jueves 01 de diciembre de 2022 - Edición Nº1457

Provincia | 18 nov 2022

Resultados dispares

La interna radical no consolidó liderazgos

El abadismo sacó pecho por su triunfo en la mayoría de distritos del Gran Buenos Aires pero perdió La Matanza y Lomas de Zamora con Evolución. Estrepitosa derrota de Dominichini en Almirante Brown y victoria clara en La Plata de Nicoletti contra el armado del presidente del Comité Provincia que contaba con el apoyo del presidencialista Manes.


Por: Federico Cedarri

Las elecciones internas llevadas a cabo el domingo último en el seno del radicalismo provincial configuraron un escenario de heterogeneidad  donde no se pudo apreciar un ganador nítido entre los tres espacios en pugna que rivalizaron en distritos relevantes.

Si bien el oficialismo encarnado en la figura de Abab acordó con el possismo y Evolución una suerte de acuerdo tripartito de repartija de cargos que culminó con el consenso de una lista única para el Comité Provincia, distinta fue la suerte en municipios donde no pudieron cerrarse pactos y terminaron confluyendo en un proceso interno.

El oficialismo prefirió hacer hincapié en su triunfo en el cordón sur del Gran Buenos Aires en 9 de los 12 distritos donde se desarrollaron internas, destacando el porcentual 7 a 3 respecto a sus oponentes de Evolución.

Sin embargo, desde las huestes de Lousteau salieron presurosos a propalar que su agrupamiento resultó ganador en los municipios más populosos de la Tercera Sección Electoral, destacando justamente La Matanza y Lomas de Zamora.

Pero lo que omitieron deliberadamente los seguidores del economista porteño es la estruendosa derrota de su operador político y diputado provincial, Pablo Dominichini, que apadrinó la lista encabezada por Adrián Buffoni, funcionario de la Universidad de Almirante Brown, que fue derrotado con amplitud por una conjunción del abadismo y possismo que llevaron a Mariela Cinalli a la cabeza.

El resultado no dejó espacio para la confusión: el sector de Dominichini perdió en 8 de los 10 circuitos y quedó abajo 62% a 38%  sobre un total de 2300 afiliados que concurrieron a las urnas.

Sin embargo, Evolución sacó pecho y destacó sus victorias en Pergamino y Olavarría, dos distritos que controla el macrismo, vanagloriándose de haber derrotado a un abadismo que no vio colmada sus expectativas con los resultados del domingo.

Justamente en Mar del Plata, tierra del líder provincial correligionario, la lista del possismo le arrebató la presidencia de la juventud radical en aquel distrito costero.

Con Aldana Echeverría a la cabeza los seguidores del alcalde de San Isidro sacaron chapa y aplastaron al entonces oficialismo con el 60 por ciento de los sufragios.

Dispar fue la suerte para los possistas a nivel comité local donde el abadismo logró imponerse 60% a 40%, no obstante lograron la minoría y colaron varios representantes en la nueva conducción de órgano partidario local.

En La Plata arrasó Evolución con acusaciones cruzadas al garrismo

En la ciudad capital se dio una situación peculiar ya que se generó una alianza variopinta que incluyó el apoyo al dirigente y referente de Martín Lousteau, Pablo Nicoletti, que logró tras sus figura el encolumnamiento de sectores ligados al viejo tronco radical de la Coordinarira de Federico Storani y referentes como el diputado provincial Claudio Frangul y el concejal Diego Rovella, que apalancaron esta opción en desmedro de una conformación de urgencia del abadismo que intentó hacer pie en la Octava Sección electoral.

En rigor, el titular del Comité Provincia se recostó en un histórico como Sergio Panella que conserva una estructura importante en algunos circuitos de la ciudad pero que no le alcanzó para hacer una decorosa elección, aun habiendo logrado sobre el cierre de la campaña el apoyo del candidato presidencial, Facundo Manes, a instancias de Abad, para apuntalarlo en la recta final.

El triunfo de Nicolotti en 7 de los 8 comités local con alrededor del 62 por ciento fue un espaldarazo para un sector que si bien tiene un acuerdo con Julio Garro, de hecho el ganador ocupa una secretaría dentro del organigrama municipal, se lo acusó en el festejo de prestar apoyo logístico a la lista de Panella.

Esa inquina posteriormente se corporizó en inconvenientes para Garro que debía tratar el presupuesto en el Concejo Deliberante y el radicalismo retiro a sus ediles, entre los que se encontraba el hasta hoy titular del radicalismo local Diego Rovella, obligando al alcalde a buscar un acuerdo de emergencia con el peronismo para logra el quórum.

La elección interna deja un sabor agridulce para los sectores en pugna y ofrece un panorama incierto en lo que tiene que ver con la conformación de la oferta radical para enfrentar al PRO en las PASO.

Comienza a imponerse algunos criterios de gobernadores como el jujeño Gerardo Morales y el correntino Gustavo Valdez de intentar conformar duetos híbridos con los socios amarillos.

Martín Lousteau desliza un pensamiento similar basado en su acuerdo implícito con el larretismo para ir por el gobierno porteño.

Hasta ahora el rechazo del oficialismo radical a esa posibilidad de fórmulas cruzadas parece tajante ya que prefieren mantener la identidad partidaria con el consentimiento expreso de Facundo Manes.

El inconveniente radica en que los resultados electorales no fueron lo suficientemente amplios para ningún sector como para imponer criterios, por lo que se abre una instancia de negociación donde el partido deberá sintetizar una posición con vistas a un año electoral que se acerca irremediablemente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias