domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Provincia | 13 mar 2023

LA UCR CERRÓ CON LA PIBA

¿Le comieron el peón a Santilli? El Colorado perdió su furgón de cola preferido

Maxi Abad en el centro de la polémica. ¿Se rompió la UCR bonaerense? Santilli tenía el control. ¿Con la caja de CABA no alcanza? ¿Quién metió la cola? ¿Quién gana, quién pierde? Evolución quedó atado a la suerte de Larreta.


Por: Ricardo Carossino

En agosto de 2022, el intendente de Olavarría sinceraba la situación de la UCR bonaerense como fuerza colaboradora del PRO, lo que otros llaman “furgón de cola” y en declaraciones a los medios, Ezequiel Galli, se mostraba a favor de un eventual binomio entre Diego Santilli y Maximiliano Abad: “Estoy convencido que podría ser una fórmula muy potente para la provincia”.

Por su parte, el diputado radical de la Provincia de Buenos Aires alienta su precandidatura hablando del modelo de gestión que pretendería implementar si con los votos pudiera desplazar al actual gobernador Axel Kicillof. La pregunta del millón es ¿le da la nafta?

Una encuesta muy reciente de la Universidad de La Matanza de más de 1000 casos en la Provincia arroja hasta el momento los siguientes resultados en intención de voto: Kicillof, 29,8%. Y en la interna del PRO, primero figura el diputado nacional Santilli con el 12,7%, seguido por su par Cristian Ritondo con el 6,5% y muy atrás con el 1,1 asoma Abad. Quien sorprendió en la medición fue el abogado mediático Fernando Burlando con una intención de voto del más del 10%.

Durante el 2022 la relación entre el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el diputado nacional Facundo Manes (aliado a su par bonaerense y titular de la UCR provincial) iba por carriles de concordia, pero de pronto, el ex Presidente de la Nación Mauricio Macri intervino y cambió la dirección de los acontecimientos.

Luego del ataque televisivo de Manes a Macri, al acusarlo de hacer “populismo institucional” y recordar el método de espiar del ex Presidente, Juntos lo mandó al rincón, pero no lo echaron. Y cuando el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, levantó cabeza junto a Larreta, Macri llamó a Manes.

Desde ese momento, todo cambió y lo que para el neurocientífico era un límite (Mauricio Macri) pasó a ser un futuro promisorio. Y luego, llegó la invitación de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y la alianza empezó a tomar forma. Desde ese momento, la UCR bonaerense se alejó de Santilli.

Era, sin lugar a dudas, lo que Patricia Bullrich estaba necesitando para restarle poder a Larreta y Santilli porque hasta ese momento el armado bonaerense de la titular del PRO era una bolsa de gatos, pero ahora, tiene nada menos que a la UCR. ¿Todos contentos? No.

Mediante una carta dirigida a los miembros del Comité de la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires, y bajo el lema “SI a las urnas, NO al dedo” militantes y dirigentes radicales comenzaron a juntar firmas para pedir las internas.

Este sector del radicalismo de la provincia de Buenos Aires con Posse, Federico Storani y Juan Manuel Casella emitió un duro comunicado contra la conducción de la Unión Cívica Radical bonaerense y pidió que se designe a los candidatos del espacio para las elecciones primarias por medio “del voto directo de los afiliados”.

“El radicalismo de la Provincia de Buenos Aires se ha convertido en una estructura política irrelevante. Por primera vez, el radicalismo bonaerense dejó de ocupar el espacio central que siempre le correspondió”, se puede leer en la misiva.

Asimismo, se responsabilizó al sector de Abad de permitir que “el PRO monopolizase la capacidad de decisión, convirtiendo al radicalismo en el 'furgón de cola' que lo acercó a la insignificancia y lo comprometió con una gestión sobre la que carecía de influencia”.

“Es inadmisible que el comité de la provincia encabezado por Maximiliano Abad pretenda digitar las candidaturas encerrado entre cuatro paredes y dando la espalda a la voluntad de los afiliados”, reza el documento.

En comunicación con Política del Sur, la ex presidenta del comité radical en Lomas de Zamora y una de las firmantes de la misiva, Selva Valdez, directamente sentenció: “Hay sectores que prefieren que el radicalismo vaya de segunda mano a cambio de cargos”.

En rigor, esto lo sabe toda la UCR bonaerense porque sencillamente no lograron encontrar un candidato provincial a la altura de las circunstancias: ni Abad, ni el diputado Martín Tetaz y mucho menos el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, tienen con qué hacerse cargo de ese lugar, por lo cual estos tres escuderos radicales terminan siendo potenciales candidatos a vice gobernadores para quedar cerca del poder.

Se había esperado en algún momento que el inefable Manes se hiciera cargo de ese lugar. Era la esperanza blanca del radicalismo para tener un lugar protagónico real en la provincia que más votos reporta al padrón nacional. Se llegó a soñar con que un Manes bonaerense pusiera en igualdad de condiciones a la UCR nacional con el PRO, pero el gurú argentino de las neurociencias, quiso volar más cerca del Sol y se quemó.

Ahora se alió a Bullrich y Macri y dejó la alianza con Larreta que abrochó un acuerdo con Posse. Pero como se sabe, la estructura la tiene Abad, que con “Adelante” lidera la correlación interna de fuerzas, completada por Evolución (con Larreta) y el antiguo possismo.

El principal operador de esta movida que ni Larreta ni Morales vieron venir, según una fuente del PRO de la Primera Sección, fue el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, que previamente se había reunido con Macri. Alertado por ver que muchos radicales iban a quedar al margen de las negociaciones entre el porteño y el jujeño.

Así, Valdés fotografió a la tropa para mostrar músculo y mientras Morales compartía una actividad con Larreta en ExpoAgro, Valdés recibía a sus correligionarios que mantienen un distanciamiento con el jujeño, entre ellos, Cornejo, Carolina Losada, Soledad Carrizo, Luis Naidenoff, Ernesto Sanz y Maximiliano Abad.

Toda esta movida, según una fuente del jorgemacrismo, apunta a que los radicales quieren cerrar sus puestos en un eventual gobierno nacional y provincial antes de las PASO, porque si el PRO tiene una performance óptima como muchos esperan, la UCR va a quedar fuera del juego como en 2015.

Mientras siguen las acusaciones cruzadas, los rumores de una eventual fórmula Bullrich-Manes contrasta con las versiones de que Morales buscaría ser el vice de Larreta.

Este miércoles el gobernador de Jujuy lanzará su precandidatura, y se verá quien asiste al megaevento. Luego, se dice, seguirá Manes, aunque terminarían apareciendo en ambas fórmulas como precandidatos para presidir el Senado. Por el lado de los tres correligionarios bonaerenses, insisten públicamente en mostrarse como alternativas válidas frente los amarillos, Cristian Ritondo, Néstor Grindetti y Diego Santilli, aunque en off, hasta los mismos radicales saben de antemano que la UCR discute en realidad la chance de reemplazar a la actual vice Verónica Magario.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias