viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

Provincia | 11 may 2023

Efervescencia amarilla

La irrupción de Ritondo en el bullrismo podría arrojar a de la Torre e Iguacel a los brazos de Milei

Los precandidatos ya lanzados no verían con buenos ojos la llegada del ex ministro de Seguridad provincial, mientras la Piba hace equilibrio y podría sugerirle al jefe de los legisladores del PRO que encabece la lista de candidatos a diputados nacionales. Larreta refuerza su alianza con el eje radical Morales-Lousteau y persiste en la intentona de acuerdos políticos amplios para dar sustento a un hipotético gobierno.


Por: Federico Cedarri

La decisión de María Eugenia Vidal de bajarse de la candidatura presidencial por el PRO y de manifestar explícitamente que tampoco sería prenda de paz en CABA entre el macrismo y el larretismo no sorprendió a nadie, de hecho era sumamente esperable pero contribuyó a sumar nuevos interrogantes en la ya compleja interna bonaerense.

En rigor, la deserción de la ex mandataria bonaerense blanqueó el alistamiento del candidato a gobernador que le respondía a Heidi, Cristian Ritondo, a las filas de la Piba.

La primera foto de Vidal post renunciamiento es justamente con la ex presidenta del PRO nacional lo que sugiere un claro indicio de por donde caminarán sus preferencias, más allá de que después visitó a su mentor político, el porteño Horacio Rodríguez Larreta, el acomodamiento de la ex gobernadora con los resabios del macrismo hoy enrolados con la Piba es indisimulable.

El jefe de Gobierno en tanto brindó el fin de semana una muestra más de que su alianza con el titular radical, Gerardo Morales, es indisoluble. No solo lo acompañó en su bunker durante los festejos de la arrolladora victoria de su delfín en Jujuy, Carlos Sadir, sino que enviaron un mensaje de consolidación de un proyecto político que apuesta a los acuerdos políticos más que al mesianismo de una figura.

El alcalde porteño pareció enviar una señal hacia adentro de la interna del PRO ya que confirmó su perfil de negociador, se reunió recientemente con los Gordos de la CGT y les garantizó que buscará ponerse de acuerdo para un eventual reemplazo de los actuales convenios colectivos de trabajo contrastando con la temperamental Patricia Bullrich que infiere una confrontación con el sindicalismo.

La Piba procura no atacar a Milei: razonan cerca de la candidata que si le ganan la interna a Larreta le escamotearán al libertario una porción de adhesiones en pos del voto útil contra el oficialismo.

Revuelo en la provincia

El desembarco del ex ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo en el espacio de Patricia Bullrich no estará exento de ruidos internos importantes que podrían desencadenar en alguna fuga hacia el territorio de Javier Milei.

Si bien Pato habría prometido a sus tres precandidatos a la gobernación Néstor Grindetti, Joaquín de la Torre y Javier Iguacel que tomaría una decisión de preferencia hacia mediados de mayo, la llegada de Ritondo trastocó los planes.

Bullrich siempre quiso de su lado al ahora diputado nacional, que si bien está varios escalones debajo del larretista Diego Santilli en la intención de voto, asoma como más competitivo que los otros tres lanzados a la cancha.

Sin embargo, algunos de ellos como Iguacel y fundamentalmente de la Torre comenzaron a esbozar cierto fastidio por la incorporación de Ritondo. “Se suma recién y se quiere quedar con todo”, afirman con ahínco cerca de los precandidatos ya lanzados.

Al alcalde de Lanús con uso de licencia, Néstor Grindetti, tampoco parece haberle agradado la llegada de Ritondo aunque lo disimula mejor, tanto que compartió recientemente un acto con el ahora titular del interbloque nacional de diputados del PRO.

Bullrich sabe que no será sencillo mantener a de la Torre e Iguacel en el redil si la preferencia por Ritondo finalmente se confirma.

De hecho, el senador peronista de San Miguel ya ha mantenido contactos preliminares con Javier Milei a quien no impugna y hasta en su momento intentó convencer a Mauricio Macri de sumarlo a Juntos por el Cambio como la pata liberal, incluso en los últimos días se lo escuchó denostar la posibilidad de incorporación de José Luis Espert a Juntos.

En rigor, de la Torre tiene una estructura en todos los distritos de la provincia que prohijó durante su ejercicio en el Ministerio de Gobierno bonaerense durante el vidalismo lo que le podría facilitar a Milei lo que hoy adolece en la provincia de Buenos Aires.

Cerca de Bullrich sostienen que la Piba no prometió candidaturas y que Ritondo caminará a la provincia en un pie de igualdad con los demás precandidatos, de hecho también comienza a analizarse la posibilidad de que baje su candidatura y encabece la lista de diputados nacionales por la provincia con la hipotética promesa de que si gana la Piba sería titular de la Cámara Baja en el Congreso Nacional.

En tanto, los intendentes amarillos bonaerenses continúan vociferando en voz alta la necesidad de que haya un solo candidato a gobernador por la coalición opositora, preocupación que comparten con sus socios radicales.

El bullrismo ha intentado bajar los decibles a la posibilidad de desarrollar internas en todos los distritos de la provincia reconociendo que solo habría escamaramuzas donde no se pudieran poner de acuerdo, de hecho deslizan que la Piba podría llegar a analizar la posibilidad de que Santilli, quién mejor mide, encabece una única fórmula en la provincia a través de un acuerdo macro.

Pero quién ahora se opone a compartir su candidato es el alcalde porteño Rodríguez Larreta. “Porque Horacio le va a dar a Bullrich la posibilidad de tener un candidato fuerte en la provincia, si quieren internas a nivel nacional que ponga su candidato en la provincia”, torea un legislador provincial ligado al larretismo.

Patricia sabe que sus candidatos no levantan el amperímetro, pero si quiere ser presidenta deberá competir”, cerró lapidario.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias