jueves 25 de julio de 2024 - Edición Nº2059

Provincia | 4 oct 2022

POPULISMO INSTITUCIONAL

Si Macri fuera candidato, Manes rompería con Juntos, advirtieron fuentes radicales

Desde la Tercera Sección, fuentes consultadas advierten que Manes no quiere al ex Presidente de la Nación en la pelea de las PASO . No existe una foto donde se los vea "juntos", recalcan desde la UCR (este medio no la encontró). ¿Por qué el neurólogo esta enojado con el pelado Larreta? ¿Abbad abandonó a Manes? El médico quiere reeditar un ACyS.


Por: Ricardo Carossino

El diputado nacional Facundo Manes hizo explotar el frente Juntos, porque fue a la casa del ex Presidente de la Nación, Mauricio Macri (La Nación +) a acusarlo de stalinista de ultraderecha, al criticarlo por prácticas oscuras como puede ser nada menos que el espionaje ilegal, tanto a sindicalistas, ONG`s, kirchneristas y ante todo, a los propios dirigentes del PRO.

Incluso las críticas llegaron desde el mismo entorno de la UCR, ya que Maxi Abad, presidente de la UCR de la Provincia de Buenos Aires, planteó junto a otros dirigentes locales y nacionales "debatir y no especular", y advirtió que "cualquier intento de uniformidad lesiona al proyecto colectivo y democrático".

Tras las declaraciones Abad, la misma UCR emitió un duro comunicado donde además expresa la falta de propuestas (¿acto fallido?) y confirma que lo único que los une es la antipatía por Cristina Fernández de Kirchner: “La Unión Cívica Radical de la provincia de Buenos Aires trabaja, milita y sostiene la unidad de Juntos por el Cambio para derrotar al kirchnerismo. Y precisamente por eso, entendemos que la pluralidad, el debate, la discusión sincera y la transparencia son el camino hacia el progreso y el desarrollo nacional”, cierra el comunicado.

No cayeron bien las declaraciones de Manes tampoco en el PRO, y ante el ataque a situaciones de espionaje, hasta la creadora de la “gestapro”, como la ex gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal respaldaron al ex mandatario e incluso calificaron de “exceso” las declaraciones del neurocientífico, quien expresó que durante la gestión 2015-2019 hubo "populismo institucional", se espió gente, y consideró que tanto Macri como Cristina Fernández de Kirchner se retiraran de la política para pensar un nuevo país. También salieron a criticar a Manes, Cristian Ritondo y desde luego el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Estas reacciones no son ajenas a una coyuntura que tiene un pasado reciente en el que Manes padeció los ataques macristas en la interna que disputó con el diputado nacional, Diego Santilli, pero con Mauricio Macri los separa un abismo en términos intelectuales, que el neurocientífico no quiere expresar por temor a ser tildado de soberbio.

Para colmo, en una entrevista con una periodista extranjera, cuando al ex Presidente le preguntaron sobre si la guerra entre Rusia y Ucrania era desfavorable a la situación crítica del medio ambiente en el planeta, el admirado líder del PRO respondió: “Para recoger el guante, estando a la moda, yo creo que tenemos que practicar el swinger que funciona muy bien en las relaciones externas (SIC)”.

Es precisamente ese berenjenal amarillo lo que espanta a Manes. Según una fuente periodística que cubre a diario los pasillos del Congreso nacional consultada por PDSur y chequeada por otras tres fuentes de la Tercera Sección Electoral, Manes tendría en su cabeza la idea de “romper si MM es el candidato del PRO”.

Esta fuente del Congreso confió a este medio que Manes está tratando de convencer a Morales y admitió además que el factor en discordia con esta idea sería el “evolucionista” Martín Lousteau que tendría un acuerdo especial con Larreta para competir por la Ciudad de Buenos Aires, sobre todo ante la falta de un candidato amarillo que pueda hacerle sombra, pero la pregunta que se hace Manes en este momento es ¿por qué Larreta le entregaría a un radical el principal territorio amarillo?

Una de las tres fuentes radicales de la Tercera, consultadas por este medio admitió que esa idea sobrevuela por el cerebro del neurólogo. La cuestión, además de las posiciones intransigentes que exhibe el ala dura del PRO, es que Manes está cansado de que MM no aporte “nada al diálogo con los sectores moderados de Juntos”.

Manes es un radical moderado y además lo admite en todas las entrevistas que ofrece a los medios hegemónicos. En una de esas notas dada a CNN radio, el diputado dijo que “los votos para ganar no van a venir de los extremos, sino del centro”. Está frase grafica la idea que tiene el neurólogo que juega a meter a la UCR en una avenida más alfonsinista para dejar atrás “el bochornoso acuerdo político de Gualeguaychú en marzo del 15”, dijo a este medio una fuente del radicalismo de Avellaneda.

En rigor, tampoco a Manes le cae muy bien Larreta. Según pudo saber este medio, el diputado nacional de la UCR está “muy enojado porque en las PASO del 21 contra (el diputado nacional Diego) Santilli, el pelado mandó a su ejército de trolls a destruirlo en las redes”. De todos modos, también consideran que “entre MM y Bullrich, Larreta es el más moderado para charlar”.

La consideración de que Manes rompa con el PRO, tiene una respuesta y si bien antes de estos dichos radicales de “Adelante”, ponían como una posibilidad, ahora rechazan la idea porque temen que se precipite una ruptura que no esperaban de manera tan abrupta:  "Para nada se va a romper" dicen en el bunker de Manes. Aunque, dejan deslizar otra expresión: "Salvo que la UCR lo resuelva en su momento"

Una de las estrategias de Manes es acercar al Partido Socialista a la coalición electoral del próximo año, tratar de reeditar una suerte de nuevo Acuerdo Cívico y Social, pero con el PRO adentro. Es sin duda un desafío cuando menos interesante, sobre todo porque dentro del macrismo la disputa no es por ser moderado, sino todo lo contrario.

Pero la pregunta del millón es si la UCR tiene vida propia fuera de Juntos. La mayoría de las fuentes consultadas por PDSur reconocen que sin el PRO no pueden ganar en 2023. “La unidad no está en discusión”, dicen los radicales y alejan el fantasma de un radicalismo puro.

“Nuestro partido, que está fortalecido y con musculatura, tiene candidatos que hacen fuerza. Estamos trabajando todas las áreas para dejarle claro a la gente la planificación. Necesitamos esos moderados como Manes, para salir de la grieta", opinó la diputada provincial Alejandra Lordén en diálogo con Política del Sur.

Por su parte el concejal de Lanús, Emiliano Bursese, opinó: "Tenemos que reflexionar, no podemos hacer política contra el otro”, al tiempo que lamentó la grieta alimentada por ambos sectores: “Así es muy difícil. Hay que salir de la zona de confort, no está bien tirarnos piedras, hoy tenemos que ser racionales. Hoy salir de la grieta es más revolucionario que quedarse en la crítica”.

Acerca de las internas en Juntos, la crítica desde Avellaneda llegó desde la voz del histórico Juan Manuel Casella que dijo a PDsur radio: “Yo me eduqué en un radicalismo que producía ideas además de candidatos. Hoy se generan solo nombres propios, que no es coherente con los problemas que padece la Argentina”.

La diputada bonaerense por Juntos y dirigente de la UCR de Lanús, Nazarena Mesias, repudió el intento de asesinato que sufriera CFK y dijo que “ya no se puede vivir en los extremos. Fue un a toda la dirigencia política. Es un llamado a construir un diálogo luego de las crispaciones”.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias