martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Gremiales | 9 may 2023

SALUD PUBLICA

Gremios de la enfermería ven “un paso positivo” en la nueva ley de promoción del sector

Se trata de la norma que crea el denominado Promoción de la Formación y del Desarrollo de la Carrera de Enfermería. Pese a esto, insisten con un tema clave: “el reconocimiento profesional” de los licenciados.


Por: Diego Lanese

Durante la pandemia, el sistema sanitario argentino fue llevado al límite de sus capacidades, dejando al descubierto sus principales falencias. Los problemas de recursos humanos fueron uno de los más recurrentes, en especial en las olas de contagios, ya que los centros asistenciales de veían desbordados, sin el personal disponible, entre ellos los enfermeros y enfermeras. A partir de allí nació un reclamo de mejores condiciones salariales y laborales, que derivó en la elaboración de una ley que se aprobó en septiembre de 2022, que entre otras cosas crea un programa de promoción del sector, y un plan que iguale la situación en todo el país. La norma se acaba de reglamentar, y según los gremios se trata de “un paso positivo”. Pese a esto, alertaron que el punto clave de sus reclamos no está en la normativa: que los licenciados sean reconocidos como profesionales. Por eso, adelantaron que seguirán sus reclamos, como el que se hará esta semana en el marco de una audiencia de conciliación en la Ciudad de Buenos Aires.

 

La ley 27.712 entró en vigencia en estos días, una vez que se publicó en el Boletín Oficial el decreto reglamentario. Para la enfermería es un paso adelante, aunque esperan que se resuelvan cuestiones puntuales. Según le dijo a Política del Sur Héctor Ortiz, enfermero del hospital Durand y referente de la agrupación ATE Hospitales, la normativa “no habla de un reconocimiento profesional, lo que nosotros venimos pidiendo por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires". El dirigente gremial agregó que si bien este programa de reconocimiento “trae mejoras para quien quiere formarse, capacitarse, lo que es un paso positivo”, no atiende el reclamo principal. “La norma habla de cursos, becas, pero no hay detalles sobre ese reconocimiento para quienes tienen un nivel universitario”, insistió Ortiz. El enfermero explicó que en la enfermería existen tres niveles: “el auxiliar, con formación de nueve meses; el técnico, que es un profesional terciario, y la licenciatura, que tiene nivel universitario”.

Según la nueva ley, se declara “de interés público nacional” la Promoción de la Formación y del Desarrollo de la carrera de Enfermería en la República Argentina. Además, se crearán un programa y una comisión nacional para fomentar mejoras en las condiciones laborales. La ley busca “jerarquizar a las y los enfermeros como profesionales de la salud, establecer los mecanismos necesarios para favorecer su formación continua y de calidad, e incrementar la cantidad de trabajadores según las necesidades de cada provincia”. También se desarrollará el Programa Nacional de Formación de Enfermería (PRONAFE) a cargo de la cartera educativa nacional, para poder “administrar y gestionar los incentivos y aportes económicos para la mejora continua de la calidad de la formación de las enfermeras y los enfermeros, incrementar el número de egresadas y egresados y promover el desarrollo de la enfermería en todo el territorio nacional”. La nueva ley establece “mecanismos de evaluación y autoevaluación de la calidad de las instituciones formadoras, así como de certificación y acreditación”.

 

Al mismo tiempo contempla “el otorgamiento de incentivos y aportes económicos a la formación mediante becas y la provisión de instrumentos y equipamiento para la capacitación, entre otras herramientas”. Otro de los puntos importantes es “la importancia del aumento y de la distribución federal de la dotación de enfermería en el territorio del país para la mejora de la calidad del sistema de salud de la República Argentina”, además de una “relevancia fundamental de la participación igualitaria de enfermeras y enfermeros en todos los niveles, ámbitos y jerarquías del sistema de salud”.

En la Ciudad de Buenos Aires, la enfermería no son parte de la ley 6.035, aprobada en 2018 que crea para los profesionales de la salud un sistema de concursos, ascensos y mejoras salariales según su formación. “En CABA están dentro de esa ley los analistas de sistemas o los musicoterapeutas, pero no los licenciados en enfermería”, se quejó Ortiz. Esto deja a unos 4.500 profesionales con una diferencia salarial que alcanza en muchos casos el 50 por ciento, entre otros perjuicios. Por eso, desde ATE insistieron sobre la necesidad de reconocimiento antes que cualquier ley. “No entendemos por qué no estamos”, agregó el referente.

Ante esto, los gremios realizaron una presentación judicial que obtuvo un fallo favorable en primera instancia, que fue apelado por el Ministerio de Salud porteño. Para acercar posturas, la Sala II de la Cámara de Apelaciones porteña llamó a una audiencia de conciliación al ministro del área, Fernán Quirós, y las entidades para discutir el tema. La misma será este miércoles, día en que la enfermería se movilizará al lugar.  “No está dicha la última palabra en la Justicia. Esta audiencia es alentadora, tenemos expectativas en la definición final de la Cámara de Apelaciones porque consideramos que, como enfermería, expresamos en argumentos contundentes la pertinencia, legalidad y legitimidad de nuestro reclamo de ser reconocidos como profesionales que somos por derecho ganado”, sostuvieron las entidades convocantes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias