martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Gremiales | 2 feb 2023

PEDIDO DE PABLO MOYANO

El deterioro de las asignaciones familiares genera alarma en los gremios

Según un informe, las prestaciones pierden su valor nominal y además alcanzan a menos trabajadores. La dirigencia de distintos sectores reclama que se reestructure el sistema que las regula. Desde ANSES admiten que podrían elevar en breve los topes.


Por: Diego Lanese

A fines del 2022, en una reunión privada que tuvieron Pablo Moyano y Sergio Massa, el camionero le reclamó al ministro de Economía que universalice el pago de las asignaciones familiares, un viejo reclamo gremial que hasta el momento no logró ser atendido. En ese momento, según se supo, de unos 6 millones de trabajadores cobraban esta ayuda 2 millones, lo que es considerado arbitrario. El pedido no sólo es parte de la agenda del cotitular de la CGT, ya que hay varios espacios que lo vienen pidiendo, tanto en el sector privado como en el estatal. Un informe realizado por el Observatorio del Derecho Social aseguró que en los últimos años no sólo el valor nominal de las asignaciones, sino que además hubo una importante baja de quienes la reciben. Ante esto, ANSES admitió que está analizando cambios en el tope que limita el acceso a millones de asalariados.

 

Desde hace tiempo que Pablo Moyano y muchos sectores sindicales están reclamando por un cambio en la forma en que se entregan las asignaciones familiares.  Actualmente el límite para este pago es un monto de 316 mil pesos en bruto como ingreso familiar, sin embargo, a esta restricción se le suma que si al menos uno de los integrantes del grupo familiar cuenta con un salario superior a 158 mil pesos en bruto todo el grupo queda excluido del sistema de asignaciones familiares. Por eso los gremios vienen reclamando que se aumente este techo, que se revisa una vez por año. “Como resultado de este mecanismo y de la actualización salarial, la cantidad de beneficios que liquida el ANSES es cada vez menos”, afirmó un trabajo del Observatorio del Derecho Social, entidad de la CTA Autónoma.  

El reporte, al que tuvo acceso Política del Sur, recalcó que a febrero del 2022 “se liquidaron 2.246.412, contra 3.242.746 de marzo del 2021”. Esto quiere decir que casi un millón de asignaciones se dejaron de pagar. Esta tendencia se experimenta desde el 2017. Desde ese año, según el reporte del observatorio, la ANSESdejó de liquidar 627.632 asignaciones mensuales”, lo que representa una caída del 15,4 por ciento. Además de pagarse a menos hijos de trabajadores, las asignaciones familiares pierden poder de compra. En este punto, el trabajo recordó que la actualización del valor se realiza con el mismo mecanismo que las jubilaciones. “Desde fines del 2015 acumulan un retroceso del 27,5 por ciento de su valor real”, confirmó la entidad sindical.

 

Este mecanismo nacional es diferente a nivel provincial y municipal, y según el Observatorio del Derecho Social “es mucho peor”. En Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires el monto de las asignaciones familiares equivale al 50 por ciento del sistema nacional, y en Santa Fe no llega al 10 por ciento. En cuanto a las comunas, los valores varían mucho, por eso desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) denuncia que se pagan “a capricho” de los intendentes. La entidad que lidera Rubén “Cholo” García pide que se modifique en la legislatura provincial los cambios de desacoplaron las asignaciones del sistema provincial, dejando ese pago a criterio de los gobiernos locales.

Dicha modificación cercena el derecho de los trabajadores y las trabajadoras municipales de la Provincia a cobrar las asignaciones familiares de conformidad con la legislación nacional en materia laboral para dejarla librada a la voluntad o capricho de cada intendente”, explicaron desde la entidad mediante un solicitada publicada a fin de año, cuando marcharon para pedirle a los legisladores respuestas.

El pedido de Pablo Moyano a Massa o lo que pasa con las asignaciones en los municipios que denuncia la FESIMUBO son algunos de los ejemplos de los reclamos sindicales. Cuando se reunió con la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, la CTA de los Trabajadores pidió una reforma del sistema. Ante esto, esta semana ANSES confirmó que trabaja en una propuesta para ampliar la cantidad de trabajadores que reciben las asignaciones familiares. Lo confirmó la directora ejecutiva del organismo, Fernanda Raverta. La idea es asimilar el techo salarial del universo comprendido con el piso del Impuesto a las Ganancias. La medida se implementaría a través de una suba en el techo de ingresos que el organismo considera para el pago del beneficio. “Por las paritarias aumentan los salarios y el tope no ha sido modificado. Lo que nosotros decimos es que a esa franja de chicos y chicas que no perciben la asignación, pero además están por debajo del piso de ganancias hay que darles una solución”, explicó la funcionaria.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias