martes 20 de febrero de 2024 - Edición Nº1903

Nación | 3 jun 2023

HONESTIDAD AL PALO

El FDT se confiesan: “Nadie sabe nada, ni siquiera Cristina Fernández”

EL FR espera que Massa vaya como candidato presidencial. Para el kichnerismo hay un Wado. Scioli avanza. Habrá PASO. ¿Podría haber más de dos listas? No queda claro que Tolosa Paz vaya a Provincia.


Por: Ricardo Carossino

Por primera vez en mucho tiempo, aparece un elemento a pocos días del cierre de listas que pone blanco sobre negro en cuanto a las incertidumbres de un espacio político, en este caso, el Frente de Todos y se percibe, de manera inusual, un valor muchas veces devaluado entre la clase dirigente: la honestidad.

Política del Sur charló con dos importantes fuentes de la Tercera Sección Electoral del peronismo, una del Frente Renovador y otra el Justicialismo ortodoxo. Ambos dirigentes admitieron la verdad de manera tajante: nadie sabe nada, “ni siquiera Cristina (Fernández de Kirchner) sobre cómo se resolverá el enigma para las PASO de agosto próximo.

Vale aclarar que a pesar de que Juntos por el Cambio tiene más certidumbres en cuanto a los candidatos, el caos que reina dentro del PRO y su sociedad con el radicalismo, desnuda un orden falso en el que las pelas internas están contaminando sus chances de ganar.

Pero dentro del FDT, la reciente danza de nombres (Agustín Rossi, Sergio Massa, Daniel Scioli, Wado de Pedro, Victoria Tolosa Paz, Juan Grabois y quizás algún gobernador que represente a la liga de los líderes provinciales) complica mucho el escenario y está lejos de ser una oferta de candidatos.

Es más bien, un signo de que como indicaron estas dos fuentes consultadas, realmente esta vez puede pasar cualquier cosa. Rara vez sucede, pero en esta ocasión, estos dos dirigentes entrevistados por separado repitieron literalmente la misma frase: “Puede pasar cualquier cosa”.

Desde el Frente Renovador esperan ansiosos la llegada de su jefe, pero aclaran que tienen que calmar el corazón porque apenas aterrice con el flamante ARG-01, parte para Estados Unidos a cerrar el acuerdo con el FMI. Y luego, entonces, sí, supuestamente realizará su muestra de poder en un plenario general del massismo de todo el país, el próximo 10 de junio.

Este dirigente del FR dijo que dudosamente en ese plenario haya novedades concretas. De todas maneras, alimenta la esperanza de que el ex intendente de Tigre sea candidato a Presidente de la Nación: “¿Sino cuándo lo va a hacer?”, se preguntó.

Desde luego que una candidatura tan importante a nivel nacional redituaría políticamente para él en su distrito, pero no deja de advertir que se tiene que esperar a ver qué pasa con la decisión de Cristina, que claramente es el factor determinante en esta ecuación.

Desde el peronismo ortodoxo también esperan y apuestan por la fórmula que represente todo lo que no es La Cámpora. Scioli es quien intenta agrupar el frente que no se refleja en Máximo Kirchner para equilibrar la correlación de fuerza ante la fuerza de la vicepresidenta en el conurbano. Se espera y se comenta, que haya viejos heridos de los últimos 20 años del kirchnerismo que tienen facturas para cobrar, aunque nadie tampoco se atreva a hacer públicos sus enconos con Cristina porque sigue influyendo notablemente en la predilección del votante progresista.

Si bien desde el PJ aceptan esta realidad, también es cierto (y ella lo sabe) que no le alcanza para ganar. La misma Cristina sabe que el milagro será llegar al ballotage y ahí radica su infortunio repentino como estratega: elegir un candidato que no se sabe a ciencia cierta a quien puede enfrentar en la segunda vuelta.

La vicepresidenta no tiene el dato futuro: ¿será Horacio Rodríguez Larreta, será Patricia Bullrich, será Javier Milei? El FDT va a necesitar un candidato que se adapte y quepa en una estrategia electoral que podrá tener tintes moderados o no, según a quien se tenga enfrente.

Desde los sectores que no coinciden con La Cámpora, suponen que una interna en las PASO ordenaría el espacio, pero Cristina tampoco tiene claro si tienen razón o la razón la tiene Máximo y Massa que apelan al candidato de síntesis.

Faltan tan solo 20 días y los dos dirigentes consultados confiesan algo confundidos que aún las decisiones no están tomadas, que sería prematuro arriesgar una jugada de Cristina. Faltan tan solo 20 días y de repente es prematuro decir quién tiene que ser el que represente al espacio.

Quienes están en la vereda de enfrente de La Cámpora miran con recelo al recientemente lanzado Wado de Pedro, lo ven inmaduro para ese lugar. El FR ve a Massa como el indicado, pero desde el sciolismo entienden que el elegido tendría que ser el Pichichi por la buena relación con Lula Da Silva quien se erigió como líder regional a bordo del BRICS.

Todo esto en la balanza de la ex Presidenta de la Nación y a pesar de que ella piensa que tiene el dedo “mocho”, lo cierto es que todos esperan su opinión concreta, sin embargo, ante lo que ella consideró un mal final (el gobierno de Alberto Fernández), tal vez decida esta vez poner su propio candidato en una fórmula y que se largue la interna en agosto entre dos, o tres fórmulas. No más.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias