viernes 21 de junio de 2024 - Edición Nº2025

Provincia | 10 may 2023

Estrategia oficialista

Kicillof ata su suerte a la decisión de Cristina

El Gobernador podría adelantar los comicios en territorio bonaerense y despegarse de la elección nacional si es que la Vicepresidenta no juega en este turno electoral. La situación económica comienza a condicionar una victoria en la provincia que se descontaba hace unos meses.


Por: Federico Cedarri

El renovado impulso del operativo clamor en lo que respecta a una posible candidatura presidencial de Cristina Kirchner acicateado desde sectores afines al riñón de la Vicepresidenta como una manera de preservar su poder decisorio, mantiene expectante al gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Es que una posible postulación de Cristina para una tercera presidencia le sacaría el sayo molesto de ser apalancado por sectores ligados a La Cámpora, que conduce Máximo Kirchner, y algunos popes del conurbano bonaerense para una candidatura presidencial que solo aceptaría, muy a su pesar,  si se lo pidiese la Vicepresidenta.

De paso, consumaría oficialmente su objetivo de jugar su reelección en la provincia de Buenos Aires lo que ha venido declamando insistentemente durante los últimos meses.

Cristina Kirchner es considerada determinante en la estrategia del Gobernador en territorio bonaerense aún si se postulase a senadora nacional, ya que encabezaría el crudo de la boleta y con su imagen se cree que apuntalaría la suerte del Gobernador. “Axel le prende velas a Cristina”, desliza por lo bajo a PDS un legislador provincial analizando el cuadro de situación.

En el caso de que la Vicepresidenta forme parte de cualquier tramo de la oferta oficialista, desde la gobernación descartarían aventurarse hacia un desdoblamiento electoral para despegarse de la suerte nacional.

En rigor, Kicillof tiene tiempo hasta fines de de julio para definir si finalmente se pliega a las elecciones generales del 22 de octubre o se lanza a la territorialización de la pelea.

Los principales referentes del peronismo bonaerense ven con cierta desconfianza la posibilidad de avanzar en ese sentido ya que, según entienden cerca de Máximo Kirchner y los alcaldes bonaerenses, el oficialismo debe apostar al mejor candidato presidencial posible porque en la provincia de Buenos Aires el corte de boleta es mínimo para la instancia de gobernador: “Al sectorizar la pelea sacas del juego la incidencia del factor Milei en la dispersión del voto opositor”, completa otro legislador peronista.

Sin embargo, cerca de Axel Kicillof siempre se retroalimenta la sospecha de que Máximo y sus laderos lo buscan desplazar de la órbita bonaerense para subir a la pelea por la gobernación a un referente del conurbano o inclusive en los últimos días tomó trascendencia el nombre del camporista Wado de Pedro.

En conclusión, la estrategia de desdoblamiento o no que determine Kicillof en la provincia estará condicionada por la decisión que Cristina tome el 24 de junio, ya que si es candidata a presidenta o senadora nacional el Gobernador jugará su reelección el 22 de octubre para capitalizar el arrastre de la Vicepresidenta, mientras que en caso contrario podría resolver un desdoblamiento para el cual tendría que torcer la voluntad de los principales alcaldes del conurbano y del mismísimo Máximo Kirchner, titular partidario provincial.

Kicillof sospecha que no tiene garantizada la victoria en la provincia de Buenos Aire pese a ser el candidato que mejor mide en la órbita oficialista y sostiene que la situación económica imperante y la irrupción de Javier Milei han contribuido a menguar al apoyo al peronismo inclusive en sectores del populoso conurbano.

La economía acosa la suerte del Gobernador

Axel Kicillof monitorea a cada instante la situación de la economía y se aflige ante algunos indicadores que le marcan la suba de más del 50% en los alimentos desde comienzo de año en el principal bastión del kirchnerismo: el conurbano bonaerense.

Cabe consignar que en ese espacio territorial de la provincia de Buenos Aires se afinca la mayor parte del voto cautivo del oficialismo, a lo que debe agregarse que de continuar increscendo la conflictividad social pueda proseguir la fuga de votos de jóvenes sub 30 hacia las huestes de Javier Milei.

“Si el peronismo no logra al menos el 50% de los votos en la decisiva Tercera Sección electoral la provincia la perdés, hoy está en el orden del 45% y decreciendo”, afirma contundente un analista que mide a diario el humor social del conurbano.

Esta peculiaridad es la que puede estar alimentando en el Gobernador la intención de adelantar las elecciones en Buenos Aires y buscar trasladar el combate de ideas con Juntos a las cuestiones provinciales.

Kicillof busca atender las falencias sociales para intentar contrarrestar el impacto inflacionario, es por esto que es inminente el anuncio de un sustancial incremento de la cuota de los empleados estatales pactada para mayo: la elevaría del 6 por ciento presupuestado al 14 por ciento.

El acuerdo había sido suscripto en el mes de marzo y la renovación de los parámetros da un indicativo de lo que se ha espiralizado la inflación.

En la gobernación no cesa la alarma por la magnitud que viene adquiriendo la permanente erosión del costo de vida y lo que acrecienta el malestar cerca de Kicillof es que no visualizan en los próximos meses un escenario de mejora sustancial, tanto de los índices de la actividad económica que tienden a estancarse como del crecimiento de los precios que seguirían en torno a un piso del 7%.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias