lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Sociedad | 1 jun 2023

ECONOMÍA

Santillán advirtió que “más del 65% de las panaderías son clandestinas”

El vocal de la Federación Panaderil bonaerense sostuvo que “hay una pelea muy desleal”.


El vocal segundo de la Federación Panaderil de la provincia de Buenos Aires Darío Santillán dialogó con Política del Sur sobre las dificultades que atraviesa el sector en un contexto de suba de precios y baja del consumo. También alertó sobre la “pelea muy desleal” contra las panaderías clandestinas.

Hoy cada vez hay más cola cuando cierran las panaderías, está costando. Hoy tenemos un pan de 520 pesos, si lo aumentas tenés menos ventas. Todos los panaderos siempre donan a los comedores y la gente viene a pedir lo que sobró, uno intenta siempre dar una mano”, recalcó Santillán.

En ese sentido, el referente de Ezeiza remarcó que “se intenta mermar por el tema de las pérdidas”. “Se baja la producción pero no se llega a vender todo lo que produce. Hay lugares céntricos que se complica con los alquileres y los costos”, indicó.

Precisó que “hay lugares que el pan está 650 pesos el kilo, depende el lugar y la zona” y luego advirtió: “Peleamos mucho contra la clandestinidad. Encontras panes de 420 pesos, en La Matanza, los hacen atrás de la casa, hay una pelea muy desleal. Más del 65 por ciento de los panaderos de hoy en día es clandestino”.

También cuestionó que “el sindicato aprieta mucho al panadero, pero los mercados chinos hacen la mano de obra de manera desleal”.

En este contexto delicado, no obstante, destacó que en las panaderías ahora se destina a hacer pizza, empanadas, se va renovando la actividad sino se hace difícil subsistir”. “El consumo en la calle ha bajado mucho. La persona más vulnerable que necesita comer un sándwich para llenar la panza, un kilo de pan de 600 pesos es una locura. No cierran los números para la gente”, evaluó.

Por otra parte, criticó el incremento del azúcar. “La semana pasada había faltante y sigue subiendo. Las margarinas aumentaron también. Está todo muy caro. El panadero busca variantes en hacer cafetería, otras cosas, están los sueldos de los empleados, muchas cargas sociales, es una sumatoria de cosas, la luz, el gas. Es un panorama desalentador estamos esperando que llegue fin de año para que haya un cambio de gobierno con otras expectativas”, puntualizó.

“Esto viene de generaciones, de padre, hijo, abuelos, es una inversión muy grande. Para los dueños de las panaderías es mucho el sacrificio que se hace por la rentabilidad que deja hoy en día”, apuntó.

Finalizó que “el Gobierno entrante tiene que ver el tema de los impuestos, se paga mucho en ese sentido”. “Por eso tenemos muchas panaderías clandestinas y se hace difícil contratar gente”, sentenció.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias