sábado 04 de febrero de 2023 - Edición Nº1522

Provincia | 20 ene 2023

Nueva versión

El peronismo no k vuelve a ensayar una tercera vía

Es un espacio que se agrupa en torno al cordobés Juan Schiaretti y al salteño Juan Manuel Urtubey y que en la provincia de Buenos Aires tiene como referentes a los lavagnistas Alejandro “Topo” Rodríguez y Graciela Camaño. Buscarán convencer a Florencio Randazzo para ser candidato a senador nacional y consolidar un entendimiento con el duhaldismo residual.


Por: Federico Cedarri

La perspectiva de consolidación de una tercera vía política afincada en un peronismo no kirchnerista ha tenido en recientes procesos electorales una importancia marginal.

No pudieron despejar del escenario a las dos grandes coaliciones que vienen acaparando la atención política de los últimos 10 años.

Con el apresto de retazos de armados precedentes vuelven a la carga los peronistas no K y buscan, de la mano del gobernador mediterráneo Juan Schiaretti y del salteño Juan Manuel Urtubey, volver a la palestra y materializar la puesta en marcha de un nuevo espacio político que desplace del escenario el voto despechado contra la dirigencia política corporizado en los libertarios en general y en Javier Milei en particular.

Si bien Schiaretti está dialogando asiduamente con el neurocientífico Facundo Manes, que por ahora sigue sosteniendo la bandera de su candidatura presidencial aferrado a las siglas de la UCR bonaerense, se entusiasma con algunos  guiños que habría recibido de gobernadores peronistas para incorporarse al armado, el más reciente de Alberto Rodríguez Saá.

En la provincia de Buenos Aires los despojos del antiguo lavagnismo asumen la representación de este nuevo espacio y lanzaron recientemente la candidatura para la gobernación de la ex ministra de Trabajo de Eduardo Duhalde durante su acotada presidencia, Graciela Camaño.

En un acto en su pago chico, San Martín, la Negra se mostró con  Alejandro “Topo” Rodríguez y el salteño Urtubey en lo que se pareció a una oficialización de su candidatura al sillón de Dardo Rocha.

Este conglomerado buscará tender redes con aquellos alcaldes peronistas que tienen sobradas disidencias con la jefatura partidaria de Máximo Kirchner, como el alcalde de Esteban Echeverría Fernando Gray y el intendente de Hurlingham Juan Zabaleta, que está siendo jaqueado por La Cámpora que amenaza con enfrentarlo en una PASO de la mano de Damián Selci.

Por ahora todos estos movimientos subterráneos representan un cúmulo de buenas intenciones porque hasta el momento el armado del peronismo no k en la provincia contiene a los vestigios del agrupamiento que propicio la candidatura de Roberto Lavagna en 2019 con el agregado de gobernadores del otrora peronismo federal.

Si bien la idea de esta incipiente representación apunta a terciar entre las principales coaliciones de la plataforma electoral, tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio, también planean construir una cabecera de playa donde entienden que confluirá el peronismo tradicional luego del 2023 cuando suponen que la influencia de Cristina Kirchner comience a mermar.

Los referentes del espacio territorial bonaerense, tanto el Topo Rodríguez como la Negra Camaño han pensado en una figura rutilante para apuntalar la oferta bonaerense, precisamente en el casillero de los aspirantes a la senaduría nacional.

El nombre que manejan es el del Flaco Florencio Randazzo que no tuvo una buena elección en la PASO 2021 pero que razonan podría encajar como una opción interesante, ya que por un lado no necesita de un período de instalación y posee buena ponderación de imagen.

En el entorno de Randazzo por el momento no hacen comentarios al respecto y sostienen que será luego del verano cuando el Flaco analice el panorama político de la provincia y tome una decisión sobre si jugará o no en este turno electoral.

El rol de Duhalde en el armado del peronismo no k en la provincia

El ex presidente y gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde, retoma la iniciativa una vez más para ensayar una jugada en el tablero político de lo que fue su meca de antaño: la provincia de Buenos Aires.

El cabezón no se resigan e intenta la confección de una nueva confluencia para enfrentar al kirchnerismo que denomina como Red Bonaerense.

En ese ámbito aspira a que se juntan peronistas que se autodenominan como auténticos rememorando una vieja sigla de los 70 cuando, luego de muerto Perón, sectores díscolos del justicialismo reacios a Isabel se anidaron en el llamado Peronismo Auténtico.

Una posterior prohibición de uso del término peronista los conminó a llamarse  Partido Auténtico y languidecieron poco tiempo antes del golpe cívico- militar de 1976.

Esta estructura duhaldista, que según explican sus seguidores, explicita un llamado a los sectores que se encuentran en rededor de la grieta política podría desembocar, más temprano que tarde, en un entendimiento con el sector de Schiaretti y retomar viejos lazos con su ex funcionaria, Graciela Camaño.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias