martes 28 de mayo de 2024 - Edición Nº2001

Provincia | 16 may 2023

Preocupación oficialista

Suma músculo político la posibilidad de un desdoblamiento electoral en la provincia

El gobernador Kicillof blanqueó públicamente la cuestión y en su entorno comienzan a garabatearse las fechas de fines de septiembre o principios de octubre para los eventuales comicios. Busca despegarse de la influencia negativa de la égida nacional y provincializar la discusión, aunque la decisión final estará matizada sobre el rumbo que Cristina Kirchner imprima a su futuro político.


Por: Federico Cedarri

La posibilidad de un desdoblamiento en la provincia de Buenos Aires asomaba como algo quimérico hace algunas semanas pero en los últimos días ha comenzado a proveerse de sustancialidad política y adquirió el etiquetado de posibilidad concreta.

En rigor, ingresó en la consideración de la mesa chica del gobernador Axel Kicillof la cuestión puntual y hoy está sobre la mesa: “Ha comenzado a tomar fuerza”, disparan sucintamente quienes están al tanto de las elucubraciones en el Palacio de calle 6.

Vale considerar que el mandatario bonaerense se guardó la carta de determinar la fecha de las elecciones generales en el distrito aunque convocó para el 13 de agosto a la PASO: arrinconado porque no tenía mayoría en la Legislatura para desengancharlas de la interna nacional.

Deberá efectuar la convocatoria en un plazo anterior de al menos 90 días, por lo que en caso de despegarlas de la órbita de los comicios presidenciales debería firmar el decreto en forma posterior al cierre de listas del 24 de junio.

El tiempo apremia a Kicillof, aunque la determinación final estará matizada por el influjo del rumbo que tomará la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre si transigirá la postura enarbolada sobre fin del 2022 de no participar de ninguna contienda electoral.

En caso de jugar Cristina, lo haría en el casillero de senadora nacional por Buenos Aires para eventualmente apuntalar con su arrastre la suerte de Kicillof en el mayor distrito del país, se desarticularía la arquitectura del desdoblamiento que hoy ocupa y preocupa al círculo áulico que rodea al mandatario.

Pero en caso de que la Vicepresidenta finalmente resuelve irse a su casa el 10 de diciembre de 2023 la posibilidad de un desdoblamiento escala en preponderancia dentro del peronismo bonaerense.

La alta inflación es uno de los principales inconvenientes que afronta el Frente de Todos y puntualmente en la provincia de Buenos Aires, ya que el aumento del costo en alimentos en el conurbano superó ampliamente el 10% en el mes de abril.

Tomando en cuenta la incidencia de ese dato en amplias zonas del Gran Buenos Aires, verdadero bastión del peronismo, es que el mandatario orejea la posibilidad de sumergir la discusión compartimentándola dentro de los cánones de la gestión provincial y alejado del fantasma de una crisis económica que no le da respiro al oficialismo.

“Debatir el perfil de provincia nos vendría bien, separarnos de la égida nacional que no nos permite centrarnos adecuadamente en nuestros problemas”, sostiene un legislador peronista del interior bonaerense a PDS anticipándose quizás a la discusión del próximo mes y medio.

En el entorno de Kicillof había cierta ilusión con la gestión de Sergio Massa al frente de la economía, pero el desmadre del costo de vida comenzó a desangelar la figura del tigrense en su carrera hacia la presidencia: La falta de un candidato con galones para pelear en Nación empuja a Kicillof a analizar la viabilidad de comicios desdoblados aunque sea preso de una millonaria cantidad de dinero que debería erogarse para llevarlos adelante.

Produce escozor en la gobernación la eventualidad de que el FDT pudiese terminar tercero en la elección presidencial y derrame un tsunami hacia la provincia de Buenos Aires por el efecto arrastre negativo.

Advierten con cierto optimismo en la Casa de Gobierno de La Plata que las elecciones anticipadas en otras provincias han provisto de triunfo contundentes a la mayoría de los oficialismos.

También Santa Cruz adelanto sus comicios en lo que podría constituir un indicio claro de que Cristina podría finalmente desistir de cualquier competencia electoral.

Con todo, el mandatario seguirá analizando el tema durante las próximas cuatro semanas ya que deberá tomar una determinación sobre fines de junio y con las cartas sobre la mesa: el cierre de listas ya será cosa juzgada.

Fechas tentativas y algunas preocupaciones

Kicillof y su séquito mensuran las posibilidades negativas que podría acarrear un adelantamiento electoral: concluyen que se morigeraría el efecto de Javier Milei al desaparecer su nombre en la boleta del candidato a gobernador libertario.

En este caso, sería mucho menor el arrastre desde arriba para quién finalmente encabece la boleta del economista porteño lo que podría desencadenar en una puja mano a mano y polarizada entre el candidato que surja de la interna de Juntos y el Gobernador: “Ese escenario de polarización sin Milei es un riesgo, pero peor sería un arrastre negativo en las presidenciales”, sostienen trémulos al lado del mandatario.

Las consultas con la oposición ya comenzaron, el inconveniente es que las desavenencias de la interna de Juntos conspiran contra un avance en las negociaciones aunque según pudo saber PDS no habría un criterio unívoco en la filas de la coalición: algunos sostienen que el adelantamiento los privaría del arrastre nacional que suponen los favorecería en la puja con Kicillof y otros coinciden con que el despegue de los comicios nacionales sería favorable para una polarización sin el factor Milei que divida al voto antikirchnerista.

Kicillof garabatea el perfil que le dará la campaña en caso de tener que confronta un match decisivo con la oposición juntista sin la influencia de la discusión nacional: buscará acentuar la postura productivista de su gestión y volverá al ruedo con el remanido argumento de confrontar con los 4 años de gobierno de Vidal a los que emparentará con el neoliberalismo y el ajuste.

Las fechas tentativas que se manejan de manera palaciega para un posible adelantamiento de los comicios serían las de fines de septiembre, preferentemente el último domingo del noveno mes del año, el 24; o en su defecto el primer domingo de octubre, el 1, ya que los siguientes domingos ocupan un fin de semana largo y el Día de la Madre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias