viernes 09 de diciembre de 2022 - Edición Nº1465

Provincia | 23 nov 2022

Estrategias oficialista

Pese a la tónica discursiva que dejó una puerta abierta, Cristina no tendría intenciones de ser candidata a presidenta

La Vicepresidenta se muestra como el oráculo del peronismo y consolida su alianza con los alcaldes del conurbano. Seguiría con la premisa de postularse para senadora nacional por la provincia de Buenos Aires con la intención de apuntalar la suerte de Kicillof.


Por: Federico Cedarri

El acto multitudinario que encabezó Cristina Kirchner en el estadio Diego Maradona de La Plata sirvió para dejar en claro que la Vicepresidenta está pensando en ser candidata aunque la ambigüedad discursiva no dejó resquicio para presumir a qué cargo ostentará.

Pese al operativo clamor encabezado por La Cámpora para que encabece la oferta nacional del Frente de Todos, la Vicepresidenta seguiría firme en su pensamiento de ser candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, con la intención de garantizar la continuidad de su proyecto político en un territorio que se ha constituido en una meca para el kirchnerismo.

Salvo circunstancias excepcionales, Cristina intentaría esquivar una postulación presidencial por lo que buscaría elaborar una jugada similar a la que prohijó como cuando, contra todas las previsiones, le cedió el primer lugar de la fórmula al moderado Alberto Fernández y dió jaque mate a la estrategia de confrontación de la grieta a la que apostaba ciegamente Mauricio Macri.

Si bien la coyuntura ahora difiere mucho de aquel escenario y la sociedad hoy parece hastiada por el deterioro salarial producto de la alta inflación, Cristina buscará mantener su centralidad durante los próximos meses mostrándose como catalizadora de las distintas vertientes del peronismo y buscando ganar tiempo para visualizar algún posible postulante que con su venia pueda encabezar la oferta oficial.

La Vicepresidenta recibe encuestas que le advierten que en un escenario fragmentado una hipotética candidatura presidencial suya podría aspirar a una segunda vuelta, pero no pasaría el filtro del ballotage por el elevado número de personas que confiesan que nunca la votarían.

El inconveniente principal de Cristina Kirchner en su intento de diferenciación con el gobierno de Alberto Fernández es la crisis económica que le pone severos límites al slogan encarnado en la esperanza de un futuro mejor a esta administración, que en definitiva es la que ella ayudó a construir.

El tiempo que trascurre también desfigura las expectativas que en su momento se habían focalizado en el Plan Massa, ya que la falta recurrente de dólares y el salto inflacionario atentan contra una estabilidad necesaria para que el Frente de Todos pude posicionarse con algún viso de posibilidades en la arena electoral nacional.

Los alcaldes bonaerenses han hecho trascender su enfado debido a que el plan Precios Justos no llegaría a los almacenes debido a la falta de acuerdo del Gobierno nacional con los proveedores, por lo que los productos acordados solo estarían disponibles en las grandes superficies comerciales: Saben los intendentes del conurbano que los sectores de menores recursos comprar sus enseres alimenticios fundamentales en los negocios de cercanía.

Ante el giro discursivo de Cristina Kirchner poniendo énfasis en la inseguridad, que se abate sobre el Gran Buenos Aires, los jefes comunales vislumbraron la oportunidad de volver a la carga para materializar una descentralización en la seguridad.

En concreto, solicitan la vuelta de las policías comunales bajo control estricto de los jefes distritales que manejarían autárquicamente los recursos que enviaría hipotéticamente la provincia.

En rigor, es un tiro por elevación al modelo de seguridad implementado por Sergio Berni cuestionado en un efecto pinza no solamente por los alcaldes oficialistas sino también por los intendentes juntistas.

Alianza vigente de Cristina con los alcaldes del conurbano y consolidación de la candidatura de Kicillof

Las postrimerías del acto de La Plata reflejaron la certeza de que continúa incólume la alianza de Cristina con los alcaldes del conurbano, compartió una velada con ellos en la residencia de la gobernación donde se habría comenzado a esbozar la estrategia electoral en la provincia que contemplaría la vuelta a los distritos para buscar la reelección de los intendentes con uso de licencia que son hoy funcionarios de Axel Kicillof, entre ellos el lomense Martín Insaurralde y malvinense Leonardo Nardini.

También constituyó un respaldo inequívoco de la Vicepresidenta a la postulación de Axel Kicillof que le sirvió ciertamente al Gobernador para aventar los fantasmas de cierta incordia que tendrían los referentes camporitas y los alcaldes de conurbano respecto a su intento reeleccionista.

El mandatario bonaerense consolida su candidatura por el imperio de los números ya que es el único candidato del Frente de Todos competitivo en provincia de Buenos Aires, y con la sutil particularidad que retiene íntegro todo el caudal de votos de Cristina Kirchner.

Kicillof tiene como materia pendiente la seducción del electorado medio del interior provincial que le ha dado la espalda en 2021, y quizás por eso se explique la postergación del revalúo de las extensiones rurales que no solo habría encarecido el tributo que pagan los productores sino que repercutiría como efecto dominó sobre el impuesto a los bienes personales.

Cerca del Gobernador entienden que la acentuación de la obra pública en todos los rincones del territorio bonaerense le podría granjear al mandatario una adhesión cercana al 45 % de los votos, vital para ganar en una provincia donde se vence por un solo sufragio de ventaja.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias