas que enarbolan contra los gobiernos peronistas: inseguridad y paros docentes. En ese sentido, fue María Eugenia Vidal quien hace tres meses opinó que es “el verdadero ministro de Educación de Axel Kicillof”.

La pregunta que se plantea a partir de esto es si Baradel como aliado político del gobernador Axel Kicillof, es un valor agregado para la gestión bonaerense o un salvavidas de plomo. Fue a principio de este 2023 cuando el gremialista pidió la reelección del gobernador: “El mejor plan de acción que tenemos es que Kicillof vuelva a ser gobernador de la Provincia, porque valora el trabajo de los docentes, el compromiso, respeta las organizaciones sindicales y da respuestas”.

Esta declaración se centra, principalmente, en la relación del gremio con Kicillof, pero difícilmente el votante ajeno a Unión por la Patria entienda la importancia estratégica, precisamente, de esa química entre la patronal y el empleado.

Justamente, hace una semana, la senadora María Teresa García resaltó el beneficio de esa relación entre SUTEBA y la gobernación. Sostuvo que el “reflejo” del acompañamiento de los docentes a la política salarial de Kicillof es “que no ha habido paro de ese sector en ninguno de los cuatro años de gestión del gobernador”.

Insólitamente, la ex gobernadora orgullosamente bonaerense habló sobre el tema días atrás y puso en el centro de su crítica al titular de los docentes: “No tengo dudas de que Baradel está preparando las piedras, igual que los dirigentes que ya avisaron que va a haber violencia”.

Desde SUTEBA, su secretario general no se ahorró la contestación: “Es increíble que Vidal hable. Cuando fue gobernadora, le hizo mucho daño a la escuela pública. Su gobierno tomó la decisión de buscar un conflicto con nosotros (los gremios docentes) y ella misma lo reconoce en su libro”.

Es cierto que la relación entre Vidal y Baradel fue traumática, pero los amarillos habían elaborado un plan de ataque contra el sector gremial, como se vio en casos como la intervención del SOMU y la GESTAPRO contra la UOCRA.

De la misma manera que el PRO elige criticar la altísima inflación que trata de domar Sergio Massa, en la Provincia de Buenos Aires, la insatisfacción de una parte de la sociedad de clase media con la gestión gremial de SUTEBA es aprovechada por los macristas para pegar por elevación al gobernador.

El precandidato a gobernador, Diego Santilli, cuestionó al secretario general, por la gran cantidad de cortes que hizo durante la gestión de Cambiemos en la provincia y la inactividad durante el mandato de Kicillof: “Se tiene que definir: si es un político que vaya a un partido político, si es sindical que discuta cómo los chicos aprenden”.

Cuando la oposición de derecha al actual gobernador pasa por la educación, Baradel es más un adjetivo que un sustantivo y así como el porteño de Horacio Rodríguez Larreta lanza sus dardos al docente, el candidato de Patricia Bullrich no se queda atrás, a pesar de que en sus twitters sobre educación conjuga pésimamente los tiempos verbales: “Si Sarmiento viviera, se vuelve a morir”.

Néstor Grindetti apuntó su cañón contra SUTEBA y le dejó un mensaje directo de cara a un eventual próximo mandato: “Vamos a llegar con un apoyo popular, vamos a decirle a Baradel que no representa a miles de maestros, sino a un grupo minúsculo que viven de una ventaja corporativa que no puede existir más. Es muy difícil dialogar con Baradel: es dogmático y prejuicioso. ¿Qué vamos a discutir, si nosotros queremos que los pibes tengan clases y él no? Por eso cuando declaremos la educación como servicio esencial, los paros se terminan”.

Llama la atención, de cualquier manera, que Grindetti ponga el foco en los paros que no existieron en cuatro años, como la misma Vidal lo afirma en notas a los medios, al recordar como comparación que le hicieron 62 medidas de fuerza.

Pero sin lugar a dudas, el mayor enfrentamiento entre Baradel y el PRO estuvo dado por el fuerte cruce que el gremialista tuvo con el diputado nacional y ex ministro de Seguridad de Vidal entre 2015 y 2019.

Desde su cuenta de Twitter, el sindicalista cuestionó los gestos obscenos del diputado Cristian Ritondo en la Cámara con un fuerte mensaje: “Y pensar que este personaje, con estas actitudes xenófobas, violentas y misóginas, quiere ser Gobernador de la Provincia de Buenos Aires”.

“Todavía tiene que explicar qué pasó con la droga que estaba bajo su custodia en el gobierno de Vidal y de la noche a la mañana desapareció”, denunció Baradel, lo que provocó la rápida respuesta de Ritondo, que redobló la apuesta al calificarlo de “impresentable”.

Por la misma red social, el diputado de Juntos por el Cambio retrucó: “Te lo explico fácil: la droga desapareció durante tu gobierno, el de (Daniel) Scioli, y nosotros lo denunciamos y echamos a los comisarios”. Además, remarcó: “¿Entendés o te hago un dibujito? Impresentable, ponete a laburar por la Educación de la Provincia que hace 20 años que te dedicás a destruirla”.

Baradel es el sinónimo de la educación bonaerense para toda la oposición a Unión por la Patria, por lo que es para el PRO un blanco fácil, aunque según las encuestas y pandemia mediante, no parece esmerilar la imagen del gobernador. El 13 de agosto se sabrá la primera opinión pública al respecto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias