jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2003

Provincia | 4 feb 2023

EL PRO TOMÓ NOTA

Trascendieron detalles claves de la cumbre peronista en Merlo

De qué secciones electorales se habló con mayor prioridad. Qué se le pidió al gobierno bonaerense y cuál fue la respuesta. ¿Se habló de la candidatura de Kicillof? ¿Qué pasó con los ausentes? Política del Sur indagó en el día después de la foto de unidad que provocó la contracumbre.


Por: Ricardo Carossino

Días después de la cumbre del Frente de Todos (FDT) en Merlo donde estuvieron los dirigentes más representativos del PJ bonaerense que preside el diputado nacional Máximo Kirchner, los ecos de lo que se dijo en esa mesa aún resuenan y lo hará por varias semanas más.

Pero la primera respuesta de la foto de unidad que salió del oeste del conurbano bonaerense, en realidad fue de una parte de la oposición, que rápida de reflejos llamó a la contracumbre en Olavarría, donde los popes del PRO bonaerense, salieron a mostrar la misma imagen de unidad.

Con esto, tanto oficialismo como oposición en la Provincia de Buenos Aires, mandaron un mensaje de unidad para arriba, donde las peleas son a rabiar y donde se dirime la candidatura que se quedará con el poder a partir del próximo 10 de diciembre.

Como se dijo, en los ecos que aún siguen resonando en los Municipios (tantos los presentes como los ausentes) se terminaron de conocer determinados detalles de lo que se dijo y lo que no se dijo en la cumbre, lo que se habló y lo que se eligió callar, lo que fue adecuado adelantar y lo que se decidió postergar hasta marzo o abril.

Si bien hubo sectores como desde el lado del ministro Gabriel Katopodis y el intendente Mario Secco que salieron públicamente a alentar la candidatura del gobernador Axel Kicillof, una fuente muy cercana a una de las dirigentas presentes, aseguró que “no se habló de la candidatura de Kicillof y tampoco de las candidaturas nacionales”.

De todas maneras, sobre Kicillof, hay matices, según opinó esta fuente consultada por Política del Sur. Algunos jefes comunales siguen eligiendo a Martín Insaurralde, pero quedaría por ahora en el banco de suplentes por si la vicepresidenta de la Nación, manda al gobernador a jugar las nacionales.

Por otra parte, más allá de las pretenciones del jefe de Gabinete provincia, hay quienes están en contra de Kicillof, pero admiten que “es un placebo” porque es “inocuo”, o sea, “no hace bien, pero tampoco hace mal a la vista de la gente”.

En medio de los discursos de odio levantados por la oposición macrista, el gobernador estaría saliendo airoso y su imagen negativa no sería tan alta como la de sus pares nacionales kirchneristas.

Esto es lo que estaría permitiendo colarse en medio de la grieta y las “desilusiones” de algunos intendentes del conurbano que “reclamaron más subsidios para enfrentar el año electoral”, pero según confesó esta fuente, “como siempre no hubo respuesta” y predominaron “las caras largas ante cada ole” del gobierno provincial.

El otro tema central del que sí se habló fue del interior de la Provincia de Buenos Aires y de la necesidad de centrar la estrategia electoral en dos secciones que “vienen flojas y son importantes en ambas cámaras”. Estas son la quinta y la sexta sección electoral.

La quinta renueva diputados y la sexta, senadores, por lo tanto, ante la necesidad de engordar los bloques, el debate fue qué estrategia elaborar. Sin Cristina Fernández en la boleta principal, se tiene que traccionar desde abajo, y la discusión transcurrió entre los que quieren dirigentes ultra K y los que prefieren candidatos moderados. ¿Cuál de los dos perfiles tracciona más? No hay respuesta que satisfaga.

Todos habrían coincidido, a pesar de sus reclamos de dinero, en que mandar partidas a esas secciones “es importante para fortalecer el congreso bonaerense”. Por decantación, esta lectura habla a las claras de que, desde la administración de Kicillof, ven un escenario relativamente tranquilo en la Primera y la Tercera Sección. ¿Pero será tan así?

De todas maneras, confirmaron a PDSur que “se analizó sección por sección, priorizando los legisladores que renuevan”, como tema central de la cumbre, y a pesar de que hay expresiones de deseo de llevar al gobernador a una reelección, aún no habría nada cerrado.

Sobre las ausencias de Fernando Espinoza, Fernando Gray, Juan Zabaleta, Mario Ishi, Alberto Descalzo y Juan José Mussi, no se dijo nada, pero transcendió de una fuente de la Primera sección, que uno de los ausentes de esa misma sección, intentó comunicarse via wasap con los presentes para conocer cómo discurría la cumbre y no obtuvo ninguna respuesta. Alguien habría dicho: Fulano “quiere saber cómo va la cosa” y le respondieron: “El que se fue a Sevilla, perdió su silla”.

De todos modos, reina aún un fuerte hermetismo sobre los detalles de lo que se habló a puertas cerradas, pero sí afirmaron tres fuentes del peronismo a este medio, que se quiso mostrar una foto de unidad bonaerense al gobierno nacional, pero también hacia afuera, por eso surge como respuesta la cumbre del PRO en Olavarría.

Ahora, luego de lo que fue el encuentro en Merlo, el PJ que preside Máximo Kirchner estaría preparando el próximo encuentro del consejo partidario (al que Alberto Samid podría entrar) a realizarse en la última semana de febrero en el Partido de la Costa, donde se empezará a trazar una discusión electoral con un calendario que avanza.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias