miércoles 28 de septiembre de 2022 - Edición Nº1393

Provincia | 14 sep 2022

Estrategia opositora

Temor de los intendentes de Juntos por las consecuencias de la interna para la gobernación

Los alcaldes hicieron trascender su preocupación por el efecto de las reyertas intestinas en su estrategia de reelección. Son partidarios de formulas híbridas para la pelea en la provincia y solicitarán ir colgados de los binomios que se presenten a la PASO.


Por: Federico Cedarri

El vendaval de dificultades económicas que abreva en la coyuntura genera preocupaciones adicionales en quienes deben gestionar inmersos en la primera línea de fuego: los alcaldes bonaerenses.

En el contexto de aunar voluntades para explorar soluciones que puedan contribuir a dejar atrás los inconvenientes que se ciernen en el horizonte, los intendentes de Juntos celebraron días pasados una reunión en Balcarce, lugar a donde llevaron sus inquietudes y también se hicieron tiempo para advertir sobre las consecuencias devastadoras que podrían tener en sus distritos las peleas y disputas por las candidaturas a la gobernación.

En primer lugar, los alcaldes juntistas convinieron que seguirán exigiendo al gobernador Axel Kicillof la actualización de las partidas que se canalizan por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) votado durante los idus de diciembre y que constituyó una condición sine qua non para aprobar el presupuesto 2022.

También apuntaron elevar un reclamo por el Fondo de Seguridad ya que consideran que las partidas que le llegan de la provincia se tornan insuficientes para ponerle coto al incremento de la actividad delictiva, particularmente en los distritos del interior bonaerense.

Pero fundamentalmente decidieron empujar a sus legisladores para que insistan con la demanda de una autonomía municipal, ya que entienden que una descentralización de los recursos se constituye en indispensable para llevar a cabo la planificación y concreción de políticas públicas.

En la Legislatura se encuentran en estudio pedidos de necesidad de reforma parcial de la Constitución de la provincia de Buenos Aires para avanzar en el terreno de las autonomías municipales, uno del renovador José Luis Pallares y otro del radical David Hirtz, con la intención de lograr su tratamiento antes de que se apague el 2022.

Del mismo modo, los intendentes pondrán el dedo en la llaga en los reclamos que le harán llegar a Kicillof: peticionan un reparto transparente en lo que concierne a la distribución por coparticipación además de pedirle a la provincia que compense la suba del costo inflacionario para obras de infraestructura.

Las obras comienzan pero es difícil que se terminen, los costos se han disparado y nadie del ámbito privado va a trabajar a pérdida y el municipio solo tiene para los gastos básicos”, le explicó a PDS un legislador juntista ligado a un alcalde del interior.

Se hace perentorio un cambio en el criterio de distribución”, subió la apuesta.

En rigor, desde la perspectiva de los alcaldes juntistas sobrevoló en la reunión la posibilidad de peticionar que se explicite la información de la que se nutre la composición del Coeficiente Unico de Distribución (CUD).

Temor por las disputas provinciales

Los intendentes bonaerenses de Juntos por el Cambio dejaron subyacente en el ambiente una cuestión central en su estrategia de reelección: evitar la contaminación que podría emanar de las diferentes luchas por el discernimiento de la candidatura a gobernador que proliferan en la alianza.

En consonancia, tanto los centenarios radicales como los amarillos del PRO se muestran partidarios de consolidar la unidad de la alianza opositora y que se analice algún tipo de mecanismo para que los distritos no se vean afectado por los efectos colaterales que podría producir la interna por la nominación al premio mayor provincial.

Levantan una idea que patentó Mauricio Macri recientemente, que en las comunas donde los intendentes tengan buena imagen y se encaminen a la reelección no haya internas distritales y que las mismas solo se cristalicen en los territorios donde el peronismo gobierna como una forma de potenciar las chances juntistas.

Esa idea desagrada de sobremanera a Horacio Rodríguez Larreta que amenaza con extender su boleta solamente a los intendentes que respalden la candidatura de su alfil en la provincia, Diego Santilli.

Ante esa circunstancia, los alcaldes pregonan que se puedan llevar a cabo binomios híbridos a la gobernación y que sus postulaciones puedan ir colgadas a las ofertas electorales provinciales.

Si bien la mayoría de los intendentes expresan coincidencia con un sistema simular al que se llevó en el 2015 para la formula bonaerense más allá del orden de los integrantes del binomio, convinieron asimismo que es prematuro platearlo con tanto tiempo de antelación y prefirieron la prudencia: pondrán la propuesta a consideración de la mesa provincial de Juntos para su análisis pertinente.

Queda absolutamente explicitado que el principal objetivo de los intendentes de Juntos de todo pelaje político pasar por obtener la seguridad de que en sus distritos la injerencia de la interna por los cargos ejecutivos, sea a presidente o gobernador, no va empañar sus chances de reelección.

En ese menester hay coincidencia absoluta en cercar los municipios de las ondas expansivas de luchas intestinas ya que sostienen que solamente contribuirían a aumentar las chances de perder algunos distritos donde hay paridad con el peronismo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias