sábado 28 de enero de 2023 - Edición Nº1515

Provincia | 22 oct 2022

PIDEN OBRAS Y MAS SEGURIDAD

Los barones del Conurbano le marcaron la cancha a Máximo: ¿Qué le dijeron al hijo de la Vicepresidenta?

Política del Sur cuenta un dato que ningún otro medio pudo revelar: preocupación por la FESIMUBO y la marcada de cancha a Máximo. Una encuesta que asusta. Qué le reclamaron a Berni y qué se dijo sobre las PASO. Tensión, reclamos, desconfianza: “Preguntamos con el corazón y Kici nos respondió con el bolsillo”. Qué dijo Espinoza del Evita.


Por: Ricardo Carossino

En el encuentro de la semana pasada, del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, con los jefes comunales, se habló de cuatro ejes centrales, como fueron la seguridad, las obras públicas, las PASO y la economía. La presencia de Jorge Ferraresi (Vivienda) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas) respondió a estos factores; así como Julio López, ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense.

Por el Ejecutivo provincial, estuvieron la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, de Desarrollo, Andrés "Cuervo" Larroque, de Infraestructura, Leonardo Nardini, y el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde.

Además, de Fernando Espinoza (La Matanza), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Federico Achával (Pilar), Ariel Sujarchuk (Escobar); Mariano Cascallares (Almirante Brown); y el presidente del Grupo Bapro, Gustavo Menéndez (Merlo).

Según la oficialista agencia de noticias Telam, un dirigente que ofició de vocero afirmó que “el mensaje fue positivo y quedó demostrado que, a pesar de las diferencias internas, sigue habiendo muy buen diálogo; con lo cual, si se controla la inflación y se ordena lo político, hay futuro”. Decadente declaración pour la galerie que podría decir cualquier vecina del conurbano ante una góndola de comida.

Pero lo que indagó Política del Sur con fuentes propias, algunas presentes en la reunión, dista demasiado de esa “elegante” declaración. En rigor, los barones le marcaron con fuerza la cancha a Máximo Kirchner. La pregunta es ¿por qué?.

Se puso sobre la mesa una encuesta que señala que los posibles candidatos a gobernador del Frente de Todos reúnen un 35% de intención de voto (28% Kicillof y 7% Insaurralde), contra un 33% de los de Juntos por el Cambio (Diego Santilli 18%, Martín Tetaz 9% y Cristian Ritondo 6%), 11% de José Luis Espert y 3% de Néstor Pitrola, mientras 17% no sabe o piensa aún votar en blanco.

Ante estos números, el tema de las primarias abiertas fue una de las cuatro cuestiones centrales, como lo fue la seguridad en el Conurbano y por supuesto la necesidad imperiosa de que los jefes comunales trabajen a full desde los municipios, porque como ya adelantó PDSur en exclusiva hace dos semanas, ante la pésima gestión del gobierno nacional, la Provincia debe defenderse a capa y espada desde los barrios, o sea traccionar de abajo para arriba.

“(Axel) nos mandó a buscar votos porque no podemos dejar que se nos escape la elección del territorio por las malas decisiones del Gobierno", dijo a este medio uno de los dirigentes presentes.

Por supuesto que el primer reclamo ante el pedido de Kicillof fue claro, sencillo, directo y contundente: “Que nos den obras, que no nos apriete la FESIMUBO y que (el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio) Berni controle las calles calientes”.

El clima se ponía espeso y ante esto, el diputado Kirchner (MK), quizás “descolgado” de realidad, quiso poner orden y calma y dijo que había que trabajar y pensar en el ámbito nacional (intentando conseguir apoyo para la vicepresidenta Cristina Fernández). Según todos los medios nacionales, MK no dijo eso, pero una fuente muy confiable de este diario web, insistió en esa afirmación.

Esa misma fuente aseguró a PDSur: “Salieron con cara de orto (SIC) y falsas sonrisas para las cámaras. La reunión estuvo muy picante y cuando Maxi quiso hablar de la agenda nacional, le propusieron dejar lo nacional para otro momento porque ahora había que armar las estrategias para retener la provincia. No se le pararon de manos, pero le marcaron la cancha”.

Pero hay más. Otra de las fuentes consultadas por este medio confesó la insostenible tensión que hubo en el lugar: “(Los intendentes) pidieron guita para aguinaldos y aumento de sueldo a los municipales (para que la FESIMUBO no complique la gestión) y Kicillof les contestó como ministro de Economía y no como político.

Esa respuesta no gusto y un par de barones en el estacionamiento dijeron que ‘no entiende las roscas’ y que ‘las elecciones se ganan con votos’ y que hoy no los votan ni los empleados”.

Además, Kicillof convocó a una cumbre en la gobernación para el 20 de diciembre (nada menos), dentro de 60 días, en un año convulsionado social y políticamente. Hay un fuerte temor en los altos mandos políticos por el fantasma del 2001. Mensaje que le hicieron llegar a Berni y a Massa (este último no mandó representantes).

Por último, Epinoza insistió en el tema de las PASO, ante presión política que el Movimiento Evita está ejerciendo en La Matanza. Allí, la esposa de Emilio Pérsico (Patricia Cubría), se lanzó el 17 de octubre, oficialmente como candidata a intendenta y el barón del populoso municipio pidió que le saquen ese "problema" con la suspeción de las primarias, pero el tema quedó para otra oportunidad. 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias