jueves 09 de febrero de 2023 - Edición Nº1527

Gremiales | 18 ene 2023

PRIMER PARO DEL AÑO

La “marea blanca” no se toma vacaciones: siguen las protestas del sector salud

Los trabajadores del hospital Posadas realizan esta semana un paro de 48 horas, como continuidad de los reclamos del año pasado, que siguen abiertos en varias provincias del país. FESPROSA apoya la medida y anticipa “un 2023 complicado”.


Por: Diego Lanese

Desde las primeras horas de ayer martes, en el hospital Posadas, uno de los pocos nosocomios bajo la órbita nacional, sólo se atienden guardias y urgencias. La casi paralización del lugar se debe al paro de 48 horas iniciado por médicos y profesionales, que reclaman mejoras salariales y laborales. Este es el primer paro del año del sector sanitario, que cerró el 2022 movilizado en todo el país, lo que se dio en llamar la “marea blanca”. Es que gremios y agrupaciones del personal de salud vienen reclamando por las malas condiciones en que se atiende en los distintos niveles del sistema público, una situación que la pandemia de coronavirus profundizó. Por eso, el año pasado cerró con varios conflictos abiertos, y con una idea de continuidad para este 2023. Desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) apoyaron la medida de fuerza, y adelantaron que este será un año “complicado” y con mucha conflictividad.

 

El paro del personal de Posadas es la continuidad de la protesta del año pasado, ya que en diciembre se dictó la conciliación obligatoria para intentar acercar las posturas. Como este instrumento del Ministerio de Trabajo se venció, sin resolución, la asamblea decidió volver a la protesta. El pedido, informaron mediante un comunicado desde la seccional local de CICOP, incluye “un bono de 100 mil pesos, y no de 30 mil pesos como se otorgó, recategorizaciones, licencias especiales y pases a planta”. “No se cumplieron las promesas, no se produjeron "respuestas concretas sino solo promesas, como en el caso de las recategorizaciones, por lo que el personal retomará mañana las medidas de fuerza y decidió estar en asamblea permanente”, afirmó el texto, que lleva la firma de Mirtha Jaime, presidenta del gremio a nivel local. Los trabajadores exigen “mejores condiciones laborales, luego de haber cumplido tareas durante toda la pandemia de coronavirus, y sostuvo que más del 90 por ciento del personal "está precarizado, ya que hay trabajadores con 30 años de antigüedad que continúan sin poder pasar a planta permanente”.

El paro cuenta con el aval de la FESPROSA, la entidad nacional que nuclea a gremios y asociaciones de todo el país, que en 2022 realizó varias jornadas de lucha, y que viene denunciando el “estado de abandono de la salud”, en especial luego de la aparición del coronavirus, que potenció las deficiencias. Respecto al paro, confirmaron que la primera jornada tuvo “un alto acatamiento”, y recordaron que este miércoles a las 10 de la mañana realizarán una asamblea en el hall del lugar, para 1definir los pasos a seguir. “Hay una línea que no valoriza al sector salud, hay una línea de tratar de tener los salarios pisados, con techos paritarias”, sostuvo la presidenta de FESPROSA, María Fernanda Boriotti. En ese sentido, la dirigente agregó que “los trabajadores sanitarios vamos a estar en la calle, defendiendo no sólo las condiciones de trabajo sino el sistema de salud pública que pretendemos, que no debe ser una utopía sino una realidad”. El 2023 sin duda será un año de lucha, de seguir construyendo unidad, y de poner a la ‘marea blanca’ en la calle”, adelantó Boriotti, en diálogo con Política del Sur.

 

Respecto de las expectativas de un año que estará marcado por las las elecciones presidenciales la titular de FESPROSA recalcó que “este es un año donde normalmente se sacan mejor paritarias, por así decirlo, pero no creemos que sea distinto a los anteriores, por la posición que están teniendo en general las representaciones de los trabajadores”. Además, Boriotti dijo que “nosotros vamos a seguir en la búsqueda de las voluntades para poder hacer un gran paro nacional contra el ajuste y las rebajas jubilatorias, contra la flexibilización laboral que sin duda está entre nosotros”. En este sentido, el documento del Posadas remarcó que “se reclama por las malas condiciones de trabajo de larga data, después de haber cubierto toda la pandemia. Es un hospital con más del 90 por ciento de su personal precarizado”. Asimismo, se explicó que “tenemos trabajadores profesionales con treinta años sin pasar a planta. Por eso al Gobierno le decimos que al hospital más grande del país a cargo del Ministerio Nacional de Salud le tiene que dar una respuesta acorde a los reclamos”.

 En el marco gremial, se destacó que FESPEROSA “continúa en un proceso de crecimiento, con incorporación de nuevas regionales y colectivos, que se van conformando a la par de la lucha contra el ajuste, y ante la falta de respuesta de las autoridades y de las organizaciones preexistentes”. La última entidad que se sumó a la federación se trata del PAUS, organización médica de la provincia de Jujuy nacida de las protestas de los médicos y profesionales autoconvocados, que en los primeros días del año confirmó que se suma a la estructura nacional de FESPROSA.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias