martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Sociedad | 18 feb 2023

MEDICOS EN CRISIS

“Luchemos por una Caja Justa”, un proyecto para reclamar transparencia en la gestión de los aportes

Zulma Fernández, médica del Hospital de Niños de La Plata, recalcó que “no se puede malgastar el dinero de los activos”.


Zulma Fernández, médica pediatra del Hospital de Niños de La Plata, presidente de la Asociación de Profesionales y miembro de Luchemos por una Caja Justa resaltó el proyecto que impulsan para reclamar mayor transparencia en la gestión de los aportes.

Luchemos nació en el 2018. El pedido inicial es por claridad y transparencia institucional al directorio sobre la gestión de los aportes que hacemos los médicos activos durante toda nuestra vida médica asistencial porque veíamos que la jubilaciones y todos los beneficios de una caja de previsión y seguro médico está por debajo de la línea de la pobreza”, subrayó en diálogo con Política del Sur.

Resaltó que “lo que comenzó en un pasillo de un hospital público luego se provincializó; las quejas y el malestar se transformaron en herramientas de acción y no solo fueron expresiones de declamación y de disconformidad, sino que se transformaron en presentación de listas para competir en las elecciones y tratar de meter asambleístas”.

En este marco, recordó que “el pedido de explicaciones comenzó en el 2019 con ocho notas preguntado desde cuáles son las características que tiene que tener un candidato a director y un asambleísta hasta el análisis de la inversión más ostentosa que es el Hotel Gran Briso”. “Las notas tuvieron el tecnicismo legal correspondiente y recibimos respuestas bastantes desagradables de parte del directorio, nos intimaron a que si seguíamos preguntando nos iban a demandar”, criticó.

“Ante las faltas de respuestas, respuestas evasivas y no entrega de documentación, porque uno es el afiliado que aporta y donde hay dinero hay que dar explicaciones y rendir cuentas, se emitió una demanda que entró en el juzgado n° 4 de lo contencioso y administrativo donde la jueza le dio curso porque lo que se estaba pidiendo era el derecho a la información que es inalienable en la constitución nacional”, recalcó.

Explicó que “los abogados de la caja comenzaron a presentar toda la documentación y a un determinado nivel la cosa se frenó y apelaron a la cámara en contencioso administrativo”. “Ahí nos agarra la pandemia. Dos meses antes de las elecciones llega el dictamen de los tres jueces de la cámara donde falla a favor de la demanda colectiva”, contó.

Ahora estamos entrando en la segunda etapa donde cada médico afiliado tiene derecho al conocimiento de las inversiones. La demanda no ha terminado, esta segunda parte viene muy fuerte, va a ser una pelea grande y va a derivar en algunas consecuencias para los integrantes del directorio de la Caja”, aseguró.

Fernández aseveró que hasta la fecha desde el proyecto lograron “algunas cosas positivas como es eliminarle el costosísimo catering que se hace por dos horas de asamblea, eso no se puede concebir”.

No se puede malgastar el dinero de los activos y después pedirles aumentarles las cuotas cuando la jubilación, que es el norte de la institución, no está aumentando al mismo nivel. Hoy un jubilado de la Caja está cobrando 110.000 pesos que no es un valor real porque si uno entra a la página de la web de la caja ve que el valor de la pensión, la jubilación, todo ha aumentado pero con carga familiar”, apuntó.

En este sentido, consideró que “lo lógico y el sentido común es que ya uno a los 60 años si no tiene obra social se la empieza a pagar pero la institución debería proveer y hacerse cargo del costo de una obra social o realizar convenios con farmacias porque los médicos todos comienzan a tomar medicación, sino es por la presión, es por la diabetes o el colesterol”.

La Caja tiene que virar el timón porque un médico no puede estar cobrando 110.000 pesos de jubilación y al activo no lo pueden ahogar de la manera que los ahogan con las cuotas. Tampoco blanquean lo que hacen con el dinero y es una obligación dar información.”, indicó.

Apuntó que “si hay crisis, esta se tiene que notar también en el sueldo del directorio”. “Hasta el día de hoy no podemos saber cuánto gana el presidente ni cada director de distrito. Hicieron una construcción ostentosa como es el Hotel Gran Briso en una ciudad netamente universitaria donde lo único que uno ve cada tanto son los micros con los jugadores de los equipos de fútbol. Lo que sí se sabe que para el médico habiéndose construido esto con plata de los activo no se ven publicación con un beneficio”, disparó.

Y concluyó: “Por un lado dicen que la institución está deficitaria y por otro lado uno les pregunta quién los mandó a construir tremenda obra faraónica en una ciudad universitaria”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias