jueves 09 de febrero de 2023 - Edición Nº1527

Gremiales | 10 ene 2023

ROBO EN EL MUSEO

Aristizabal reclamó mayor seguridad en el Fiorito y criticó a la dirección del hospital

El secretario General de CICOP aseveró que “no es la primera vez que alguien entra al hospital y desaparecen cosas de valor”.


Aníbal Aristizabal, secretario General de la Asociación Sindical de profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) expresó que el robo ocurrido este fin de semana en el Museo del Hospital Fiorito de Avellaneda  “generó una conmoción muy grande dentro de los trabajadores y las trabajadoras y reavivó un poco el tema del reclamo de seguridad”.

Según el comunicado que difundió el gremio, en el robo se sustrajeron piezas históricas de “un valor inconmensurable, como es el microscopio del español Pío del Río Hortega, reconocido médico por sus estudios sobre el sistema nervioso y sus aportes en el campo de la neurohistología”.

Pedimos que el hospital no sea un lugar donde uno pueda entrar y hacer lo que quiera sin que nadie le pregunte nada, no estamos hablando de restringir el acceso porque es un hospital público y tiene que ser irrestricto para quien lo necesite pero uno tiene que dar cuenta para qué va”, reclamó Aristizabal, médico del centro de salud.

Solicitó que se realice “una investigación que dé una respuesta para que se pueda recuperar lo robado y para que no se sigan dando estas situaciones desafortunadas”. Agregó que “para que suceda algo así tiene que haber algún tipo de inteligencia previa y es lo que las autoridades van a tener que investigar”.

“Fue en la biblioteca del hospital que tiene un horario de atención y después cierra pero barreteando una puerta tenés acceso a algo que es invaluable. Esto no fue casual y de hecho creo que los destrozos que realizaron en el Departamento de Docencia e Investigación tiene más la finalidad de cubrir una acción que tenía una finalidad que era sustraer objetos específicos”, consideró.

Recordó, en este marco, que “los avisos se venían dando porque no es la primera vez que un paciente o un trabajador le roban algo pero es como que se naturalizó tanto que no hay ningún tipo de control”. “CICOP y otros gremios hemos planteado en reiteradas oportunidades que haya controladores hospitalarios para orientar a las personas que están dando vueltas y si hay alguien que no tiene razón de ser en el hospital en ciertos horarios, no tiene que permanecer”, sostuvo.

En esta línea criticó que “por parte de la dirección no hubo respuesta nunca”. “Hoy estamos lamentando este episodio en un contexto donde no hay ningún tipo de registro de ingreso al hospital y es algo muy propio del Fiorito porque si yo voy al Gandulfo hay un cuidador que me pregunta a dónde voy, por lo menos me pregunta eso y acá no hay nada de eso y es un problema”, cuestionó.

Remarcó que “si bien es cierto que esto podía haberle pasado a cualquiera, sucede en un momento donde no hay ningún tipo de control sobre el ingreso y la circulación dentro del hospital, esto no es nuevo, habla de un cierto grado de desmanejo donde cualquiera puede entrar a cualquier hora, puede hacer lo que quiera y nadie lo frena".

“Hay cámaras de seguridad donde está filmado el hecho, están las caras registradas de las personas que vulneraron la puerta de la biblioteca pero eso fue algo que llevó un tiempo y en lapso o nadie miro las cámaras o fueron participes necesarios del hecho o no había seguridad en ese momento. No lo sé pero claramente está hablando de una gestión que no está observando en detalle”, sentenció.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias