jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº2024

Avellaneda | 6 abr 2023

ANÁLISIS

A 36 años del levantamiento de Semana Santa, Casella recordó a Alfonsín y Cafiero

El histórico dirigente radical lamentó que “hoy es imposible que haya actitudes en la política como la de la oposición de ese entonces”.


El referente de la Unión Cívica Radical de Avellaneda, Juan Manuel Casella, dialogó con Política del Sur para recordar los hechos del levantamiento carapintada de 1987 y aprovechó para elogiar a Raúl Alfonsín y el rol que tuvo el líder opositor de ese momento, Antonio Cafiero, para apoyar al gobierno radical. “Hoy es imposible que haya actitudes en la política como la de la oposición de ese entonces”, evaluó.

“El episodio de Semana Santa de 1987 fue el último coletazo de un proceso militar que ojalá haya desaparecido para toda la vida. Lo recuerdo con una situación ambigua en las fuerzas armadas porque la conducción nunca adhirió a lo que intentaron (Aldo) Rico y (Mohamed Alí) Seineldín pero la represión que tendrían que haber ejecutado se fue diluyendo en el tiempo ya que la famosa columna del litoral que avanzaba nunca llegó a Buenos Aires”, apuntó.

Indicó luego que “eso estableció la subsistencia de algún grado de complicidad o compromiso implícito con quienes tenían nostalgias como representantes de las fuerzas armadas en el poder, por lo tanto hubo que actuar solamente desde el punto de vista civil y se movilizó la sociedad”.

“Durante los cuatro días de Semana Santa hubo una sociedad movilizada alrededor de la defensa de la democracia, incluyendo los partidos opositores, con la presencia de Antonio Cafiero en el balcón de la Casa de Gobierno en solidaridad con el gobierno radical”, valoró.

Recordó que “esto culminó con el episodio del viaje de Alfonsín a Campo de Mayo, la entrevista directa con los revelados y finalmente, con el levantamiento del episodio que terminó con una relativa ambigüedad porque hubo sectores políticos que interpretaron que las leyes de Punto Final y Obediencia de Vida que sucedieron después eran consecuencia de presión militar”.

Balance y el papel de la oposición

Al analizar las consecuencias del hecho, Casella consideró que el gobierno radical “perdió desde el punto de vista mediático y desde el espacio político porque había mucha gente interesada en demostrar que claudicaba frente a las fuerzas armadas”.

En este punto, incluso aseguró que “había gente interesada desde la izquierda que nunca estuvo de acuerdo con los juicios a la junta”.

“En ese momento había manifestaciones frente al Congreso rechazando la intervención de la Justicia burguesa, en estos términos. Los sectores de izquierda buscaban reivindicar el terrorismo y los sectores de derecha pretendían esmerilar a Alfonsín a partir de transmitir la sensación de que había pactado con los militares revelados”, señaló.

Casella, por último, al elogiar a Cafiero lamentó que “hoy es imposible que haya actitudes en la política como la de la oposición de ese entonces, cuando hay sectores que profundizan la grietan, como los halcones del PRO que encuentran su espejo en Cristina Kirchner”.

“Lo ideal consiste en que la política en general decide defender el sistema desde el punto de vista institucional y social, que reivindique las instituciones. Fue un gesto importante el de Cafiero porque era el líder de la oposición que yo reivindico”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias