jueves 09 de febrero de 2023 - Edición Nº1527

Provincia | 18 ene 2023

Estrategia correligionaria

Abad se lanza a la carrera por la gobernación con la intención de equiparar la relación de fuerzas con el PRO

El marplatense oficializara este viernes 20 de enero su candidatura a gobernador flaqueado por el candidato presidencial del espacio Facundo Manes. Los centenarios coinciden en la necesidad fehaciente de posicionarse de cara a una crucial negociación con los amarillos en la que perseguirán la preservación de la territorialidad de sus intendentes.


Por: Federico Cedarri

El radicalismo se encuentra imbuido en una atmósfera que lo envuelve en desazón y pesadumbre, porque no ha logrado prohijar una oferta electoral sustentable que le permita afrontar la PASO con candidaturas puras que era su objetivo sobre el filo del 2021 amparado en la muy buena cosecha de votos que le había aportado la estructura centenaria a la candidatura de Diego Santilli.

La aparición de un outsider de la política como Facundo Manes generó la sensación de que el radicalismo podría zamarrear su anquilosada maquinaria y por fin volver al ruedo con un postulante propio, de hecho  algunos soñaron que podría encarnar un nuevo alfonsinazo.

En rigor, ha pasado casi dos años y las aspiraciones correligionarias se han corregido a la baja, debido también a la poca centralidad de Manes y a un zigzagueante comportamiento político del neurocientífico que ha amagado en más de una circunstancia con confluir en una nueva alianza que tenga como protagonistas algunos referentes del peronismo no k como  el cordobés Juan Schiaretti.

Ante esa circunstancia, en el radicalismo bonaerense se encuentran ante una encrucijada debido a que ningún intendente bonaerense está dispuesto a seguir a Manes en una aventura de ese tipo.

También leen a diario los sondeos y lo ven pulular en un puñado de puntos sin llegar siquiera a los dos dígitos, ciertamente desdibujado y lo que más molesta en el Comité Provincia: con escasa identidad radical en su mensaje lo que hace que el apoyo entusiasta de hace dos años se convierta en un acompañamiento actual a regañadientes.

Los correligionarios bonaerenses contemplaron desde lejos la reunión del jujeño Gerardo Morales con Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau que tanta polvareda levantó.

Si bien desde el larretismo consideraron prudente no invitarlos al encuentro ya que todavía pasean bajo la sombrilla de la candidatura presidencial de Manes, más de un dirigente centenario exuda la necesidad de confluir en fórmulas híbridas con el PRO, al tiempo que destilan preferencia y afinidad hacia el Pelado.

Abad se lanza en Mar del Plata

El próximo viernes 20 de enero en el club Once Unidos de la ciudad feliz se producirá finalmente la oficialización de la candidatura a gobernador del marplatense y titular del radicalismo bonaerense, Maximiliano Abad.

El legislador ya viene efectuando recorridas por los distintos puntos costeros y buscará posicionarse en el tablero político bonaerense a partir de un cónclave en el que se prevé que se produzca  la reaparición de Facundo Manes.

El abadismo entiende que el neurocientífico debe levantar el perfil y concentrase más en la provincia de Buenos Aires, el talón de Aquiles de los correligionarios.

Si bien la estructura radical conserva un interesante conglomerado de alcaldes, la mayoría son del interior y en especial regentean ciudades pequeñas: solo pueden exhibir al sanisidrense Gustavo Posse como alcalde de un distrito grande.

La salida de Abad a escena persigue la necesidad de exhibir una musculatura política en la negociación que muchos suponen deberán afrontar con sus socios amarillos en lo que respecta la conformación de las listas seccionales y las candidaturas en los distritos municipales.

El lanzamiento de Abad tiene más bien una connotación hacia adentro de la alianza opositora, persiguen mostrar las garras para defender la territorialidad de sus intendentes.

En concreto, los alcaldes radicales se encuentran sumidos en la preocupación porque entienden que si se conforman dos fórmulas con el PRO, puede correr riesgo la reelección en los distritos que manejan.

En ese menester fueron claros con el politburó del Comité Provincia: en una hipotética negociación con el PRO no quieren internas en sus municipios, donde gobierne un radical peticionan que las dos listas  apoyen al intendente centenario.

De consensuar con el PRO el respeto territorial, estarían dispuestos a ir a la cola de Diego Santilli, Cristian Ritondo o Néstor Grindetti en la formula provincial y pugnar por el segundo lugar en la boleta a senador nacional.

De hecho, versiones coincidentes tanto desde el larretismo como desde el desde el Comité Provincia sostienen que podría ser una mujer radical la que acompañe a Diego Santilli en la carrera por la gobernación bonaerense.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias