miércoles 29 de mayo de 2024 - Edición Nº2002

Provincia | 9 may 2023

Operaciones cruzadas

Maniobra del kirchnerismo para evitar que Cristina pierda centralidad política

Se lanzaron al ruedo en las últimas horas trascendidos sobre la posibilidad de que la Vicepresidenta participaría del proceso electoral, algo que encuentra asidero en la necesidad del camporismo de mantener influencia en la conformación de las listas rivalizando con los alcaldes del conurbano. Pierde fuerza la posibilidad de una interna en el oficialismo como pide el albertismo, mientras la ex Presidenta seguiría sosteniendo su preferencia por Sergio Massa.


Por: Federico Cedarri

El kirchnerismo duro reaviva el operativo clamor luego de que Cristina prácticamente lo desahuciara en el Teatro Argentino de La Plata con su lapidaria frase: “Ya di todo”.

Sin embargo, La Cámpora tomó conciencia sobre la necesidad de mantener en la palestra la centralidad de la Vicepresidenta para negociar en mejores condiciones los lugares en las listas.

Es que los alcaldes desestiman el peso electoral de Máximo Kirchner y solo aceptarían sugerencias de Cristina, a quien consideran dueña legítima de los votos, para dejar algunos lugares a los camporistas en las listas del peronismo bonaerense especialmente en el conurbano. “Máximo está comenzando a vislumbrar lo que será su situación cuando Cristina tenga menos influencia, será un militante más donde el apellido le servirá para poco”, sostiene con cierta sorna un legislador provincial ligado a los alcaldes del interior.

Es por esto que quizás el kirchnerismo duro salió presuroso a instalar que Cristina sería candidata a algo en el 2023 como una forma de que sus pupilos puedan sentarse con mejores condiciones a la mesa de negociación de la boletas seccionales provinciales que conformarán la Legislatura bonaerense y la lista de diputados nacionales donde el camporismo quiere seguir accediendo a los principales lugares.

En rigor, hay escasas chances de que Cristina juegue a la presidencial y la mínima esperanza que cimentan en las cercanías de Axel Kicillof tiene que ver con que lo apuntale desde una candidatura a senadora nacional por la provincia.

No obstante, se seguirán ensayando combinaciones electorales que mantendrán siempre en el candelero a la Vicepresidenta con la sola intención de posicionarla en el escenario de las decisiones con un protagonismo singular.

Desde el Instituto Patria mandaron a mensurar el estado de ánimo de los sectores más marginales del conurbano bonaerense para constatar si la adhesión a la Vicepresidenta sigue incólume.

Con todo, en caso de haber mermado el apoyo a Cristina sigue siendo la dirigente que mejor intención de voto tiene en la provincia de Buenos Aires con la particularidad de que el techo y el piso están separados por pocos puntos, y allí probable se encapsule el verdadero motivo por el que la ex Presidenta le esquiva a una postulación para una tercera presidencia.

Cristina tiene obsesión con retener la provincia de Buenos Aires y se descarta que en la decisión final que tomará tendrá incidencia el objetivo supremo de retener el bastión bonaerense.

Si no llegara a ser candidata a senadora nacional algunos especulan dentro del camporismo que Máximo podría ocupar ese lugar preservando al apellido Kirchner en el comienzo de la papeleta oficialista, aunque el líder de la agrupación otrora juvenil no está convencido de afrontar ese desafío y preferiría encabezar la boleta para diputados nacionales.

También se dejó trascender alguna versión que encontraría origen en el Instituto Patria sobre algún tipo de combinación electoral que trocaría a Axel Kicillof a la pelea nacional y a Cristina como postulante a la gobernación bonaerense.

Sectores ligados al peronismo provincial sostuvieron a este portal que la posibilidad de la Vicepresdenta de competir por el Sillón de Dardo Rocha es remota: “Tiene más chances Axel de encabezar la oferta presidencial de que Cristina pelee la gobernación, ella nunca enunciaría su jugada con antelación, son todas operetas las de los últimos días”, cierran lacónicos.

Cristina continúa propugnando un candidato de consenso

Cristina Kirchner continúa manteniendo la premisa de entronizar un candidato de consenso en el oficialismo, por el momento su preferencia recaería en el ministro de Economía, Sergio Massa, pese a que el kirchnerismo duro insiste en la batalla dialéctica de que la Vicepresidenta es el plan A y B.

Pese a los magros resultados económicos, el tigrense es el único que le podría asegurar a Cristina llegar con cierta paz a agosto a través de los puentes que ha tendido con el FMI.

La Vicepresidenta también dio el visto bueno para que el titular de Economía avance en la negociación para apurar los desembolsos al país y evitar una sangría de las reservas, aunque más allá del apoyo obtenido por Massa en EE.UU. el organismo exigiría aprontar una devaluación, algo que el tigrense viene esquivando con habilidad desde agosto del 2022 por el perjuicio social inmediato que ocasionaría.

Algunos referentes del peronismo insisten en un encuentro tripartito entre los tres fundadores del Frente de Todos: Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa para delinear la estrategia electoral que en principio debería darse antes del Congreso del PJ llamado para el próximo 16 de mayo.

En verdad, Cristina no estaría interesada en una reunión de esas características debido a que su influencia no es opacada por el albertismo al que ya sacó de la cancha con el golpe asestado por la jugada prohijada con Axel Kicillof de restarle la boleta en la provincia en el caso de que el Presidente hubiese querido participar de la PASO.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias