sábado 28 de enero de 2023 - Edición Nº1515

Gremiales | 25 ene 2023

LA PUJA SALARIAL

Una familia tipo debería ganar cerca de $240 mil para acceder a una canasta de bienes y servicios

Así lo determinó el reporte mensual de la Junta Interna del INDEC. Además, se estableció que la pérdida salarial de los estatales en los últimos siete años fue del 34 por ciento, lo que equivale a más de 3 millones de pesos. Rechazó al techo salarial del 60 por ciento que intenta imponer el gobierno.


Por: Diego Lanese

La pequeña baja de noviembre y diciembre de la inflación evitó que el 22022 cerrara con un índice de tres cifras, pero no pudo hacer que muchos de los acuerdos salariales quedaran lejos de la pauta anual del IPC. En este sentido, los reclamos de los gremios apuntan por lo lejos que quedaron algunos ingresos pensando en la canasta básica, que se ubica en los 150 mil pesos. Pero ese incluso es un cálculo limitado, ya que no incluye algunos gastos claves como alquiler. Por eso, desde hace años los trabajadores del INDEC crean una propia canasta de bienes y servicios, que calcula lo que debe ganar una familia tipo en la Argentina, y que sirve de referencia para negociar paritarias. En la última actualización, este valor se ubicó casi en los 240 mil pesos, lo que marca la diferencias con la canasta oficial. Además, se calculó la pérdida salarial de los ingresos estatales de fines del 2015 a la fecha, una carrera que van perdiendo los trabajadores por “varios cuerpos”.

 

El último informe actualizado de la Junta Interna del INDEC puso de manifiesto lo lejos que pueden quedar algunos salarios respecto de la canasta que se mide. Según el trabajo, al que tuvo acceso Política del Sur, “un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos en edad escolar necesitó, en diciembre de 2022, 238.680 pesos para satisfacer sus necesidades mínimas”. Este valor, aclaró el reporte, “se compone de 80.726 pesos necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de 157.954 peros para acceder a otros bienes y servicios básicos”. Para la Junta Interna del organismo, “ningún trabajador debería ganar de bolsillo menos que el valor calculado en este ejercicio”. Los delegados del INDEC recordaron que “el salario cuenta con el carácter de alimentario, el cual establece el piso mínimo de bienes y servicios a los cuales debe acceder un trabajador por el solo hecho de poner a disposición su fuerza de trabajo, que le permitan un nivel de vida adecuado para él y su familia, junto a una mejora continua de las condiciones de existencia”. “Se asemeja por ley a un régimen jurídico que presenta ciertas afinidades con los alimentos. Debe garantizar la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”, argumentaron, para justificar la exigencia de este piso.

 

De la mano de este cálculo, el informe busca determinar cuánto perdieron los salarios de los estatales nacionales, otro cálculo que vienen haciendo desde hace más de 10 años. El cálculo va de diciembre de 2015, cuando asumió Mauricio Macri, y noviembre del 2022. En este período, la inflación acumulada fue del 1543,10 por ciento, lo que generó una pérdida de ingresos del 34 por ciento. “Si a esta perdida la ponemos en pesos la misma sería, actualizada a diciembre del 2022, igual a 3.349.034 pesos, o 32 salarios de nuestro caso testigo Nivel D Grado 0 del SINEP en el período de referencia. Queda claro que nuestros salarios son, para los distintos gobiernos, una variable del ajuste”, se quejó el reporte. En este sentido, recalcaron que el objetivo de los cálculos es “visibilizar la realidad que sufre el bolsillo de los trabajadores, jubilados y desocupados, víctimas de una inflación sin freno que pulveriza nuestros ingresos”.

Pensando en la paritaria 2023, que debe llamarse luego que se resuelva la revisión de la 2022, los trabajadores del INDEC aceptarán que no aceptarán techos o limitaciones en las discusiones. “Tanto los especialistas del tema, como el REM, plantean una inflación minorista para el próximo año entre el 95 y 99,7 por ciento, con lo que desde este momento exigimos, primero que el gobierno convoque a la mesa de negociación paritaria, y además, que descarte cualquier intento de sugerir que el aumento para el próximo año debe ser de un 60 por ciento”, recalcaron los autores del reporte. Hasta ahora, la gran mayoría de los gremios rechazaron la intención del gobierno de tener negociaciones en torno a esta cifra, que sale de la intensión de lograr una inflación del 5 por ciento mensual para todo este año.

 

Por último, la Junta Interna de ATE en el INDEC alertó sobre la situación de los muchos empleados monotributista que tiene el organismo, y en general las oficinas del Estado nacional. “La situación de estos trabajadores es destacada en nuestro constante reclamo de regularización contractual ya que, a la pérdida del poder adquisitivo general, se le debe sumar la no percepción de medios aguinaldos, presentismo y las exiguas sumas fijas que el gobierno otorga como paliativo”, se sostuvo. en este sentido, se estableció que un salario de 100 mil pesos de un empleado en esta condición “ha acumulado una pérdida que alcanza la suma de 874.058 pesos, esto es el equivalente a casi nueve sueldos en cinco años”. Por eso, los delegados pidieron que “se pague bono de fin de año a los monotributistas, aceleración del proceso concursal, formalización por parte del INDEC de los ascensos aprobados en los comités, y conocer el proyecto de ley para modificar el sistema estadístico nacional y ser parte de la discusión”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias