sábado 04 de febrero de 2023 - Edición Nº1522

Gremiales | 2 dic 2022

ANALISIS

Los choferes de la UTA eligen conducción: una elección con repercusiones internas y externas

El oficialismo encabezado por Roberto Fernández buscará ganarle a una oposición que viene creciendo en visibilidad, con apoyo de otros gremios. El panorama interno está fragmentado, pero con buenas chances para la lista oficial. El impacto para el resto del movimiento obrero.


Por: Diego Lanese

Cuando en 2006 se hizo cargo del gremio, ante la renuncia del histórico Juan Manuel “Bocha” Palacios por un escándalo por la compra de millonarios campos, Roberto Fernández no era parte de los principales dirigentes del país. Siempre secundando al titular de la UTA, fue cultor del perfil bajo. Su gestión inició en momentos que la actividad crecía, de la mano de la política de subsidios del gobierno de Néstor Kirchner, que mantenía las tarifas muy bajas, en especial en el AMBA. La UTA de Palacios fue parte del MTA, el espacio liderado por Hugo Moyano para resistir a las políticas neoliberales de los 90. Pero Fernández tenía otros planes, y volvió a la CGT unificada, y se volvió parte de su mesa chica. Hoy, volvió a un sector “rebelde” y se alejó de la conducción de la central obrera, en medio de cuestionamientos internos y externos. Por eso es clave que logre la reelección, en los comicios que finalizan hoy. Para eso, deberá derrotar a una lista opositora que cuenta con apoyos varios, pero que por ahora no parece tener el peso específico para derrotar al oficialismo a un estatuto restrictivo.

 

Desde ayer, cerca de 80 mil choferes de todo el país están en condiciones de votar en alguna de las 1.100 mesas dispuestas por la Junta electoral para los comicios. Fernández encabeza la lista Celeste y Blanca, mientras que su rival es Miguel Ángel Bustinduy, ex aliado del “Gallego” y hombre fuerte en el grupo Dota, de gran peso en el transporte público en especial en el AMBA. En 2018, el sector intentó participar de los comicios, pero por un estatuto muy restrictivo no logró ser confirmada la nómina. Pero este año corrió mejor suerte. Pero en el inicio del proceso sufrió un importante revés. En septiembre, cuando se hizo congreso para elegir la Junta Electoral, el oficialismo logró una importante mayoría, mientras el sector opositor intentó frenar esa cumbre en la Justicia, sin éxito. Con esto, Fernández se garantiza de alguna manera controlar de cerca la elección.

Bustinduy es delegado de la UTA en el grupo Dota, y luego de ser parte del oficialismo rompió por diferencias con Fernández. La pelea derivó en el armado de la lista opositora, que cuenta con todo el respaldo de las casi 60 líneas de este grupo. En los últimos años fue muy crítico de la situación del gremio y de su obra social, y fue aglutinando respaldos dentro de la UTA y por fuera. El apoyo más notable es el de Pablo Moyano, quien se mostró varias veces con el dirigente. A fines del 2019, el enfrentamiento llegó a lo físico: integrantes de la agrupación tomaron la sede de la entidad, y obligaron a Fernández a esconderse en la terraza. El titular de la UTA denunció “destrozos y violencia”, mientras los seguidores de “Mickey”, como se conoce a Bustinduy, pedían la renuncia del secretario general. Desde ese momento, el referente opositor radicalizó su discurso. En Lomas de Zamora, en una asamblea en la empresa que maneja la línea 145, dejó en claro su postura: “necesitamos un cambio, Fernández se tiene que ir”.

 

Con el control de la Junta electoral, Fernández se mantiene confiado respecto a las elecciones. En agosto pasado, ante unos 8 mil delegados de todo el país, se despachó con fuertes críticas al sector opositor y su vinculación con Dota. “Quieren el gremio para los empresarios ¿Quién les paga si ellos no trabajan? ¿Quién les paga para gastar tanto en caros abogados?”, sostuvo. “Por qué no gastan esos recursos para defender a los trabajadores de estas empresas, que están sufriendo, sin antigüedad, haciendo negocios con los aportes de los trabajadores, cobrándoles las multas de tránsito, sin pagar horas extras con trabajadores que no se pueden quejar por miedo a ser despedidos. Son mercenarios”, disparó Fernández. Como respuesta, desde la lista opositora le pidieron “transparencia”, y esperan que no haya irregularidades. “Queremos que dejen votar a los trabajadores y respeten su voluntad”, dijo un dirigente de la agrupación, ante la consulta de Política del Sur.

La dirigencia opositora buscará desplegar un importante número de fiscales, claves para poder “defender los votos”, para lo cual colaboraron algunos sectores afines. Un ejemplo de esto sucede en Mar del Plata, donde el candidato a secretario general de la Azul, Maximiliano Escriba, cuenta con el apoyo de Facundo Moyano, que la aportó logística para los comicios. En tanto, en la primera jornada, hubo normalidad en el desarrollo de los comicios, salvo en Santa Fe, donde se denunció que las urnas llegaron tarde. En esa seccional encabeza la conducción un dirigente cercano a Bustinduy, Osvaldo Agrafogo, y en septiembre de este año sufrió la intervención nacional. En algunas seccionales, como La Plata, por primera vez en décadas habrá lista opositora.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias