sábado 04 de febrero de 2023 - Edición Nº1522

Provincia | 2 dic 2022

Interna amarilla

Larreta profundiza sus apariciones con Santilli en Provincia mientras Bullrich se recuesta en su mesa bonaerense

El alcalde porteño busca consolidar los apoyos a su candidato a gobernador mientras la presidenta del PRO cede el manejo del armado a Iguacel, de la Torre, Grindetti y Monzó. Ritondo continúa equidistante de ambos espacios a la espera de una definición de Macri


Por: Federico Cedarri

La campaña sigue su trajinar pese a la esfera de euforia mundialista que envuelve el escenario político, si bien aminoró la marcha no contribuyó a desestimar las escaramuzas internas en los distintos espacios políticos.

La provincia de Buenos Aires es el epicentro donde se dará la batalla más cruenta, en términos electorales claro está, entre el oficialismo y la oposición, donde alumbra un enfrentamiento preliminar entre el gobernador Axel Kicillof y el Colo Diego Santilli, que cuenta con el apoyo constante y persistente del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La interna del PRO no afloja un ápice en la provincia de Buenos Aires donde la confusión le gana terreno a la previsibilidad.

Santilli asoma en los números como el candidato más competitivo del espacio, si bien en un momento selló un pacto de no agresión con el otro postulante de fuerte raigambre en la estructura amarilla, Cristian Ritondo, lo cierto es que comienza a alejarse la posibilidad de aunar esfuerzos para conformar una formula conjunta.

Las encuestas a las que accedió PDS que pasaron por el laboratorio larretista marcan que Santilli estaría ganando en siete de las ocho secciones electorales y perdiendo por un margen menor al que se esperaba en la populosa Tercera Sección.

Si bien son todas conjeturas precoces, le sirven al larretismo para sacar pecho e intentar instalarse como la opción más encumbrada dentro del espacio.

Si bien en el entorno de Santilli no descartan la conformación de fórmulas híbridas con el radicalismo bonaerense, se sienten más proclives  a consolidar un binomio vertical puro o en su defecto sumando algún peronista no kirchnerista.

En tanto, el jefe de Gobierno porteño no descuida un segundo el territorio bonaerense y sus laderos repiten como un mantra que no hay Nación sin Provincia de Buenos Aires: “Sería complicado gobernar para Horacio si el kirchnerismo gana la provincia”, deslizó ante PDS un legislador amarillo ligado al juego de los intendentes.

Rodríguez Larreta refuerza su armado con los jefes comunales que le responden como el bahiense Héctor Gay, el marplatense Guillermo Montenegro, el olavarriense Ezequiel Galli y el platense Julio Garro: “Tenemos con La Plata, Mar del Plata y Bahía los distritos más populosos del interior adentro”, chapea otro referente de aquel espacio..

Sin embargo el Pelado parece no confiarse en los sondeos que le acercan y acentúa sus recorridas por el conurbano donde sabe que se podría definir la elección, sostiene el buen predicamento en la Primera Sección y en el Primer Cordón cercano a la Capital Federal pero admiten que flaquea la penetración en el Segundo y Tercer Cordón del Gran Buenos Aires.

Larreta no se la piensa hacer fácil al bullrismo: pidió internas en los tres niveles.

En rigor, lo que el porteño busca es que los intendentes que lo apoyen no se relajen como él supone que lo harían si se constituyeran listas unificadas en los distritos y la secciones electorales para legisladores provinciales, la llamada Y.

Bullrich acelera el paso y busca consolidarse en el interior bonaerense

En tanto los operadores de la principal contrincante de Rodríguez Larreta, la jefa del PRO nacional, Patricia Bullrich, aceleran a destajo el armado en los 135 distritos donde buscarán consolidarse a partir de la materialización de la mesa bonaerense de la Piba que monitoreará las implicancias en todo el territorio provincial.

El espacio estará supervisado por los tres candidatos a gobernador que despuntan en la fuerza, el alcalde de Capitán Sarmiento Javier Iguacel, el senador provincial peronista republicano Joaquín de la Torre y el lanusense Néstor Grindetti.

Hay una particularidad entre los tres postulantes, los dos primeros descuentan que Bullrich será finalmente la candidata única del espacio más ortodoxo del PRO y mientras que Grindetti aún continúa cavilando si Mauricio Macri finalmente participará de la interna.

En su entorno razonan que si el ex presidente juega, el intendente de Lanús tendría todos los boletos para emigrar a su lado, pero en el caso contrario de que desista de la aventura de un segundo tiempo sí volcaría con convencimiento su estructura para apoyar a Bullrich.

Los tres candidatos miden parejo colgados a la boleta presidencialista de Patricia”, explica a PDS un legislador que reviste en las huestes del bullrismo.

“La dinámica de arrastre del voto es de arriba hacia abajo, por lo menos es lo que estamos viendo hasta el momento”, completó.

También habita en el agrupamiento cercano a la titular del PRO el ex presidente de la Cámara de Diputados Nacional, el tejedorense Emilio Monzó, que reconcilió intereses con la Piba y algunos aventuran que hasta podría caber la posibilidad que se lance a la arena bonaerense para competir por el espacio para la gobernación.

La incógnita en el universo amarillo continúa siendo el rol que ocupará el otro candidato en danza, el líbero Cristian Ritondo.

Si bien el ex ministro de Seguridad bonaerense explicó hasta el cansancio que continúa ligado políticamente con la otra presidenciable, María Eugenia Vidal, no deja de enviar señales contradictorias hacia el resto de los sectores.

Desde el bullrismo aseguraron a PDS que Ritondo busca ganar tiempo hasta que Macri se pronuncie sobre sus intenciones políticas futuras: “Nos expresó que se definirá cuando el ex presidente tome una decisión, si no juega Mauricio creemos que estará de nuestro lado”, aventura esperanzado un armador de la Piba.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias