martes 28 de mayo de 2024 - Edición Nº2001

Gremiales | 18 may 2023

LA PROXIMA SEMANA

Nueva audiencia por la quiebra de Garbarino: despedidos aseguran que la situación “es insostenible”

Luego de un pedido al juez, serán recibidos en el marco de la causa, buscando una salida a la larga crisis. En la previa lograron dos avances: sostener la representación en la causa y la primera venta de materiales para pagar parte de la deuda.


Por: Diego Lanese

En diciembre pasado, por primera vez coincidieron en una misma audiencia los despedidos de Garbarino con el dueño de la firma, Carlos Rosales. En esa audiencia, se intentó buscar una salida a la larga crisis, pero no hubo acuerdo, ya que el empresario dijo tener un plan para poder pagar los sueldos, aguinaldos e indemnizaciones adeudadas, pero nunca lo explicitó. De hecho, en casi seis meses, no aportó más información, lo que generó varias presentaciones del grupo de trabajadores que pelea por que se realice ese pago. Ahora, la próxima semana habrá una nueva reunión en el marco de la causa judicial por la quiebra de la empresa, donde se podrían dar más detalles del avance y las medidas para terminar con la crisis iniciada a mediados del 2021. En la previa, el grupo de cesanteados tuvo dos buenas noticias. Por un lado, se mantuvo la representación en el marco de la causa, que tiene a los ex empleados como “acreedores privilegiados”. Además, hace unos días se autorizó la primera venta de materiales de la firma, cinco vehículos de su flota, cuyo dinero fue destinado para el pronto pago que beneficia a los despedidos. Pese a esto, la situación sigue siendo “insostenible”.

 

La nueva audiencia fue confirmada por el representante de los despedidos, Gabriel Yapura, que fue el encargado de hacer el pedido formal y que irá junto a otros cesanteados. Según le dijo a Política del Sur, el mismo será “el 24 de este mes, cuando tengamos audiencia junto a un grupo de los trabajadores despedidos hablando con el juez Fernando D’alessandro sobre nuestra situación y que se hace insostenible”. Lo que aclaró Yapura es que "Garbarino no se presentará". Allí, además, se definirán cuestiones vinculadas a la causa judicial, luego que se autorizara la primera venta de materiales, cuyos fondos fueron entregados a los despedidos. Mediante una resolución, el juez aceptó la venta de cinco vehículos, ofrecida de la sindicatura. Se trata de furgones y camionetas de la flota de Garbarino, que se venderían a un particular que ofreció unos 5 millones de pesos por los cinco rodados, sin contar gastos de patentes y multas adeudadas, que serán absorbidas por el comprador, lo mismo que el gasto de traslado. Ante esta oferta, el magistrado decidió levantar “la inhibición general de bienes de la concursada, a cuyo fin líbrese oficio al Registro de la Propiedad Automotor”.

Lo más importante es que junto a la autorización de la operación, el fallo al que tuvo acceso Política del Sur establece que esos fondos “deberán ser ingresados en la cuenta abierta a nombre de estos actuados dentro de las 48 horas de efectuada la venta, a los fines de su distribución entre los acreedores con créditos prontopagables”. Es decir, los trabajadores. Esta venta es la primera de su tipo, ya que hasta el momento la sindicatura y el juez habían congelado el material de la firma. Los pagos que vienen recibiendo los despedidos, en concepto de salarios, aguinaldos y liquidaciones adeudadas, sale de una cuenta donde se depositan las ventas de los locales todavía abiertos. Pero la falta de stock y reposición las hizo disminuir, al punto que el mes pasado algunos trabajadores recibieron sumas irrisorias, como 60 pesos. Ahora, se sumarán los 5 millones de pesos que aproximadamente salen de la operación de estos vehículos, lo que les abre la puerta a operaciones similares.

 

Cuando se hizo la primera oferta, la primera respuesta de los trabajadores fue el rechazo. A través del propio Yapura, presentaron un escrito donde daban cuenta de su postura. “El comité provisorio de acreedores en representación de los acreedores laborales en situación fáctica diferente, se opuso a la venta de los automotores, por tratarse de un precio vil, y solicitó que se confiera traslado a las tres sindicaturas que intervienen en autos a fin de que acompañen un listado del que resulta el modelo, marca y el precio actualizado en el mercado de usados de los autos cuya venta se pretende”, explicaron ante la Justicia. En un primer momento los cesanteados calculaban un valor de 10 millones de pesos por los vehículos, según el valor de mercado. Pero luego el juez explicó las deudas y el estado general de los rodados, lo que hacía “razonable” el precio final.

“En primera instancia nos opusimos a esta venta, porque para nosotros era como la continuidad del vaciamiento”, admitió Yapura. “Hay que tener en cuenta que nosotros no vemos una salida, estamos en un callejón sin retorno, no vemos que Garbarino pueda conseguir capitales que puedan sacar a la empresa de donde está”, recalcó el representante del colectivo. Pero cuando tuvieron toda la información, como el estado general, las deudas y los gastos que generaban al estar parados, dieron el visto bueno.

El detalle, que nosotros vemos bueno por parte del juez, es que esa plata fue para los trabajadores, a través de la cuenta del Banco Ciudad, que van a recibir un porcentaje”, destacó Yapura. El referente recordó que “es muy magro lo que se está pagando en el pronto-pago a los trabajadores despedidos, porque son muy magras las ventas y el ingreso de recursos, ya que no hay productos ni reposición”. “Si nosotros no interveníamos vaya a saber a dónde pueden ir a parar esos fondos”, alertó. En este sentido, destacó que este avance se logró “gracias a que nos organizamos, no bajamos lo brazos y seguimos luchando. No es mucho, pero Garbarino ahora sabe que vamos en serio y vamos a luchar por nuestro derecho”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias