viernes 09 de diciembre de 2022 - Edición Nº1465

Gremiales | 7 nov 2022

CRISIS ECONOMICA

CFK volvió a pedir una suma fija y reavivó la discusión en el Frente de Todos

En la UOM, se volvió a escuchar el reclamo de un bono para todos los asalariados, que resiste la CGT y que analiza el presidente. Pablo Moyano sostuvo que “ayudaría a muchos trabajadores”.


En su presentación en un plenario de la UOM, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a hablar de una suma fija de refuerzo para mejorar el salario de los trabajadores, ante el contexto inflacionario que no sede. El propio titular del gremio metalúrgico Abel Furlán pidió esa medida, que es resistida por la Casa Rosada y una buena parte de la CGT, que insiste que son las paritarias las encargadas de lograr una mejora en los sueldos. “Veo lo mismo que Cristina: hay que tratar de recomponer los ingresos más bajo”, dijo conciliador el presidente Alberto Fernández, quien aseguró que está en estudio la posibilidad de otorgar una suma fija.

 

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, habló sobre la posibilidad de otorgar un bono o suma fija para los trabajadores como lo pidieron la vicepresidenta, Cristina, y el titular de la UOM, en el acto del pasado viernes en Pilar. “Estamos estudiando el tema”, dijo el mandatario en declaraciones radiales. El presidente aclaró que el tema “hay que verlo con cuidado” para no generar un problema adicional a la situación inflacionaria que ya es compleja.

 

“Veo lo mismo que Cristina: hay que tratar de recomponer los ingresos más bajos y hay que tener en cuenta cómo es el universo de los salarios más bajos”, expuso. El Presidente reiteró su pedido de que el Congreso avance en el tratamiento de la ley de renta extraordinaria porque hubo una ganancia “inesperada” producto de la coyuntura, que no era planificada ni responde a una inversión específica, y que por lo tanto “tiene que tributarse al Estado”. También aseveró que “una devaluación brusca hace empobrecer a la gente” y que por eso su gestión no avanzará en esa línea, al tiempo que elogió al ministro de Economía, Sergio Massa, por haber logrado “tranquilizar la economía y con rigor y sensatez económica”.

 

Por su parte, el cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, ratificó la posición de la central sindical en rechazo al pago de una suma fija a los trabajadores del sector privado porque “quita la dinámica” de las paritarias. “La suma fija la descartamos todos”, afirmó tras una reunión con la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, junto a miembros de la mesa chica cegetista en UPCN. El dirigente destacó el encuentro con Olmos donde se realizó un recorrido sobre la situación económica y salarial ante el fuerte impacto de la inflación en el poder adquisitivo de los sueldos.

Daer aseguró que Olmos “comparte la visión” de la CGT sobre una suma fija y avaló la posibilidad de reforzar salarios a través de bonos en el marco de las discusiones salariales con empresarios. “No es lo mismo un bono que una suma fija. Un bono hay actividades que lo tramitan en sus paritarias. La suma fija es otra cosa, es algo que se incorpora al básico y achata las categorías y le quita la dinámica que tienen las negociaciones colectivas”, explicó Daer.

 

Pero otro “peso pesado” de la CGT quienes que se otorgue la suma fija. Se trata de Pablo Moyano, quien reiteró su pedido después de que la líder del Frente de Todos planteara el viernes en un acto de la UOM que “es necesaria una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores”. El secretario adjunto de Camioneros le reclamó al Gobierno que disponga la entrega de “un bono fijo, una suma fija”. Dijo que esta medida “aliviaría a muchos trabajadores”, criticó que hace meses que el Gobierno la tiene en estudio y dijo que ayudaría a los empleados ante la escalada inflacionaria.

 

El cosecretario general de la CGT dijo que “el trabajador quiere un bono para fin de año” y que eso es lo que le piden al Gobierno, en declaraciones radiales. Consideró que al Ejecutivo “le falta un poco más de fortaleza en ese sentido, decirles: ‘Déjense de remarcar’” y que “tendrían que ser un poco más duros con estos tipos”.

 

Por otra parte, Moyano acusó a los empresarios por la inflación, en especial por las subas en los alimentos, y dijo que las compañías están “siempre remarcando” los precios. Planteó que no les cree “nada a los empresarios” y que “en pandemia se la llevaron en pala”. “Además del bono reclamamos universalización de asignaciones familiares, no es justo que solo las reciban 2,5 millones de trabajadores, deben cobrarlas los seis millones, se trata de medidas peronistas que deben efectivizarse”, dijo. Además, Moyano disparó: “Son ‘precios injustos’ los anuncios que hace el Gobierno, no creo en eso ni en los controles de precios”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias