jueves 09 de febrero de 2023 - Edición Nº1527

Gremiales | 12 ene 2023

POLEMICA

Antonio Aracre habló de reforma laboral y los gremios le salieron al cruce

El flamante jefe de asesores presidenciales confirmó su intención de “modernizar el mercado de trabajo”, y encendió las alarmas sindicales. Si bien aclaró que los dichos fueron “a título personal”, recibió una lluvia de cuestionamientos por parte de la dirigencia sindical.


El fin de semana, el futuro jefe de asesores presidencial Antonio Aracre habló de la posibilidad de una reforma laboral, y encendió las alarmar sindicales. El ex CEO de Syngenta sostuvo su intención de "modernizar el mercado de trabajo", lo que se entendió como un aval a cambios en las leyes laborales. Las críticas no se hicieron esperar, lideradas por uno de los cotitulares de la CGT, Pablo Moyano, quien definió al nuevo funcionario como "un técnico que nunca habrá salido de una oficina", lo calificó de "chanta" y hasta le pidió al jefe de Estado que lo despida.

 

Los rechazos a Aracre se fueron sucediendo con el correr de los días. Desde el Frente Sindical para el Modelo Nacional que encabeza Moyano también salieron a cuestionarlo el titular del sindicato de Canillitas, Omar Plaini, que le recomendó que revise a las empresas proveedoras del Estado que tienen "trabajadores no registrados", en lugar de "caer en el mismo error de los neoliberales o sectores de derecha que están obsesionados con la legislación laboral argentina, a la que quieren erradicar definitivamente".

Las críticas continuaron a lo largo de los últimos días, no solo con expresiones de la dirigencia de la CGT o de las dos CTA, sino también de diputados y senadores del Frente de Todos, que ni siquiera aceptaron las aclaraciones de Aracre quien explicó que las declaraciones fueron "a título personal" y que el Presidente "no piensa ni cree necesaria una reforma laboral". Aracre se refirió a "una modernización laboral para pibes menores de 30 o adultos mayores de 50 con dificultades para insertarse en el mercado de trabajo. Hoy la mitad de los trabajadores están dentro del sistema y la mitad fuera del sistema laboral". Explicó que "pensando en qué puede llegar a ser interesante para Juntos por el Cambio para que accedan a sentarse en una mesa de diálogo, a pesar de las disputas que existen en otros temas, creo que podría ser una modernización laboral".

 

La CTA de los Trabajadores que conduce Hugo Yasky aprovechó la ocasión para poner el foco en Syngenta, al tiempo que usó a Aracre como "una figura que se supone amigable, pero llega al Gobierno para hablar de reforma laboral cuando los que evaden o no cumplen con la legislación son los empresarios" destacando que "el problema laboral de la Argentina no son los trabajadores y trabajadoras ni las leyes, que son admiradas en el resto del mundo, sino las patronales".

Por su parte, el secretario General de la CTA Autónoma, Hugo "Cachorro" Godoy, sostuvo: "Tuvimos que enfrentar cuatro años de macrismo donde persiguieron, amenazaron, le armaron causas y metieron presos a la dirigencia sindical; cerraron 25 mil pymes, depreciaron el salario mínimo vital y móvil, subieron la desocupación y la pobreza y viene este buen señor a hablar de la reforma laboral" y se preguntó: ¿Sabrá que ya se aplicó y no dio resultado?".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias