jueves 29 de febrero de 2024 - Edición Nº1912

Provincia | 13 jul 2023

Interna amarilla

Bullrich acentúa su perfil halcón y Larreta confronta a Massa

En el comienzo de la guerra publicitaria la ex ministra elige mostrar empuje y juega el resto para ganar la interna con el voto duro. El alcalde porteño deja traslucir firmeza al hacer hincapié en las diferencias en cuestiones sensibles que tuvo con el Gobierno nacional durante la pandemia.


Por: Federico Cedarri

En Juntos por el Cambio tienen buenas expectativas de ganar en una primera vuelta ante una elección que tiende a polarizarse frente un Milei diluido, y más allá de las disidencias entre sus dos fracciones, los equipos económicos de ambos candidatos están trabajando en los aprontes de algunos ejes de gestión si les tocase llegar a la Casa Rosada.

En rigor, se está comenzando a esbozar que más allá del sincericidio de las variables económicas que provocaría en primera instancia una brusca devaluación también contemplan la posibilidad de una nueva legislación laboral para generar empleos de mejor calidad y formalizar trabajadores en negro lo cual le permitiría al Estado una mayor recaudación por aportes patronales.

Si bien Larreta expuso en los encuentros que ha tenido con los popes de la CGT que los consultaría a cada paso sobre cualquier modificación de la Ley de Convenciones Colectivas de Trabajo, sabe que deberá lidiar con una oposición férrea de los gremios si osara tocar aquella normativa parida en 1974 y que fue prohijada por el último Juan Domingo Perón.

En el campamento bullrista prefieren esquivar la moderación, con vistas a la PASO intentan garantizarse el voto puro amarillo y para ello acentúan un discurso férreo que promete avanzar más allá de cualquier impedimento o protesta social.

La radicalización de Bullrich también ha arrastrado a Rodríguez Larreta a correrse de un perfil centrista donde se encontraba plácido y se lo ha visto en las últimas semanas diferenciándose de Massa o directamente emparentándolo con los resultados magros de la gestión del ya fenecido Frente de Todos.

La Piba lee las encuestas que le llegan a diario y visualiza que recoge casi todo el voto ortodoxo del PRO y le cuesta entrar en los segmentos que repudian la grieta política.

En ese menester y con la cabeza en la interna, Bullrich ya desplegó su primer spot donde dejó en claro el carácter que le imprimirá a su campaña: “A todo o nada” reza el slogan del corto publicitario.

“Patricia se juega la elección en la interna al igual que Horacio", suelta con realismo ante PDS un legislador provincial que reviste en las filas bullristas.

Se la verá a Bullrich acentuar su dialéctica de firmeza y propiciar medidas de fondo en un hipotético gobierno cambiemista alejadas de todo tipo de gradualismo: “Patricia no tiene medias tintas y por lo menos en esta etapa de la campaña buscará el voto duro”, analiza otro legislador provincial amarillo.

En rigor, la Piba bucea el apoyo del público que está huyendo de la Libertad Avanza ya sea porque han sido permeable a las denuncias de la venta de candidaturas o a que los medios han comenzado a invisibilizar al libertario: “Esta clarito que existía un acuerdo de Milei con el massismo, fijate vos que desde que Massa es candidato Milei desaparece de los medios y empiezan las operetas contra él”, acusa un referente bullrista ante PDS.

Sabemos que Larreta y Massa son los candidatos del establishment y de los grandes medios y contra eso tenemos que luchar”, completa.

Las encuestas que manejan en el bullrismo la muestran arriba por un puñado de puntos en provincia de Buenos Aires y con cierta ventaja en el total país.

En el larretismo se envalentonan

En el espacio del alcalde porteño se comienza a percibir un mejor clima del que se respiraba antes del cierre de listas donde parecían apesadumbrados por el repentino crecimiento que había experimentado Patricia Bullrich.

Con el comienzo de las recorridas por los territorios y basados en lo que creen que fue un cierre de los armados amplio, aseguran que se ha revertido aquella ventaja que les sacaba la Piba y que en la provincia de Buenos Aires ya están cinco puntos arriba.

Más allá de la guerra de encuestas, Larreta piensa que no habrá un corte de boleta masivo en territorio bonaerense por lo que entiende que si Diego Santilli tiene ventaja sobre Néstor Grindetti es altamente probable que el Colo lo termine empujando a un triunfo en Buenos Aires: “Es muy difícil que la gente corte a Diego para votar a Bullrich”, se esperanza un legislador provincial larretista.

El porteño luce más confrontativo con el kirchnerismo y eso intenta mostrar en los primeros spots de campaña donde persigue capitalizar las diferencias sensibles al electorado que tuvo con el gobierno de Alberto Fernández durante la pandemia, especialmente el contrapunto por el cierre de escuelas.

En el laboratorio larretista entiende que si gana la PASO tendrán mucho para crecer por el centro del espectro político y ahí donde cobra significación el rol del Peronismo Federal que encabeza Juan Schiaretti.

El cordobés en el acto de lanzamiento de su fórmula con Florencio Randazzo le hizo un guiño al Pelado hablando de un frente de frentes y dejando traslucir que negociaría con otras fuerzas de cara a la segunda vuelta.

También el Gringo ensayó una diferencia con el sector de Patricia Bullrich al asegurar que dialogará con quienes no hablen de ajuste.

El domingo tendrá lugar un choque de titanes en Santa Fe y donde los dos presidenciables están decididamente enfrentados en sus apoyos. Bullrich sostiene a la radical Malbec Carolina Losada que confrontará con quién empuja el Pelado, el evolucionista Maximiliano Pullaro, en una puja que alumbra con final abierto.

Allí, tanto Bullrich como Larreta jugarán mucho de su capital político y el que gane la disputa saldrá mejor parado hacia el tramo final de la interna.

Lo que ha quedado claro con el transcurrir de la campaña es que Mauricio Macri ha decidido no hacer explícito apoyo a ninguno de los dos candidatos antes de la PASO y mantendrá a capa y espada su prescindencia: “Mauricio no quiere quedar pegado si pierde Patricia”, se burlan en el larretismo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias