jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2003

Lanús | 11 abr 2023

POLVORÍN ROJO Y AMARILLO

Una tormenta perfecta amenaza a Grindetti: una PASO amarilla y la furia de los hinchas

El intendente de Lanús quedó encerrado en una encrucijada: Bullrich y Doman. Sus pronósticos triunfalistas del 2022 en ambos frentes tenían fecha de vencimiento. Larreta pegó el portazo y la UCR espera agazapada.


Por: Ricardo Carossino

Cuando el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, hacía campaña para desbancar a Hugo Moyano de la presidencia de Independiente, allá por noviembre de 2022, en una entrevista a un matutino nacional, arriesgaba dos pronósticos contundentes:

  1. “El club está mal y tenemos un plan para salvar a Independiente”.

  2. “No veo una PASO amarilla”.

Dos sentencias del precandidato a gobernador que tenían fecha de vencimiento: abril de 2023.

Hoy aquel cielo amarillo, despejado y sin tormentas, se nubló en los dos frentes: en lo futbolístico, en lo financiero y en lo electoral. ¿Podrá Grindetti salir de esta encerrona de mala prensa?

Desde Política del Sur radio, en 2022, se explicaba que Hugo Moyano no era un hombre de renunciar al poder como aparecía en los papeles. En todo caso, podía replegarse y dejar un campo minado, y eso fue lo que pasó.

Néstor Grindetti la gran promesa blanca del PRO, de pronto hizo dos movidas que podrían costarle caro: agarrar un polvorín rojo y uno amarillo, cuando decidió aliarse a Mauricio Macri/Patricia Bullrich.

Quizás intentó imitar la jugada de su amigo de toda la vida cuando desde Boca Juniors forjó su futuro político, pero las cosas no le están saliendo del todo bien y junto al inexperto Fabián Doman, el intendente tuvo que morder el polvo y soportar los abucheos y las puteadas de los hinchas de su amado club.

Grindetti dio la cara y salió a explicar al mejor estilo, “estamos mal, pero vamos bien”, el lío que tiene entre manos justo cuando le explota el polvorín amarillo entre Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta: “Independiente está en una situación económica complicada, arrastramos una deuda infernal que nos dejó la administración anterior. Eso tiene complicaciones serias que vamos a estar resolviendo”.

Encima ahora, el “pelado” porteño decidió hacer la gran Kirchner: romper con su creador, como cuando el fallecido ex presidente mandó al diablo al cabezón Eduardo Duhalde. Larreta le pegó un portazo en la cara al don (Mauricio Macri).

Más nubes sobre el horizonte grindettiano, tanto en Avellaneda, como en Lanús y en la Provincia de Buenos Aires. Aquel pronóstico que se apuró a predecir en noviembre/22, lo sentenció. Al menos en CABA, habrá PASO amarilla y esto tendrá un derrame a la provincia.

¿Cómo manejará la interna en Lanús? ¿Podrá separar las aguas entre lo municipal, lo porteño, lo bonaerense y lo nacional? Bueno a primera vista, son muchos frentes que se le abren al ex ministro de Economía porteño.

Un importantísimo dirigente radical de Lanús, decía a Política del Sur semanas atrás, que las lógicas de los pueblos iban a ser inherentes a los caudillos locales y que la UCR iba a dar libertad de acción según las conveniencias de cada municipio de la Provincia.

Pero ahora se plantea una cuestión que no es menor en Lanús, en La Plata, en Tres de Febrero, en Vicente López, en Olavarría, en Bahía Blanca. ¿Cómo separarán las aguas de la fiscalización en esos distritos con las temibles PASOS amarillas? ¿Para quién va a fiscalizar la UCR si Larreta y Bullrich hacen una cinchada electoral? “Menudo follón”, diría un madrileño.

Aún es aventurado hacer la gran Grindetti y pronosticar futuros que se van a bifurcar de manera inevitable. Ahora falta la posición de la UCR, que dudosamente se meta en una interna que no le compete, de modo oficial, desde luego, porque la rosca centenaria no se toma respiro y va a incidir de manera tajante en medio de la pelea amarilla. Sería un error táctico que Gerardo Morales no lo hiciera y el jujeño sabe de roscas.

Si bien para el titular de la UCR bonaerense, Maxi Abad, la aspiración de máxima era ser candidato a vicegobernador, ante una eventual interna entre Grindetti/Ritondo vs. Santilli, ¿por qué no presentar boleta propia si logra una síntesis entre Martín Tetaz y Gustavo Posse? Mal augurio para Diego Santilli, pero ahí Larreta tendrá que salir a ordenar el territorio propio, sabiendo que no es el dueño como en CABA.

¿Se esperaba Grindetti todos estos escenarios juntos? Si se consideran como prueba los ataques que se ven desde La Nación+, y los tuits de Macri, Vidal y Bullrich, donde expresan “desilusión y traición”, se percibe que fue una gran sorpresa, y con un nuevo perdedor claro que parecía comerse los chicos crudos: Jorge Macri.

Lanús entra en estos momentos en un espacio deliberativo, o como dicen los gremios, en estado de alerta. Grindetti hasta ahora se llamó a silencio. No salió todavía a bancar a su jefe/amigo y a su candidata a presidenta y una nube amenazadora trae el más temido de los escenarios por el intendente: una PASO amarilla -el cuco del PRO-.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias