miércoles 07 de junio de 2023 - Edición Nº1645

Sociedad | 23 may 2023

DEPORTES Y EDUCACIÓN

De Longchamps a China: el ex futbolista de Quilmes que ahora es formador de jugadores

Esteban García se desempeñó como futbolista del Cervecero y encontró su lugar en el mundo dedicándose a inculcarles la docencia y el respeto a los futbolistas menores.


Una vez que se retiran de la actividad profesional, muchos futbolistas caen en la depresión y el temor al “día después”. Sin embargo, para algunos ex jugadores todo puede llegar a surgir como una nueva oportunidad o una aventura inimaginable. Esa es la historia de Esteban García, ex jugador de Quilmes, quien una vez que colgó los botines se supo dedicar y seguir ligado al deporte desde otro ámbito como formador de juveniles en China.

Sus comienzos fueron en el club Esperanza de Longchamps, pasó por Quilmes donde hizo todas las divisiones inferiores y llegó a debutar en Primera División con 20 años. Siguió en Atlético Rafaela, luego emigró al Dinamo Tirana de Albania y disputó la Champions League. En su regreso al país vistió los colores de Estudiantes de Río Cuarto, Deportivo Español y el retiro en Cañuelas, tras cuatro años en la institución.

"Estuve en pocos clubes pero muchos años, en Quilmes jugué 7 años. Me retiré con 34 años en Cañuelas, me sentía deportivamente muy bien, pero el ascenso es complicado por lo que se gana. Me llego esta propuesta de ir a China, uno lo piensa por la distancia pero termina siendo más ameno y en lo económico y lo laboral siempre es óptimo. Acá pagan en términos y las condiciones son buenas, pero el tema es la familia y lo que se extraña”, reconoció García en dialogo con Política del Sur.

En ese marco, el ex futbolista de Quilmes contó que actualmente vive en Shaanxi. “Es una ciudad que tiene 14 millones de habitantes. Es la antigua capital de China, es muy grande, moderna. Es cómoda y muy largas las distancias. Hay mucho tránsito, pero me pude acomodar de la mejor manera”, contó. Su tarea en China es la de realizar clínicas y charlas para entrenadores de fútbol y profesores de educación física.

Soy oriundo de Longchamps y se extraña mucho el día a día. Somos cinco argentinos. Ha cambiado esa circunstancia y estamos viviendo todos en el mismo complejo. Estamos juntos y eso es una ventaja. Se extraña la costumbre de la comida. El fútbol es un trabajo muy comunicativo, los entrenamientos son cortos de una hora y media, más o menos, tenemos traductor. La dinámica hay que encontrarla. Estamos estudiando un poco el chino, para no tener que usar tanto a la traductora”, indicó.

Además, explicó las diferencias que existen entre el deporte en China y en nuestro país. “En Argentina está el potrero que por un tema de seguridad se está perdiendo mucho. Acá meten el deporte dentro de las escuelas más al estilo Estados Unidos. Tienen futbol, básquet, ping pong, atletismo, están todas las actividades. Tienen la parte deportiva dentro de una materia”, precisó.

Y siguió: “El niño chino no tiene que salir a una plaza para encontrar lo que ya tiene dentro de un establecimiento. El gobierno les provee esa posibilidad a los chicos. Se apunta mucho a la parte educacional. No se apunta a que sea un deportista profesional teniendo la materia”.

En ese plano, consideró: “Necesitamos el equilibrio en Argentina de que una cosa va de la mano con la otra. Tenemos una gran cantidad de chicos que pueden tener la posibilidad de que vayan a ser futbolistas, falta que el Estado ponga diferentes actividades deportivas para que el niño haga deporte dentro de la escuela para que salgan de la calle y tengan la parte de integración en un grupo y después el camino y el destino diría si puede hacerlo a eso”

El club de barrio es sumamente competitivo, no termina siendo un lugar social. A mí no me gustaría dirigir futbol base. Se les enseña a ganar y el ganar en base a nada y en base a cualquier costo. Sin dar valores dentro de lo que hay en cada grupo humano. Si no sos bueno estoy seguro que tu lugar no lo vas a encontrar. Acá al ser un nivel escolar se dividen los grupos en cuanto a la capacidad. Si pudiéramos cambiar estas cuestiones en Argentina seriamos campeones del mundo más seguido”, finalizó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias